Populismo de derecha

Summary

Trump sosteniendo una biblia durante su visita a la iglesia episcopal de St. John (un gesto visto como un guiño al fundamentalismo cristiano) durante la campaña presidencial de 2020. La figura política del ex mandatario se considera clave para la alt-right y el populismo de derecha en EE.UU.

El populismo de derecha es una ideología política que combina la derecha política con retórica y temas populistas. De acuerdo con la definición de Cas Mudde, el populismo es una ideología política que divide a la sociedad en dos entes homogéneos y antagonistas: el pueblo y las élites. Desde una perspectiva de derecha, se percibe a las élites políticas y al Estado como intrínsecamente corruptos y burocráticos, por lo que hay una retórica que apela a los individuos y a la sociedad que se identifica como anti-estado, unida en torno a una religión mayoritaria, u opositora a otras tendencias políticas que se ubican como rivales.[1][2][3][4]

En Europa el populismo de derecha es una expresión que se usa para describir a grupos, políticos y partidos políticos generalmente conocidos por su xenofobia,[5]​ principalmente contra el mundo islámico,[6]​ y que en la mayoría de los casos tienen una postura euroescéptica.[7][8]​ El populismo de derecha en el mundo occidental está generalmente, aunque no exclusivamente, asociado con ideologías como el neonacionalismo,[9][10]​ la antiglobalización,[11]​ el nativismo,[12][13]​ en algunos casos al proteccionismo,[14]​ aunque en otros al libertarismo[2]​ y la oposición a la inmigración.[15]​ Las ideas y sentimientos anti-musulmanes y el antisemitismo sirven como los "grandes unificadores" entre las formaciones políticas de derecha en todo Estados Unidos y Europa.[16]​ Las opiniones tradicionales de la derecha, como la repulsión por el Estado de bienestar, sumado a una fuerte reivindicación de la “incorreción política”, posiciones antiprogresistas y antiigualitarias, hasta partidos o movimientos con inclinaciones o simpatías neonazis, también se describen bajo el populismo de derecha, hay en este abanico político una monstrificación de la justicia social acompañada en ocasiones de un sutil discurso antidemocrático.[17][2][18][19][20]

A partir de la década de 1990, los partidos populistas de derecha se establecieron en las legislaturas de varias democracias, entre ellas Australia, Brasil, Canadá, República Checa, Dinamarca, Estonia, Francia, Alemania, Rumania y Suecia; y entraron en gobiernos de coalición en Austria, Bélgica, Bulgaria, Chile, Finlandia, Grecia, Italia, Israel, Letonia, Lituania, los Países Bajos, Nueva Zelanda, Noruega, Eslovaquia y Suiza; y gobiernos mayoritarios en India, Turquía, Hungría y Polonia.[21]​ Si bien los movimientos de extrema derecha en los Estados Unidos se han estudiado por separado, donde normalmente se la llama "derecha radical", algunos escritores los consideran parte del mismo fenómeno.[22]​ El populismo de derecha en los Estados Unidos también está estrechamente vinculado al paleoconservatismo.[23]​ El populismo de derecha es distinto del conservadurismo, pero varios partidos populistas de derecha tienen sus raíces en los partidos políticos conservadores.[22]​ Otros partidos populistas tienen vínculos con movimientos fascistas fundados durante el período de entreguerras, cuando el fascismo italiano, alemán, húngaro, español y japonés subió al poder. El principal ideólogo del paleolibertarismo, Murray Rothbard, señalaba en el siglo XX que la “estrategia correcta” de los paleoliberatrios y libertarios en los Estados Unidos era el populismo de derecha, que pasaba por prenderse del racismo existente entre la sociedad norteamericana, y otras posturas reaccionarias, para lograr introducir sus ideologías económicas en la lucha política.[17][2]

Desde la Gran Recesión,[24][25][26]​ los movimientos populistas de derecha como el Agrupación Nacional (antes Frente Nacional) en Francia, la Liga Norte en Italia, el Partido por la Libertad en los Países Bajos y el Partido de la Independencia del Reino Unido comenzaron a crecer en popularidad[27][28]​ en gran parte debido a la creciente oposición a la inmigración de Oriente Medio y África, el aumento del euroescepticismo y el descontento con las políticas económicas de la Unión Europea.[29]​ Las opiniones políticas de 2016 del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, han sido resumidas por los expertos como populistas de derecha[30]​ y nacionalistas.[31][32]

