Teletrabajo

Summary

El teletrabajo o trabajo a distancia, permite trabajar en un lugar diferente a la oficina. El trabajo (pudiendo ser dependiente o autónomo) se realiza en un lugar alejado de las oficinas centrales, de las instalaciones de producción o del cliente que lo contrata, mediante la utilización de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TICs).[1][2]

Es el trabajo realizado a distancia utilizando las TICs para producir bienes y servicios por cuenta propia o ajena y vender productos y servicios al mundo. Las TICs necesarias para estas tareas son principalmente PC, Internet, celular, teléfono y cámara digital, entre otras. Dentro de Internet se engloba principalmente la navegación web y el correo electrónico. Y, según el caso, blogs, sitios web, software de traducción, mensajería instantánea (chat) y telefonía IP (voIP).

La Organización Internacional del Trabajo define el teletrabajo como una forma de trabajo que se realiza en una ubicación alejada de una oficina central o instalaciones de producción, separando al trabajador del contacto personal con colegas de trabajo que estén en esa oficina y como la nueva tecnología hace posible esta separación facilitando la comunicación.

Otras definiciones del concepto

El concepto de teletrabajo puede tener una definición amplia, una más estricta, otra de carácter jurídico y por último, una según su funcionalidad.

  • Definición amplia: forma de trabajo que se realiza en un lugar alejado de las oficinas centrales o centros de trabajo habituales,y que implica la utilización de equipos informáticos y de telecomunicaciones como herramientas primordiales para el cumplimiento de las actividades. De este concepto se confiere que trata de una manera de trabajar especialmente ligada a las nuevas tecnologías y su creciente desarrollo que han condicionado el ámbito laboral. Por este motivo se lo puede considerar al teletrabajo como e-trabajo ("e-working" o "electronic working"). El carácter inespecífico de esta definición lo confiere el hecho de que el e-trabajo engloba actividades asociadas a las nuevas tecnologías sin establecer el contexto en donde se desarrollan. Por ejemplo, un empleado de atención al cliente online desarrolla su labor de forma no presencial gracias al desarrollo de las nuevas tecnologías aunque este puede estar trabajando desde un establecimiento definido por la empresa o desde su hogar.
  • Definición estricta: comparte las características del concepto anterior con la salvedad de que el teletrabajo indefectiblemente, para ser considerado como tal, debe comprender una nueva organización singular del trabajo por lo que deja de considerarse sinónimos los conceptos de teletrabajo y e-trabajo. Dentro de esta visión, todo teletrabajo es e-trabajo pero todo e-trabajo no puede considerarse teletrabajo. Volviendo al ejemplo anterior, las normas, regulaciones y características de un trabajo convencional con presencialidad física en un espacio laboral asignado no son las mismas que el trabajo desarrollado desde el hogar u otro lugar móvil.
  • Definición jurídica: es una forma de organización laboral, que consiste en el desempeño de actividades remuneradas o prestación de servicios a terceros utilizando como soporte las tecnologías de la información y comunicación (TIC) para el contacto entre el trabajador y la empresa, sin que se requiera la presencia física del trabajador en un lugar específico de trabajo.
  • Definición funcional: es cualquier forma de trabajo desarrollado por cuenta de un empresario o de un cliente, y por parte de un trabajador dependiente, por un trabajador autónomo o por un trabajador a domicilio efectuado regularmente y durante una parte importante de su tiempo de trabajo, desde uno o varios lugares distintos al lugar de trabajo tradicional y mediante el uso de tecnologías informáticas y de telecomunicaciones.[1]

Descripción

Muchas de las tareas que se ejecutan en una oficina no requieren de la presencia del trabajador en su puesto y pueden ser realizadas a distancia utilizando las tecnologías de la información y la comunicación (más conocidas como TICs). De esta manera se disminuyen los tiempos de desplazamiento y se reducen los tiempos muertos sin tareas que realizar. También plantea una replanificación del trabajo; de horas en la oficina a horas dedicadas al trabajo.

Las TICs permiten procesar la información para el trabajo. En estas se puede englobar la computadora, el fax, el teléfono móvil, el propio Internet (correo electrónico, chat, llamadas sobre IP y videoconferencia), etc.

El trabajo puede ser desempeñado en una casa, en un centro de coworking, en un hotel, en un restaurante, en un ómnibus, en un automóvil, en un cibercafé o en cualquier otro lugar. El teletrabajo también es una excelente opción para personas con algún tipo de limitación que no pueden transportarse físicamente a su área de trabajo,[3]​ y para las personas que viven en países diferentes al de su trabajo.

Hoy, el teletrabajador tiene acceso a bases de datos, a reuniones virtuales y transferencia de información, lo cual le permite tomar decisiones en tiempo real, maximizando su eficiencia dentro de los procesos productivos.

