Pauline Kael

Summary

Pauline Kael (19 de junio de 1919 - 3 de septiembre de 2001) fue una crítica de cine estadounidense, que escribió para la revista The New Yorker entre 1968 y 1991. Era conocida por sus reseñas "ingeniosas, mordaces, muy obstinadas y fuertemente enfocadas";[1]​ sus opiniones a menudo eran contrarias a las de sus contemporáneos. Fue una de las críticas de cine más influyentes de su época.[2][3]

Pauline Kael
Pauline Kael (1968).jpg
Kael en 1968
Información personal
Nacimiento 19 de junio de 1919 Ver y modificar los datos en Wikidata
Petaluma (Estados Unidos) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 3 de septiembre de 2001 Ver y modificar los datos en Wikidata (82 años)
Great Barrington (Estados Unidos) Ver y modificar los datos en Wikidata
Causa de muerte Enfermedad de Parkinson Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Estadounidense
Educación
Educada en Universidad de California en Berkeley Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Crítica de cine, escritora y periodista Ver y modificar los datos en Wikidata
Distinciones

Dejó una impresión duradera en varios críticos de cine prominentes. Roger Ebert sostuvo en un obituario que Kael "tuvo una influencia más positiva sobre el clima del cine estadounidense que cualquier otra persona en las últimas tres décadas". Según él, "no tenía teoría, ni reglas, ni pautas, ni estándares objetivos. No se podía aplicar su 'enfoque' a una película. Con ella todo era personal".[4]Owen Gleiberman señaló que Kael "era más que una gran crítica. Reinventó la forma y fue pionera en toda una estética de la escritura".[5]

BiografíaEditar

Primeros añosEditar

Kael nació en una granja de pollos ubicada en Petaluma, California, hija de Isaac Paul Kael y Judith Friedman, dos emigrantes judíos provenientes de Polonia. Su familia perdió la granja cuando Kael tenía ocho años, por lo que debieron mudarse a San Francisco.[2]​ En 1936 se matriculó en la Universidad de California en Berkeley, donde estudió filosofía, literatura y arte, pero abandonó la universidad en 1940. Kael tenía la intención de ingresar a la facultad de derecho, pero se unió a un grupo de artistas[6]​ y se mudó a la ciudad de Nueva York junto al poeta Robert Horan.[7]

Tres años más tarde, Kael regresó a Berkeley y "llevó una vida bohemia", escribiendo obras de teatro y trabajando en películas experimentales.[2]​ Su residencia era una casa de dos pisos de 1905, que fue un epicentro para las personas relacionadas con las artes. Las paredes estaban decoradas por obras de Jess Collins y David Young Allen, además de reproducciones de grabados de Matisse y Picasso. El artista Harry Jacobus, que vivía en una cabaña detrás de la casa, escribió: "su hogar en Berkeley era un Grand Central para las personas interesadas en las artes. Pauline organizaba veladas con la elite cultural, ya que le encantaba el conjunto de las múltiples voces de la floreciente escena artística del área de ka bahía de los años 1950 y 60". En 1948, Kael y el cineasta James Broughton tuvieron una hija, Gina, que Kael criaría sola.[8]​ Gina tuvo una enfermedad grave durante gran parte de su infancia;[9]​ para mantener a su hija y a ella misma, Kael realizó diversos trabajos, como cocinera y costurera, además de algunas labores como redactora publicitaria.[10]

Inicios de su carreraEditar

En 1953, el editor de la revista City Lights escuchó a Kael discutir sobre películas en una cafetería con una amiga y le pidió que escribiera una reseña de la película Candilejas de Charlie Chaplin.[2]​ Aunque algunas fuentes indican que Kael apodó a la cinta "Slimelight" (un juego de palabras con slime, que significa "baboso" en inglés), la palabra no es mencionada en su reseña, la que de todos modos fue negativa hacia la película.[11]​ A partir de entonces comenzó a publicar críticas cinematográficas de manera regular en revistas.[12]