Definición

La clasificación del populismo de derecha en una sola familia política ha resultado difícil y no es seguro si existe una categoría significativa, o simplemente un conjunto de categorías, ya que los partidos difieren en ideología, organización y retórica de liderazgo. A diferencia de los partidos tradicionales, tampoco pertenecen a organizaciones internacionales de partidos afines, y no usan términos similares para describirse a sí mismos.[21]

Los académicos usan la terminología de manera inconsistente, refiriéndose a veces al populismo de derecha como "derecha radical"[22]​ u otros términos como neo-nacionalismo.[33]Pippa Norris señaló que "las obras de referencia estándar utilizan tipologías alternativas y diversas etiquetas que categorizan a los partidos como "ultras" o "extrema", "nueva derecha", "antiinmigrante" o "neofascista ", "antiestablishment", "populista nacional", "protesta", "étnico", "autoritario", "antigobierno", "antipartidista", "ultranacionalista", "neoliberal", "libertario" y así sucesivamente".[21]​ Ciertamente, suelen estar muy asociados al término de populismo de derecha, los conceptos de extrema derecha y neofascismo.[4]

Piero Ignazi dividió los partidos populistas de derecha, a los que llamó "partidos de extrema derecha", en dos categorías: colocó a los partidos de derecha tradicionales que se habían desarrollado a partir de la derecha histórica y los partidos postindustriales que se habían desarrollado de manera independiente. Colocó al Partido Nacional Británico, al Partido Nacionaldemócrata de Alemania, a la Unión Popular Alemana y al antiguo Partido del Centro Holandés en la primera categoría, cuyo prototipo sería el disuelto Movimiento Social Italiano; mientras que él colocó al Frente Nacional francés, a los republicanos alemanes, al antiguo Vlaams Blok belga (que incluiría ciertos aspectos de los partidos tradicionales de extrema derecha), al Partido Danés de Progreso, al Partido del Progreso de Noruega y al Partido de la Libertad de Austria en la segunda categoría.[34][35]

Otras de las características de esta corriente son en el plano social un acendrado conservadurismo, mientras que en el económico es común un discurso que suele acogerse en el liberalismo económico, aunque con planteamientos exacerbados que llegan hasta posicionarse en el anarcocapitalismo, y con conclusiones antisociales similares a las del fascismo tradicional. Está de la misma manera presente una visceral retórica anticomunista propia del siglo XX y una denuncia permanente de todo lo relacionado con la izquierda.[36][37][4]​Algunos otros aspectos suelen ser la descalificación de los impuestos como “rémoras de la esclavitud”, afirmaciones negacionistas del cambio climático que alegan que el calentamiento global antropogénico es “una mentira del socialismo”, el recurso de la violencia verbal contra los disidentes ideológicos, y recientemente, una cercanía con el movimiento anticuarentena debido a la pandemia de covid.[38]

Ideología

En Europa posee generalmente un carácter euroescéptico.[39]​ El populismo de derecha estigmatiza a los grupos que considera peligrosos para la sociedad, como los menos productivos —generalmente extranjeros y creyentes de religiones distintas a la de la cultura mayoritaria— y afirma la existencia de conspiraciones contra el bien común.[40]​ En el plano económico, apoya normalmente una combinación de medidas liberales como la reducción de los impuestos junto con algunas medidas intervencionistas como el proteccionismo.[41]​También tienen en común una hostilidad hacia los inmigrantes, combinado con discursos xenófobos.[42]​ El populismo de derechas contiene elementos programáticos que forman parte de su propuesta, como asociar inmigración a la criminalidad y a la disgregación de la patria, o la preocupación por la seguridad ciudadana.[43]