Es común que los teletrabajadores adopten la modalidad de trabajo freelance, donde a través de distintas plataformas como Freelancer.com, Nubelo o Workana.com encuentran clientes remotos que están buscando sus servicios.

Los sistemas de conexión remotos, las mejoras de las comunicaciones, el cambio de mentalidad de muchas empresas que empiezan a ver el teletrabajo como un ahorro de costes, así como la percepción que tienen muchos empleados de esta modalidad, son algunos de los factores que están propiciando el avance de esta forma de trabajo.

Medidas de prevención de riesgos laborales

El teletrabajo presenta aspectos positivos y negativos en la salud física, mental y profesional del empleado; trabajar en casa disminuye el riesgo de estrés laboral, minimiza el riesgo de lesiones al disminuir la frecuencia de desplazamiento, permite lograr un equilibrio entre las demandas laborales y familiares, permite una mayor oportunidad de incorporar personas con capacidades especiales a la nomina laboral,[4]​se han reportado además una importante descenso del índice de ausentismo por enfermedad, y un incremento en la productividad laboral.[5]​ Los aspectos negativos que con frecuencia se informan son el aislamiento social, desmotivación por estancamiento de la carrera profesional, trastornos de ansiedad y conflictos familiares cuando se prioriza una alta carga laboral sobre los aspectos familiares.[6]

Los empleadores responsables con la salud laboral de sus empleados en teletrabajo, deben tener un equipo técnico que evalué el ambiente laboral en casa, observando los aspectos ergonómicos del mobiliario y el equipo tecnológico, la conducta ante la modalidad de trabajo, el entorno familiar y las aspiraciones profesionales del empleado, con el objeto de identificar factores de riesgo para lesiones físicas o trastornos psicológicos.[7]

Teletrabajo con perspectiva de género

Según el Instituto Europeo de la Igualdad de Género, la pandemia de COVID-19 ha demostrado el potencial que tiene el teletrabajo en las empresas. Sin embargo, también ha puesto de manifiesto los conflictos para equilibrar vida laboral y familiar, especialmente en mujeres con hijos de entre 0 y 5 años. Durante las jornadas de teletrabajo, las madres gestionan con más frecuencia que los padres interrupciones familiares. Esta sobrecarga puede llevar a una disminución de la productividad y afectar a su carrera profesional, así como la progresión salarial. [8][9]

El teletrabajo puede comportar riesgos vinculados a la conciliación, la corresponsabilidad y la igualdad de género.[10]​ El incremento de la carga de cuidados y trabajo doméstico, un desequilibrio de los horarios y el deterioro de la salud de las mujeres, por la falta de descanso, son algunos de los aspectos negativos de esta modalidad de trabajo. Por su parte, ONU Mujeres en su estrategia para favorecer la paridad de género, destaca la necesidad de fortalecer formas laborales flexibles, como el teletrabajo.[11]

Teletrabajo por países

En Alemania

Antes de la aparición del COVID-19 apenas un 3 % de los alemanes trabajaba desde casa. Sin embargo, durante la pandemia esta cifra ha aumentado al 30 %, según un estudio realizado por el centro de investigación y difusión Ifo Institute for Economic Research. Asimismo, un 54 % de las firmas alemanas ha declarado que reforzará el teletrabajo en la era postcovid.[12]​ Grandes empresas como Siemens o Deutche Bank ya han anunciado que el telebrabajo pasará a ser una opción permanente entre sus empleados.

En 2020 entró en vigor en Alemania una ley, que estará vigente al menos hasta el 30 de abril de 2021, para incentivar el teletrabajo durante la pandemia. Esta regulación incluye desgravaciones fiscales por día de teletrabajo.[13]​ Sin embargo, la Federación Alemana de Sindicatos califica esta ley de insuficiente y ha reclamado al gobierno alemán que la endurezca para evitar situaciones de abuso, mediante sanciones a las empresas que no ofrezcan la opción de teletrabajar a sus empleados.[14]​ En diciembre de 2020 el Ministro de Trabajo, Hubertus Heil, Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD), presentó una propuesta de ley para regular el derecho al teletrabajo de forma permanente.[15]​ La medida fue rechazada en el parlamento alemán por el bloque mayoritario conservador del partido de Angela Merkel.

En Argentina

El teletrabajo en Argentina no es una modalidad regularmente utilizada. Conforme al siguiente artículo del CIPPEC (Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento) y según los datos del módulo “teletrabajo” de la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) de 2017,[16]​ de un total de 3.432.791 trabajadores relevados en 12 aglomerados urbanos, apenas 267.826 realizan tareas asociadas al teletrabajo, resultando en un 7,8% del total del país. A su vez, de acuerdo al análisis de los datos del artículo anteriormente nombrado, indica que el porcentaje de trabajos que tiene el potencial para realizarse desde el hogar se encuentra entre un 27% y un 29% de los trabajos totales, ratio que se reduce sensiblemente si se corrige la estimación por el uso efectivo de TIC en los hogares, llegando a una estimación de piso de 18% en el caso de uso de computadoras.