Sobre su estilo de escritura, tiempo después lo explicó de la siguiente manera: "Trabajé para aflojar mi estilo, para alejarme de la pomposidad de los ensayos que aprendimos en la universidad. Quería que las oraciones respiraran, que tuvieran el sonido de una voz humana".[13]​ Kael menospreciaba el supuesto ideal de objetividad de los críticos, refiriéndose a ella como "objetividad de bobos",[6]​ e incorporó aspectos de la autobiografía en sus críticas.[10]​ En una reseña de la película neorrealista El limpiabotas (1946) de Vittorio De Sica, que es considerada una de sus críticas más memorables,[14]​ Kael describió la experiencia de ver la película de esta forma:

... después de una de esas terribles peleas de enamorados que lo dejan a uno en un estado de desesperación incomprensible. Salí del cine llorando y escuché la voz petulante de una chica universitaria que se quejaba con su novio: "Bueno, no veo qué tenía de especial esa película". Caminé por la calle, llorando ciegamente, sin saber si mis lagrimas eran por la tragedia en la pantalla, la desesperanza que sentía por mí, o la alienación que sentía por aquellos que no podían experimentar el resplandor de El limpiabotas. Porque si la gente no puede sentir El limpiabotas, ¿qué "puede" sentir? ... Más tarde me enteré que el hombre con el que me había peleado había ido esa misma noche y también había salido llorando. Sin embargo, nuestras lágrimas el uno por el otro y por El limpiabotas no nos unieron. La vida, como lo demuestra El limpiabotas, es demasiado compleja para finales sencillos.[14]

Kael transmitió varias de sus primeras críticas a través de la estación de la estación de radio pública alternativa KPFA, de Berkeley, y se hizo conocida además como la administradora del Berkeley Cinema Guild entre 1955 y 1960. Kael programaba películas en el cine "repitiendo sin excusas sus favoritas hasta que se convertían también en las favoritas de la audiencia".[15]​ También escribió reseñas "punzantes" de las películas, que sus empleadores comenzaron a recopilar.[16]

MasificaciónEditar

Kael continuó realizando diferentes trabajos hasta que recibió una oferta para publicar un libro de sus críticas. Publicado en 1965 con el título de I Lost It at the Movies, el libro vendió 150.000 ejemplares y se convirtió en un inesperado éxito de ventas. Coincidiendo con un trabajo en la revista femenina de alta circulación McCall's, Kael (como indicó Newsweek en un artículo de 1966) "se masificó".[17]

Ese mismo año, escribió una mordaz crítica de la popular película The Sound of Music en McCall's. Tras mencionar que parte de la prensa la había apodado "El sonido del dinero" ("The sound of money"), Kael se refirió al mensaje de la cinta como una "mentira azucarada que la gente parece querer comer".[18]​ Aunque algunos rumores[10]​ indicaron que esta crítica provocó que fuese despedida de McCall's (algo que fue indicado también en su obituario redactado por The New York Times), tanto Kael como el editor de la revista, Robert Stein, negaron esto. Según Stein, la despidió "meses más tarde, después de menospreciar cada película comercial, desde Lawrence de Arabia y Dr. Zhivago hasta El prestamista y A Hard Day's Night".[19]

Su despido de McCall's la llevó a escribir para The New Republic entre 1966 y 1967, donde los editores de la revista modificaban continuamente las reseñas de Kael sin su permiso. En octubre de 1967, Kael escribió un extenso ensayo sobre Bonnie and Clyde, que la revista se negó a publicar.[20]William Shawn de The New Yorker obtuvo el texto y lo publicó en la edición del 21 de octubre de su revista.[21][22]​ La crítica entusiasta que Kael escribió estaba en desacuerdo con la opinión imperante, que consideraba a la película como controvertida.[23]​ Según el crítico David Thomson, "ella estaba en lo correcto acerca de una película que había desconcertado a muchos otros críticos".[16]​ Pocos meses después de la publicación de su ensayo, Kael renunció a The New Republic.[24]​ En 1968, Shawn le pidió a Kael que se uniera a The New Yorker. Ella aceptó y hasta 1979 alternó como crítica de cine cada seis meses con Penelope Gilliatt; se convirtió en la única crítica de la revista en 1980, tras ausentarse un año para trabajar en la industria del cine.[2]