El populismo de derecha no debe confundirse con la extrema derecha, aunque esta última es habitualmente populista,[44]​ conjugan elementos que derivan de la agenda liberal clásica, y de la tradición conservadora y un aparente discurso de la "antipolítica" o post-política, presentándose a sí mismos como "el cambio", la nueva política o recurriendo a figuras empresariales como candidatos, tal como Berlusconi en Italia, Petró Poroshenko en Ucrania y Donald Trump en EE. UU.[45]

En general el populismo de derecha despliega políticas asistencialistas en la perspectiva de control social y la seguridad ciudadana[46]​ y se caracteriza por la preeminencia en su discurso político y en sus programas electorales de los tópicos más fácilmente reconocibles en el pensamiento de derechas: la prioridad de la seguridad frente a la igualdad, la tendencia a criminalizar y judicializar los problemas sociales y la construcción de un nacionalismo excluyente, con tintes etnicistas o culturalistas.[47]

En el caso de los Estados Unidos, analistas políticos consideran que la clase media blanca es el sector más vulnerable a caer en estas corrientes ideológicas de corte autoritario y reaccionario, al identificarse como un estamento social privilegiado, cuyos privilegios precisamente creen que podrían verse amenazados. Tal situación se manifiesta en su marcada oposición a la migración, en la identificación del migrante como el “pobre indigno” (undeserving poor) al que acusan de supuestamente aprovecharse de los servicios de asistencia social. También en una férrea oposición a que estas personas puedan volverse ciudadanos, en la creencia que de hacerlo votarán por la izquierda política y se desarrollará un Estado de bienestar, cuestión que deploran.[2]

Al populismo de derecha van extendidamente muy relacionados los términos de ultraderecha o neofascismo, y son a menudo intercambiables por las importantes similitudes que estos conceptos tienen tanto en el ámbito emocional como el ideológico. Como componente emocional suele distinguirse en estas tendencias ideológicas la idea del decadentismo; la supuesta perversión de las sociedades modernas, así como una nostálgica apreciación por un idealizado pasado en donde el gobierno era supuestamente más pequeño y la condición social de inferioridad de los migrantes y las mujeres era generalmente aceptada. Hay también una feroz aversión al multiculturalismo y una actitud displicente frente al liberalismo por su tolerancia hacia este fenómeno.[2]

Partidos como estos, calificados usualmente en los medios de comunicación y en los debates políticos públicos como filonazis, ultras, de extrema derecha, fascistas o neofascistas, comenzaron a surgir desde los años 80, con una oleada de nuevos partidos nacidos de la familia ideológica de la extrema derecha, que comenzaron a articular nuevos discursos alejándose paulatinamente de sus raíces fascistas y ultras, configurando una nueva familia de partidos que ha sido calificada como “nueva extrema derecha” (Ignazi 2003). La calificación de “nueva extrema derecha” se fundamentaba en dos claves interpretativas básicas: el recurso a actitudes xenófobas como columna vertebral de su programa electoral y la plena asunción del sistema político democrático liberal, algo que diferencia a estos partidos de la extrema derecha clásica y del fascismo (Rodríguez Jiménez, 2006).

Ejemplos

Simpatizantes de la Derecha alternativa estadounidense en la ciudad de Charlottesville, Virginia. El nazismo, el nacionalismo blanco y el anarcocapitalismo son consideradas ideologías populistas de derecha.