Como consecuencia de la pandemia del COVID-19 y tal como ha sucedido en la mayoría de los países del mundo, se ha incrementado sustancialmente la modalidad de teletrabajo debido al confinamiento. Según un estudio llevado a cabo por IAE Business School (IAE),[17]​ donde se encuestaron a Gerentes y Directores de RR.HH de 111 empresas con un número de empleados entre menos de 50 y más de mil, el 65 % de las empresas no contaban con empleados con modalidad de teletrabajo. Sin embargo, a partir de la pandemia del COVID-19, el 42 % de los empleadores entrevistados tienen a más de la mitad de los trabajadores en dicha modalidad.

Marco Normativo

Antes de la pandemia del COVID-19 y decretado el aislamiento social preventivo y obligatorio, el teletrabajo en Argentina estaba regulado por las siguientes normas[18]​:

  • Resolución 21/2020
  • Ley de Contrato de Trabajo N° 20.744
  • Ley N° 25.800
  • Convenio de la OIT N° 177
  • Resolución N° 595/2013 - PROPET
  • Resolución N° 1552/2012 - SRT

A raíz de lo acontecido, se ha publicado el día 14 de agosto de 2020 la Ley N° 27.555 que establece el régimen legal del contrato de teletrabajo que, según el Artículo 19 de la misma, "entrará en vigor luego de noventa (90) días contados a partir de que se determine la finalización del período de vigencia del aislamiento social, preventivo y obligatorio".

En Ecuador

La Asamblea Nacional aprobó el 14 de septiembre de 2020 una Ley Orgánica de Apoyo Humanitario. En esta, se aplican directrices que regulan la modalidad de teletrabajo. Esto se da en el contexto de la crisis sanitaria Derivada del COVID-19 y el Código del Trabajo. El Ministerio de Trabajo también emitió un Acuerdo Ministerial referente al tema.[19]​ Los cuatro primeros meses de teletrabajo fueron evaluados con éxito a través de herramientas a nivel internacional.[20]

En España

Debido al COVID-19 de marzo de 2020 y al estado de alarma que declaró el Presidente del Gobierno Pedro Sánchez, se ha recomendado desde el gobierno que todas las empresas que puedan teletrabajar desde casa lo implementen para conciliar en este periodo.[21]​ La recomendación es promover el teletrabajo en todo el territorio español para la flexibilización de horarios y reuniones no presenciales.

En Indonesia

El teletrabajo desde Bali ha sido influenciado directamente por empresas que ofrecen una posición que involucra las redes sociales.[22]​ La modalidad de estas empresas se enfoca en dirigir a personas hacia Bali para contratarlas tras un concurso.[23]​ Esto ha creado un crecimiento en la modalidad dentro de estas islas.[24]​ Bali encabeza una lista organizada por Lonely Planet como uno de los mejores destinos para nómadas digitales que se dediquen al teletrabajo.[25]

Teletrabajo y medio ambiente

La crisis del COVID-19 ha provocado un aumento del teletrabajo a nivel mundial. Según un estudio de la fundación Más Familia,[26]​ casi la mitad de los empleados preferirían trabajar desde sus hogares. Los investigadores creen que esta tendencia haría descender los niveles de CO2 tres millones de toneladas por año sólo en España, cifra que se vería multiplicada si lo extendemos a todos los países. Además, esto no solo desencadenaría beneficios para el medio ambiente sino que también habría menor número de accidentes de tráfico como consecuencia de la reducción de los desplazamientos y por ende, menor tasa de mortalidad.

No obstante, una investigación británica,[27]​ ha rechazado la idea de que el teletrabajo favorece el desarrollo del medio ambiente. El hecho de que cada individuo trabaje desde su propia casa y no se haga uso del centro de trabajo común puede suponer, según el escenario, un aumento en el gasto energético en invierno por el consumo de calefacción.