Trabajo en The New YorkerEditar

En un comienzo, algunos consideraron que su estilo de escritura coloquial no encajaba con la visión más sofisticada de la revista. Kael recordó "haber recibido una carta de un eminente escritor de New Yorker sugiriendo que estaba pisoteando a través de las páginas de la revista con botas de vaquero cubiertas de estiércol".[25]​ Sin embargo, durante su estadía en The New Yorker pudo aprovechar una plataforma que le permitió escribir extensamente, y con mínima interferencia editorial, logrando así una mayor prominencia. En 1968, la revista Time se refería a ella como "una de las principales críticas de cine del país".[26]

En 1970, Kael recibió un premio George Polk por su trabajo en The New Yorker. Durante esa época continuó publicando colecciones de sus escritos bajo títulos sugerentes como Kiss Kiss Bang Bang, When the Lights Go Down y Taking It All In. Su cuarta colección, Deeper into Movies (1973), ganó el Premio Nacional del Libro de Estados Unidos en la categoría "artes y letras".[27]​ Fue el primer libro de no ficción sobre cine que ganó ese premio.

Kael también escribió ensayos filosóficos sobre ir al cine, la moderna industria cinematográfica de Hollywood, y lo que ella percibía como la falta de coraje por parte del público para explorar películas menos conocidas y más desafiantes. Entre sus ensayos más populares se encuentra una crítica negativa sobre Marilyn: a Biography de Norman Mailer, un relato sobre la vida de Marilyn Monroe;[28]​ una incisiva mirada a la carrera de Cary Grant;[29]​ y "Raising Kane" (1971), un largo ensayo sobre la autoría de la película Citizen Kane.[30]

Encargado como una introducción para el guion de rodaje de The Citizen Kane Book, "Raising Kane" fue publicado por primera vez en dos números consecutivos de The New Yorker.[31][32]​ El ensayo amplió la disputa de Kael sobre la teoría de autor,[6]​ argumentando que Herman J. Mankiewicz, coautor del guion, era prácticamente el único autor del guion y la verdadera fuerza rectora de la película.[33]​ Kael alegó además que Orson Welles había planeado activamente privar a Mankiewicz de ser acreditado en la cinta.[34]​ Welles consideró demandar a Kael por difamación.[6]​ El director fue defendido por críticos de cine, académicos y amigos, incluyendo Peter Bogdanovich, quien refutó las afirmaciones de Kael en un artículo de 1972,[35]​ que incluía la revelación de que Kael se había apropiado de la extensa investigación de un miembro de facultad de la UCLA y no se lo atribuyó.[33][36][37]

Kael luchó contra lo editores New Yorker tanto como contra sus propios críticos.[38]​ Discutió con William Shawn para reseñar la película pornográfica de 1972 Garganta profunda, aunque finalmente cedió.[39]​ Según Kael, después de leer su crítica negativa de la cinta Badlands (1973) de Terrence Malick, Shawn dijo, "supongo que no sabías que Terry es como un hijo para mí", a lo que Kael respondió, "mala suerte, Bill", y su crítica fue publicada sin cambios.[40]​ Además de las confrontaciones esporádicas con el editor, Kael dijo que pasaba la mayor parte de su jornada laboral en casa, escribiendo.[41]

En 1979, Kael aceptó una oferta de Warren Beatty para ser consultora del estudio Paramount Pictures, pero dejó el cargo después de solo unos meses para volver a escribir críticas.[42]

Últimos añosEditar

A principios de la década de 1980, Kael fue diagnosticada con enfermedad de Parkinson, que tiene un componente cognitivo. A medida que su estado de salud empeoraba, se deprimió cada vez más con el estado de las películas estadounidenses, junto con la sensación de que "ya no tenía nada nuevo que decir".[40]​ El 11 de marzo de 1991, anunció que dejaría de escribir críticas de forma periódica.[43]​ Kael explicó que seguiría escribiendo ensayos para The New Yorker, junto con "algunas reflexiones y otros escritos sobre películas".[43]​ Sin embargo, durante los siguientes diez años no publicó ningún trabajo nuevo, salvo una introducción a su compendio de 1994, For Keeps. En la introducción (que fue publicada también en The New Yorker), Kael dijo, en referencia a su crítica cinematográfica: "Con frecuencia me preguntan por qué no escribo mis memorias. Creo que lo he hecho".[44]