Han sido calificados como populistas de derecha políticos como el presidente de Estados Unidos Donald Trump [48]​ y su ex estratega jefe Steve Bannon. Además se puede citar al Tea Party Movement[49]​ y a la exgobernadora de Alaska Sarah Palin.[49]​ En Hungría Viktor Orbán de origen conservador y el actual primer ministro de dicho país.[50][51]​ Otros ejemplos europeos incluye a partidos como Forza Italia, Marine Le Pen con el Frente Nacional en Francia, Heinz-Christian Strache con el Partido de la Libertad de Austria, el Partido de la Independencia del Reino Unido, Alternativa para Alemania,[52][53]​ y el partido Ley y Justicia de Polonia.[54]Amanecer Dorado en Grecia, Petró Poroshenko en Ucrania.[55]​ Los gemelos Jaroslaw Kaczyński y Lech Kaczyński en Polonia junto a las formaciones Autodefensa de la República de Polonia y la Liga de las Familias Polacas, la Liga Norte en Italia junto a Silvio Berlusconi, Fidesz en Hungría.[56]​ El Partido por la Libertad (PVV), del populista de derecha Geert Wilders. En España existe Vox.[57][58]​ Ejemplos latinoamericanos incluyen al expresidente Alberto Fujimori en Perú y su hija y candidata presidencial Keiko Fujimori,[59]​ en Paraguay el Partido Colorado,[60]Juan José Gómez Centurión con la alianza NOS en Argentina, José Antonio Kast con el Partido Republicano en Chile,[61]​ políticos mexicanos como Jaime Rodríguez Calderón, Felipe Calderón y Vicente Fox[62]​ o como Fabricio Alvarado y Juan Diego Castro en el caso de Costa Rica.[63][64][65][66]