Véase también

Referencias

  1. a b Buira, Jordi (2012). El teletrabajo. Entre el mito y la realidad. UOC. 
  2. «Teletrabajo» (html). Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social (Argentina). Archivado desde el original el 3 de abril de 2009. Consultado el 20 de marzo de 2020. «Para comprender el concepto es fundamental detallar que es una manera de organizar y realizar el trabajo a distancia con el uso de las tecnologías de la información y comunicación (TICS) en el domicilio del trabajador o en un lugar o establecimiento ajeno al empleador.» 
  3. Comisión TIC. «Telecapacitados. Teletrabajo para la inclusión laboral de personas con discapacidad». 
  4. Grzywacz, Joseph; Casey, Patrick; Jones, Fiona (2007). «The Effects of Workplace Flexibility on Health Behaviors: A Cross-Sectional and Longitudinal Analysis». Consultado el 26 de marzo de 2021. 
  5. Bailey, Diane; Kurland, Nancy (2002). «A review of telework research: findings, new directions, and lessons for the study of modern work». Consultado el 27 de marzo de 2021. 
  6. Montreuil, Sylvie; Lippel, Katherine (2003). «Telework and occupational health: a Quebec empirical study and regulatory implications». Consultado el 28 de marzo de 2021. 
  7. Robertson, Michelle; Schleifer, Lawrence; Huang, Yueng (2012). «Examining the macroergonomics and safety factors among teleworkers: development of a conceptual model». Consultado el 2 de abril de 2021. 
  8. «Covid-19 derails gender equality gains Print» (en inglés). 5 de marzo de 2021. Consultado el 3 de marzo de 2021. 
  9. Ibarra, Herminia; Guillard, Julia; Chamorro-Premuzic, Julia (16 de julio de 2020). «Why WFH Isn’t Necessarily Good for Women». Harvard Business Review. Consultado el 3 de abril de 2021. 
  10. Boletín de Igualdad en el Empleo, BIE (1 de julio de 2020). «Teletrabajo». Publicación gubernamental. Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades. Consultado el 24 de marzo de 2021. 
  11. «Paridad de género en las Naciones Unidas». Consultado el 3 de abril de 2021. 
  12. «Homeoffice-Potenzial weiterhin nicht ausgeschöpft». ifo Schnelldienst Digital (6). 3 de marzo de 2021. 
  13. Martínez, Antonio (12 de diciembre de 2020). «El 'home office' ha llegado a Alemania para quedarse: 600 euros al año por teletrabajar». El Confidencial. Consultado el 19 de marzo de 2020. 
  14. «Los sindicatos alemanes piden que el teletrabajo sea un derecho del empleado en pandemia». EFE/Cinco Días. 11 de enero de 2021. 
  15. «Coronavirus: Germany to draft new law amid rise in working from home». AFP/ Deutsche Welle. 12 de septiembre de 2020. 
  16. Albrieu, Ramiro. «Evaluando las oportunidades y los límites del teletrabajo en Argentina en tiempos del COVID-19». Abril del 2020. 
  17. Irigoin, Julián I. (Abril de 2020). «COVID-19: ACCIONES Y PREOCUPACIONES DEDIRECTIVOS DE RRHH - ARGENTINAAbril 2020». COVID-19: ACCIONES Y PREOCUPACIONES DEDIRECTIVOS DE RRHH - ARGENTINAAbril 2020. 
  18. «Gobierno Argentino. Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social». 
  19. «El Teletrabajo en Ecuador». 
  20. Telégrafo, El (21 de junio de 2020). «La nueva normalidad trae grandes desafíos en 3 áreas». El Telégrafo. Consultado el 25 de marzo de 2021. 
  21. Lerena, Sancho (16 de marzo de 2020). «Afrontar el teletrabajo forzoso» (html). Pandora FMS. Archivado desde el original el 19 de marzo de 2020. Consultado el 20 de marzo de 2020. 
  22. País, Ediciones El (17 de octubre de 2016). «Teletrabajar desde casa ya está anticuado: lo último es hacerlo en Bali». Verne. Consultado el 25 de marzo de 2021. 
  23. «Startup Company Globoversity To Pay People To Relocate To Bali, Indonesia To Purse A Remote Work Career». MarketWatch (en inglés estadounidense). Consultado el 25 de marzo de 2021. 
  24. «Bali, Medellín, Madeira o Benidorm: las ciudades que compiten por atraer a teletrabajadores de todo el mundo». LaSexta. 2 de febrero de 2021. Consultado el 25 de marzo de 2021. 
  25. «Una oficina en la playa o en el bosque». El Comercio. 17 de noviembre de 2020. Consultado el 25 de marzo de 2021. 
  26. Zamorano, Enrique (6 de marzo de 2020). «¿Teletrabajo para salvar el medio ambiente? El empleo desde casa no es tan buena idea». El Confidencial. Consultado el 19 de marzo de 2021. 
  27. «Office vs Home Working: How we can save our carbon footprint». WSP. 20 de febrero de 2020. Consultado el 19 de marzo de 2021. 

Enlaces externos

  • Wikcionario tiene definiciones y otra información sobre teletrabajo.
  • Wd Datos: Q1135326
  • Commonscat Multimedia: Telecommuting