Aunque no publicó nuevos escritos, Kael no era reacia a dar entrevistas, donde ocasionalmente daba su opinión sobre películas y programas de televisión. En una entrevista de 1998 para Modern Maturity, dijo que a veces se arrepentía de no poder hacer críticas: "Hace unos años, cuando vi Vanya on 42nd Street, quise tocar trompetas. Tus trompetas desaparecen una vez que te jubilas".[40]​ Kael falleció en 2001, en su casa de Great Barrington, Massachusetts, a causa de la enfermedad de Parkinson, a los 82 años.[45]

LibrosEditar

 
Portada de The Citizen Kane Book (1971)

ReferenciasEditar

  1. «Pauline Kael». Britannica Concise (en inglés). Archivado desde el original el 21 de junio de 2006. Consultado el 6 de julio de 2020. 
  2. a b c d e Van Gelder, Lawrence (4 de septiembre de 2001). «Pauline Kael, Provocative and Widely Imitated New Yorker Film Critic, Dies at 82». The New York Times (en inglés). Consultado el 25 de marzo de 2008. 
  3. «Remembering Pauline Kael». The New Yorker (en inglés). 10 de septiembre de 2001. Consultado el 6 de julio de 2020. 
  4. Ebert, Roger (22 de octubre de 2011). «Knocked up at the movies». RogerEbert.com (en inglés). Consultado el 6 de julio de 2020. 
  5. «Pauline Kael, Book Reviews, The Age of Movies, A Life in the Dark». Indie Wire (en inglés). 18 de octubre de 2011. Consultado el 6 de julio de 2020. 
  6. a b c d Houston, Penelope (5 de septiembre de 2001). «Pauline Kael». The Guardian (en inglés). Consultado el 6 de julio de 2020. 
  7. Brantley (1996), p. 127.
  8. Seligman (2004), p. 11.
  9. Brantley (1996), p. 10.
  10. a b c Tucker, Ken (9 de febrero de 1999). «A gift for effrontery». Salon.com (en inglés). Archivado desde el original el 6 de febrero de 2007. Consultado el 18 de abril de 2007. 
  11. Marcus, Greil (marzo de 2022). «“Some Notes on Chaplin's Limelight” (1953)». Artforum (en inglés) 40 (7). Consultado el 6 de julio de 2020. 
  12. Dean, Michelle (11 de abril de 2018). «Pauline Kael’s Long Delayed Big Break». The New Republic (en inglés). Consultado el 6 de julio de 2020. 
  13. Brantley (1996). p. 95.
  14. a b Seligman (2004). p. 37.
  15. Hom, Lisa (21 de noviembre de 2001). «All Hail Kael: A film series remembers the uncompromising New Yorker critic Pauline Kael». San Francisco Weekly (en inglés). Consultado el 6 de julio de 2020. 
  16. a b Thomson, David (2002). "Pauline Kael." The New Biographical Dictionary of Film. New York: Alfred A. Knopf.  ISBN 0-375-70940-1. p. 449-50.
  17. Brantley (1996). p. 3-4.
  18. Kael, Pauline (1968). Kiss Kiss Bang Bang (en inglés). Toronto: Bantam. pp. 214-215. ISBN 0-316-48163-7. 
  19. «THE SOUND OF MUSIC: Kael's Fate». The New York Times (en inglés). 3 de septiembre de 2000. Consultado el 6 de julio de 2020. 
  20. Bailey, Jason (11 de agosto de 2017). «'Bonnie and Clyde,' Pauline Kael, and the Essay That Changed Film Criticism». Flavorwire (en inglés). Consultado el 6 de julio de 2020. 
  21. Overbey, Erin (17 de marzo de 2010). «Eighty-Five From the Archive: Pauline Kael». The New Yorker (en inglés). Consultado el 6 de julio de 2020. 
  22. Kael, Pauline (21 de octubre de 1967). «The Frightening Power of "Bonnie and Clyde"». The New Yorker (en inglés): 147-171. 
  23. Desta, Yohana (11 de agosto de 2017). «50 Years Later: How Bonnie and Clyde Violently Divided Film Critics». Vanity Fair (en inglés). Consultado el 6 de julio de 2020. 