Referencias

  1. Deutsche Welle (2021). «¿Tienen algo en común los populistas europeos y Donald Trump?». 
  2. a b c d e f El Cuaderno. Elliot Gulliver-Needham (Marzo, 2019). «¿Por qué los libertarios viran hacia la extrema derecha?». 
  3. Mudde, Cas; Rovira Kaltwasser, Cristóbal (2013). «Exclusionary vs. Inclusionary Populism: Comparing Contemporary Europe and Latin America». Government and Opposition 48 (2): 149-150. doi:10.1017/gov.2012.11. 
  4. a b c Tinta limón Ediciones. Wendy Brown (30 de octubre de 2020). «En las ruinas del neoliberalismo». 
  5. Sharpe, Matthew. «The metapolitical long game of the European New Right». The Conversation (en inglés). Consultado el 24 de marzo de 2017. 
  6. Traub, James. «The Geert Wilders Effect and the national election in the Netherlands». chicagotribune.com (en inglés estadounidense). Consultado el 24 de marzo de 2017. 
  7. Buruma, Ian (10 de marzo de 2017). «How the Dutch Stopped Being Decent and Dull». The New York Times. ISSN 0362-4331. Consultado el 24 de marzo de 2017. 
  8. David Adams (28 de junio de 2019). «Identity and Democracy Group: United on the Outside, Divided on the Inside?». eu-logos.org (en inglés). 
  9. «The New Nationalism». Online Library of Law & Liberty. 8 de diciembre de 2016. Consultado el 24 de marzo de 2017. 
  10. Taub, Amanda (8 de julio de 2016). «A Central Conflict of 21st-Century Politics: Who Belongs?». The New York Times. ISSN 0362-4331. Consultado el 24 de marzo de 2017. 
  11. North, Bonnie. «The Rise of Right-Wing Nationalist Political Parties in Europe» (en inglés). Consultado el 24 de marzo de 2017. 
  12. «Fear of Diversity Made People More Likely to Vote Trump». The Nation. ISSN 0027-8378. Consultado el 24 de marzo de 2017. 
  13. «The political lexicon of a billionaire populist». Washington Post. Consultado el 24 de marzo de 2017. 
  14. «The End of Reaganism». POLITICO Magazine. Consultado el 24 de marzo de 2017. 
  15. Greven, Thomas (May 2016). «The Rise of Right-wing Populism in Europe and the United States». Friedrich-Ebert-Stiftung. 
  16. Bangstad, Sindre (2018). «The New Nationalism and its Relationship to Islam». Diversity and Contestations over Nationalism in Europe and Canada. London: Palgrave Macmillan UK. pp. 285-311. ISBN 978-1-137-58986-6. doi:10.1057/978-1-137-58987-3_11. 
  17. a b Reporte Sexto Piso. Pablo Stefanoni en entrevista con Steven Forti (Agosto, 2021). «La derecha transgresora y cool». 
  18. Edsall, Thomas (16 de diciembre de 2014). «The Rise of ‘Welfare Chauvinism’». New York Times. Consultado el 4 de enero de 2015. 
  19. Rippon, Haydn (4 de mayo de 2012). «The European far right: actually right? Or left? Or something altogether different?». The Conversation. Consultado el 4 de enero de 2015. 
  20. Matlack, Carol (20 de noviembre de 2013). «The Far-Left Economics of France's Far Right». Business Week. Consultado el 4 de enero de 2015. 
  21. a b c Pippa., Norris, (2005). Radical right : voters and parties in the electoral market. Cambridge University Press. ISBN 0511139888. OCLC 67618981. Consultado el 24 de enero de 2019. 
  22. a b c 1954-, Kaplan, Jeffrey, (1998). The emergence of a Euro-American radical right. Rutgers University Press. ISBN 0813525632. OCLC 39129969. Consultado el 24 de enero de 2019. 
  23. «The Trump phenomenon and the European populist radical right». Washington Post. Consultado el 24 de marzo de 2017. 
  24. Judis, John B. (5 de octubre de 2016). The Populist Explosion: How the Great Recession Transformed American and European Politics. Columbia Global Reports. ISBN 978-0997126440. 
  25. Cooper, Ryan (15 de marzo de 2017). «The Great Recession clearly gave rise to right-wing populism». The Week. Consultado el 20 de noviembre de 2017. 
  26. Sarmadi, Dario (20 de octubre de 2015). «Far-right parties always gain support after financial crises, report finds». EURACTIV. Consultado el 20 de noviembre de 2017. 
  27. «The map which shows how Ukip support is growing in every constituency but two». The Independent (en inglés británico). 15 de mayo de 2015. Consultado el 24 de marzo de 2017. 
  28. Hunt, Alex (21 de noviembre de 2014). «UKIP: The story of the UK Independence Party's rise». BBC News (en inglés británico). Consultado el 24 de marzo de 2017. 
  29. Lowe, Josh; Matthews, Owen; AM, Matt McAllester On 11/23/16 at 9:02 (23 de noviembre de 2016). «Why Europe's populist revolt is spreading». Newsweek. Consultado el 24 de marzo de 2017. 
  30. «Trump's 6 populist positions». POLITICO. Consultado el 24 de marzo de 2017. 
  31. Reinhard, Beth (8 de noviembre de 2016). «Donald Trump Ends Election 2016 the Way He Started It». Wall Street Journal. ISSN 0099-9660. Consultado el 24 de marzo de 2017. 
  32. «How Donald Trump’s nationalism won over white Americans». Newsweek (en inglés). 15 de noviembre de 2016. Consultado el 24 de marzo de 2017. 
