Runaway Train

Summary

Runaway Train (El tren del infierno en España, Escape en tren en Argentina, Perú y Uruguay) es una película de 1985 dirigida por Andréi Konchalovski y protagonizada por Eric Roberts, Jon Voight y Rebecca De Mornay. La película narra la historia de dos convictos fugados y una trabajadora ferroviaria que quedan atrapados en un tren sin frenos que rueda a través de Alaska, en terreno desolado y cubierto de nieve. Galardonada con el premio Globo de Oro 1986 al mejor actor de película del género dramático (Jon Voight). La película marcaría el debut cinematográfico de Danny Trejo.

ArgumentoEditar

Oscar "Manny" Manheim (Jon Voight) es un despiadado ladrón de bancos y héroe de los convictos de Stonehaven, una prisión de máxima seguridad de Alaska. Después de dos intentos de fuga anteriores, Manny es puesto en confinamiento solitario durante tres años. Una orden judicial obliga al sádico director Warden Ranken (John P. Ryan) a liberarlo de dicho confinamiento. Planeando un tercer escape, Manny se ve obligado a avanzar su plan a mediados de invierno, después de ser apuñalado por un recluso (enviado por Ranken para eliminarlo). Manny recluta a último minuto a un prisionero acusado de abusar de una menor de edad, Buck McGeehy (Eric Roberts). Después de una ardua caminata a través de Alaska, que incluye atravesar un río helado, ambos se suben a un tren.

Después de que los empleados ferroviarios se retiran, el ingeniero ferroviario mayor sufre un ataque al corazón. A medida que el tren sin conductor acelera, los controladores Dave Prince (T. K. Carter) y Frank Barstow (Kyle T. Heffner) son alertados de la situación. Intentan mantener las despejadas vías, pero el fugitivo rompe el furgón de cola de otro tren. La colisión daña la cabina de la locomotora principal y atasca la puerta delantera de la segunda locomotora. Los convictos ahora saben que algo anda mal. El superior de Barstow, Eddie McDonald (Kenneth McMillan), le ordena que descarrile el tren. En este punto, suena la bocina del tren, alertando a las autoridades (y a los dos fugitivos) de que alguien está en el tren. Barstow cancela el descarrilamiento. Ranken concluye que sus dos convictos fugados están huyendo en ese tren sin control. Mientras tanto, los dos fugitivos son descubiertos por Sara (Rebecca De Mornay), una conductora de locomotoras, que explica que sonó la bocina y que el tren está fuera de control. Ella los convence de que saltar del tren sería suicida y explica que la única forma de detener el tren sería subirse al motor principal y presionar su interruptor de apagado, una hazaña casi imposible. Mientras hacen esto, logran apagar la tercera y cuarta locomotoras y casi descarrilan en un puente. Alguien también ve a las tres personas y alerta al control.

Los controladores desvían el tren fugitivo hacia una rama después de determinar que está a solo cinco minutos de una colisión frontal. Más adelante, el tren tiene una curva cerrada cerca de una planta química. Barstow acepta que deben estrellarlo, condenando así a las tres personas, en lugar de arriesgarse a una explosión química. Ranken obliga (golpeando) a Barstow a ayudarlo a llegar al tren en helicóptero. Manny intenta forzar a Buck a una lucha suicida alrededor de la nariz congelada del segundo motor. La intervención de Sara en nombre de Buck, obliga a un enfrentamiento armado entre Manny y Buck. Emocionalmente alterados, los tres caen en depresión. De repente, un cómplice de Ranken se baja de un helicóptero al motor principal, pero cae por el parabrisas del segundo motor y luego debajo del tren, muriendo en el acto. Alterado por la aparición de su archienemigo y decidido a no volver a prisión, Manny da un salto peligroso al motor principal. Apenas lo logra, aplastándose la mano. Ranken aborda la locomotora desde el helicóptero, pero Manny lo embosca, golpea y lo esposa.

Ranken ordena a Manny que detenga el tren antes de que se estrelle, pero Manny ha optado por morir en lugar de volver a ser capturado. Ranken dice que él también sabe morir. Cuando se le recuerda a Buck y Sara en el segundo motor, Manny desacopla su motor principal fuera de control. Se despide, ignorando los gritos de Buck para apagar el motor principal, y se sube al techo del tren en la nieve helada, con los brazos estirados, listo para llegar a su fin. Los compañeros de Buck y Manny lloran en la segunda cabina, que se detiene definitivamente. El tren, con Manny y Ranken a bordo, desaparece en la tormenta de nieve.

La película termina con una cita de Ricardo III de William Shakespeare:

"No existe bestia tan feroz que no sienta alguna piedad. Yo no siento ninguna, luego no soy tal bestia".

RepartoEditar

Actor Personaje Notas
Jon Voight Oscar "Manny" Manheim
Eric Roberts Buck McGeehy
Rebecca De Mornay Sara
Kyle T. Heffner Frank Barstow
John P. Ryan Ranken
T. K. Carter Dave Prince
Kenneth McMillan Eddie MacDonald
Stacey Pickren Ruby
Walter Wyatt Conlan
Edward Bunker Jonah
Reid Cruickshanks Al Turner
Dan Wray Recluso gordo
Michael Lee Gogin Recluso bajo
John Bloom Recluso alto
Norton E. "Hank" Worden Anciano
Danny Trejo Boxeador
Tiny Lister Jackson, un guardia de seguridad
Dennis Franz Policía No acreditado

CandidaturasEditar

OscarEditar

Año Categoría Película Resultado
1985 Mejor actor Jon Voight Candidato
1985 Mejor actor de reparto Eric Roberts Candidato
1985 Mejor montaje Henry Richardson Candidato

Enlaces externosEditar

  •   Datos: Q1137213