  24. Brantley (1996). p. 12
  25. Seligman (2004). p. 12.
  26. «Critics: The Pearls of Pauline». Time (en inglés). 12 de julio de 1968. Consultado el 6 de julio de 2020. 
  27. «Pauline Kael». National Book Foundation (en inglés). Consultado el 6 de julio de 2020. 
  28. Kael, Pauline (22 de julio de 1973). «Marilyn: A Rip-Off With Genius». The New York Times (en inglés). Consultado el 6 de julio de 2020. 
  29. Kael, Pauline (14 de julio de 1975). «The Man from Dream City». The New Yorker (en inglés). Consultado el 6 de julio de 2020. 
  30. Kael, Pauline; Welles, Orson; Mankiewicz, Herman J. (1971). The Citizen Kane Book (en inglés). Boston: Little, Brown and Company. OCLC 209252. 
  31. Kael, Pauline (20 de febrero de 1971). «Raising Kane—I». The New Yorker (en inglés). Consultado el 6 de julio de 2020. 
  32. Kael, Pauline (27 de febrero de 1971). «Raising Kane—II». The New Yorker (en inglés). Consultado el 6 de julio de 2020. 
  33. a b Kellow, Brian (2011). Pauline Kael: A Life in the Dark (en inglés). Nueva York: Viking. pp. 157-161. ISBN 978-0-670-02312-7. Consultado el 6 de julio de 2020. 
  34. Welles, Orson; Bogdanovich, Peter; Rosenbaum, Jonathan (1992). This is Orson Welles (en inglés). Nueva York: HarperCollins Publishers. pp. 494. ISBN 0-06-016616-9. 
  35. Bogdanovich, Peter (octubre de 1972). «The Kane Mutiny». Esquire (en inglés): 99-105, 180-190. 
  36. Carringer, Robert L. (2004). «The Scripts of Citizen Kane». En Naremore, James, ed. Orson Welles's Citizen Kane: A Casebook (en inglés). Oxford University Press. pp. 79-121. ISBN 978-0-19-515892-2. 
  37. Rich, Frank (27 de octubre de 2011). «Roaring at the Screen with Pauline Kael». The New York Times (en inglés). Consultado el 6 de julio de 2020. 
  38. Rigg, Julie (noviembre de 2001). «Pauline Kael – A Tribute». Senses of Cinema (en inglés). Consultado el 6 de julio de 2020. 
  39. Davis (2002).  p. 32.
  40. a b c Goodman, Susan (marzo–abril de 1998). «She Lost It At the Movies». Modern Maturity (en inglés). Archivado desde el original el 3 de marzo de 2016. Consultado el 19 de abril de 2007. 
  41. Davis (2002). p. 40.
  42. Anolik, Lili (2 de febrero de 2017). «Warren Beatty, Pauline Kael, and an Epic Hollywood Mistake». Vanity Fair (en inglés). Consultado el 6 de julio de 2020. 
  43. a b Maslin, Janet (13 de marzo de 1991). «For Pauline Kael, Retirement as Critic Won't Be a Fade-Out». The New York Times (en inglés). Consultado el 6 de julio de 2020. 
  44. Corliss, Richard (7 de noviembre de 1994). «That Wild Old Woman». Time (en inglés). Consultado el 6 de julio de 2020. 
  45. Van Gelder, Lawrence (4 de septiembre de 2001). «Pauline Kael, Provocative and Widely Imitated New Yorker Film Critic, Dies at 82». The New York Times (en inglés). ISSN 0362-4331. Consultado el 6 de julio de 2020. 

BibliografíaEditar

  • Brantley, Will, ed. (1996). Conversations with Pauline Kael (en inglés). University Press of Mississippi. ISBN 0-87805-899-0. 
  • Davis, Francis (2002). Afterglow: A Last Conversation With Pauline Kael (en inglés). Cambridge: Da Capo. ISBN 0-306-81230-4. 
  • Seligman, Craig (2004). Sontag & Kael: Opposites Attract Me (en inglés). Nueva York: Counterpoint. ISBN 1-58243-311-9. 
  •   Datos: Q436910
  •   Multimedia: Pauline Kael