  33. «From 'Brexit' To Trump, Nationalist Movements Gain Momentum Around World». NPR.org. Consultado el 24 de marzo de 2017. 
  34. Mudde, C. (2002). The Ideology of the Extreme Right. Manchester University Press. ISBN 9780719064463. Consultado el 3 de enero de 2015. 
  35. 1940-, Schain, Martin,; R., Zolberg, Aristide; 1964-, Hossay, Patrick, (2002). Shadows over Europe : the development and impact of the extreme right in Western Europe (1st ed edición). Palgrave MacMillan. ISBN 0312295936. OCLC 49226325. Consultado el 24 de enero de 2019. 
  36. el desconcierto.cl. Julio Cortés Morales (26 de febrero de 2020). «Nueva derecha, neofascismos y violencia callejera». 
  37. kaosenlared. Jose Luis Carretero Miramar (4 de agosto de 2017). «La ultraderecha que viene». 
  38. Crónica. Fran Ruiz (14 de septiembre de 2021). «Argentina ya tiene su líder populista y antisistema». 
  39. «Right-Wing Populism in Europe». transform-network.net (en inglés). Septiembre de 2011. Consultado el 7 de junio de 2016. 
  40. «Key Characteristics of Right-Wing Populism». rightwingpopulism.us (en inglés). Consultado el 7 de junio de 2016. 
  41. «Examining the Rise of Right Wing Populist Parties in Western Europe» (pdf) (en inglés). College of Saint Benedict and Saint John’s University. 2014. Consultado el 7 de junio de 2016. 
  42. Anna Triandafyllidou (2009), Greek Immigration Policy at the Turn of the 21st Century. Lack of Political Will or Purposeful Mismanagement?, European Journal of Migration and Law, vol. 11, n.º 2, pp. 159-178.
  43. Antón-Mellón, Joan, y Aitor Hernández-Carr. «El crecimiento electoral de la derecha radical populista en Europa: parámetros ideológicos y motivaciones sociales.» Política y Sociedad, Vol 53, N.º 1, 2016: 17-28.
  44. «The Rise of Right-wing Populism in Europe and the United States» (pdf) (en inglés). Friedrich Ebert Stiftung. Mayo de 2016. Consultado el 7 de junio de 2016. 
  45. Mouffe, Chantal. «El fin de la política y el desafío del populismo de derecha.» En El populismo como espejo de la democracia, de Francisco Panizza, 71-96. Buenos Aires: FCE, 2009.
  46. https://www.pagina12.com.ar/14150-macri-y-el-populismo-de-derecha
  47. Antón-Mellón, Joan, y Aitor Hernández-Carr. «El crecimiento electoral de la derecha radical populista en Europa: parámetros ideológicos y motivaciones sociales.» Política y Sociedad, Vol 53, N.º 1, 2016: 17-28.
  48. El populismo de derecha, El País, 19 de noviembre de 2016
  49. a b http://www.bbc.com/mundo/noticias/2016/01/160120_politica_eeuu_trump_palin_apoyo_wbm
  50. http://www.elcomercio.es/internacional/union-europea/201505/02/viktor-orban-agitador-populista-20150502001940-rc.html
  51. «Can right-wing populism be stopped?» (en inglés). The Week. 28 de diciembre de 2015. Consultado el 7 de junio de 2016. 
  52. «Voter Insecurities Feed Rise of Right-Leaning Populist Politicians» (en inglés). The New York Times. 10 de diciembre de 2015. Consultado el 7 de junio de 2016. 
  53. «Right Wing Populism in Europe – How do we Respond?» (pdf) (en inglés). Friedrich Ebert Stiftung. Mayo de 2014. Consultado el 7 de junio de 2016. 
  54. https://internacional.elpais.com/internacional/2017/02/04/actualidad/1486238611_848162.html
  55. Antón-Mellón, Joan, y Aitor Hernández-Carr. «El crecimiento electoral de la derecha radical populista en Europa: parámetros ideológicos y motivaciones sociales.» Política y Sociedad, Vol 53, N.º 1, 2016: 25.
  56. Mudde, Cas. «Populist Radical-Right Parties in Europe Today.» En Transformations of Populism in Europe and the Americas. History and Recent Tendencies, de Jhon Abromeit, York Norman, Gary Marotta y B.M Chesterton, 296-307. Londres: Bloomsbury Publishing, 2015.
  57. «Por qué no hay derecha populista en España (y el error de Vox que repite Podemos)». 
  58. ]«Will Bannonism Play in Spain?». 
  59. https://internacional.elpais.com/internacional/2016/05/10/actualidad/1462832476_269719.amp.html
  60. http://www.ultimahora.com/paraguay-un-incipiente-populismo-tardio-ref name="Repercusiones del_1">«Repercusiones del triunfo de Macri en el contexto latinoamericano». QuatroTV. 25 de noviembre de 2015. Consultado el 10 de marzo de 2016. 
  61. «Kast, populismo de derecha y fake news». https://www.facebook.com/eldesconciertocl/. Consultado el 7 de julio de 2018. 
  62. «Calderón fue un peligro para México; Fox, un populista y demagogo: Espino». SDPnoticias.com. 8 de mayo de 2018. Consultado el 24 de enero de 2019. 
  63. «Populismo religioso en las urnas». El País. Consultado el 17 de julio de 2019. 
  64. Reid, Michael (2018). «La sombra de la vuelta al populismo». El País. Consultado el 17 de julio de 2019. 
  65. «Populismo de derechas». Thinking Heads. Consultado el 17 de julio de 2019. 
  66. Zúñiga Umaña, Fernando (2018). «Elecciones políticas en Costa Rica: vísperas de caos». Mundo. Consultado el 17 de julio de 2019. 

Véase también

  • Wd Datos: Q436860