Marilyn Monroe

Summary

Marilyn Monroe ( /ˈmærəlɪn_mʌnˈr/; nacida como Norma Jeane Mortenson; Los Ángeles, 1 de junio de 1926-Los Ángeles, 4 de agosto de 1962) fue una actriz, modelo y cantante estadounidense. Famosa por interpretar personajes cómicos de «rubia tonta», se convirtió en uno de los símbolos sexuales más populares de la década de 1950 y principios de la de 1960 y fue un emblema de la revolución sexual de la época.[4][5]​ Fue una actriz de renombre durante solo una década, pero sus películas recaudaron $200 millones (equivalente a $2000 millones en 2020) en el momento de su muerte.[6]​ Mucho después de su fallecimiento, continúa siendo un ícono importante de la cultura popular, llegando a ser considerada como uno de los mayores iconos pop.[7]​ En 1999, el American Film Institute la clasificó en sexto lugar en su lista de las más grandes leyendas del cine femenino de la Edad de Oro de Hollywood.[8]

Marilyn Monroe
Monroecirca1953.jpg
Monroe en noviembre de 1953.
Información personal
Nombre de nacimiento Norma Jeane Mortenson[a]
Otros nombres Norma Jeane Baker
Nacimiento 1 de junio de 1926
Los Ángeles, California, Estados Unidos
Fallecimiento 4 de agosto de 1962 (36 años)
Los Ángeles, California, Estados Unidos
Causa de muerte Sobredosis de barbitúricos[3]
Sepultura Cementerio Westwood Village Memorial Park Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Estadounidense
Religión Judaísmo y cristianismo Ver y modificar los datos en Wikidata
Lengua materna Inglés estadounidense Ver y modificar los datos en Wikidata
Características físicas
Altura 1,66 m, 1,65 m y 65,5 pulgadas (1,66 m) Ver y modificar los datos en Wikidata
Ojos Azul Ver y modificar los datos en Wikidata
Cabello Rubio Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Padres Gladys Pearl Baker
Cónyuge James Dougherty (matr. 1942; div. 1946)
Joe DiMaggio (matr. 1954; div. 1955)
Arthur Miller (matr. 1956; div. 1961)
Pareja John F. Kennedy Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Educada en
Alumna de
Información profesional
Ocupación Actriz, modelo y cantante
Años activa 1945-1962
Instrumento Voz Ver y modificar los datos en Wikidata
Discográfica RCA Records
Obras notables
Distinciones
Firma Marilyn Monroe Signature.svg
Web
Sitio web

Nacida y criada en Los Ángeles, pasó la mayor parte de su infancia en hogares de acogida y un orfanato y se casó a los 16 años.[9]​ Trabajaba en una fábrica durante la Segunda Guerra Mundial cuando conoció a un fotógrafo de la Primera Unidad Cinematográfica y comenzó una exitosa carrera de modelo pin-up,[10][11]​ que llevó a contratos cinematográficos con 20th Century Fox y Columbia Pictures, los cuales le permitieron iniciar su carrera en Hollywood con el nombre artístico de Marilyn Monroe.[12]​ Después de una serie de papeles menores en películas, firmó un nuevo contrato con Fox a finales de 1950; durante esa etapa, destacan sus participaciones en The Asphalt Jungle (1950), y All About Eve (1950).[13][14]​ Durante los dos años siguientes, se convirtió en una actriz popular con papeles en varias comedias, incluidas As Young as You Feel y Monkey Business, y en los dramas, Clash by Night y Don't Bother to Knock; siendo este último su primer papel protagonista.[15]​ Se enfrentó a un escándalo cuando se reveló que había posado desnuda en una sesión fotográfica antes de convertirse en una estrella, pero la historia no dañó su carrera y, en cambio, resultó en un mayor interés en sus películas.

En 1953, era una de las estrellas de Hollywood más comercializables; tuvo papeles principales en la película negra, Niagara, que se centró en su atractivo sexual, y en las comedias Gentlemen Prefer Blondes y How to Marry a Millionaire, que estableció su imagen como una «rubia tonta». El mismo año, sus imágenes de desnudos se utilizaron como página central y en la portada del primer número de Playboy. Desempeñó un papel importante en la creación y gestión de su imagen pública a lo largo de su carrera, pero se sintió decepcionada cuando el estudio la encasilló y le dio un salario bajo. Fue suspendida brevemente a principios de 1954 por rechazar un proyecto cinematográfico, pero volvió a protagonizar The Seven Year Itch (1955), uno de los mayores éxitos de taquilla de su carrera.

Cuando el estudio todavía no quería cambiar el contrato de Monroe, fundó su propia compañía de producción cinematográfica, Marilyn Monroe Productions en colaboración con el fotógrafo Milton Greene en 1954.[16]​ Dedicó 1955 a construir la compañía y comenzó a estudiar el método de actuación con Lee Strasberg en el Actor's Studio. Más tarde ese año, Fox le otorgó un nuevo contrato, que le dio más control y un salario más alto. Sus papeles posteriores incluyeron una actuación aclamada por la crítica en Bus Stop (1956) y su primera producción independiente en The Prince and the Showgirl (1957). Su papel protagónico más elogiado fue el de Sugar Kane para la película de Billy Wilder, Some Like it Hot (1959), un éxito comercial y de crítica, por el que ganó un Globo de Oro a la mejor actriz de comedia o musical.[17]​ En sus últimos años actuó en películas como Let's Make Love (1960) y The Misfits (1961), escrita por su marido Arthur Miller.

La convulsa vida privada de Monroe recibió mucha atención. Luchó contra la adicción y los trastornos del estado de ánimo. Su primer esposo fue James Dougherty. Sus matrimonios con la estrella de béisbol retirada Joe DiMaggio y con el dramaturgo Arthur Miller fueron muy publicitados y ambos terminaron en divorcio. Además le atribuyeron relaciones sentimentales con los hermanos Robert Francis Kennedy y John Fitzgerald Kennedy. El 4 de agosto de 1962 murió a los 36 años por una sobredosis de barbitúricos en su casa de Los Ángeles, en circunstancias nunca esclarecidas. La primera hipótesis fue un probable suicidio, pero esta nunca pudo ser corroborada,[17]​ y por ende se han propuesto varias teorías de conspiración en las décadas posteriores a su muerte.

Biografía y carrera

1926-1943: infancia y primer matrimonio

 
Monroe cuando era un bebé, c. 1927.

Monroe nació como Norma Jeane Mortenson el 1 de junio de 1926 en Los Angeles County Hospital en Los Ángeles, California.[18]​ Su madre, Gladys Pearl Baker (de soltera Monroe)[19]​ era de una familia pobre del Medio Oeste que había emigrado a California a principios de siglo.[20]​ A la edad de 15 años, se casó con John Newton Baker, un hombre abusivo nueve años mayor que ella. Tuvieron dos hijos llamados Robert (1917-1933)[21]​ y Berniece (n. 1919).[22]​ Ella solicitó con éxito el divorcio y la custodia exclusiva en 1923, pero Baker secuestró a los niños poco después y se mudó con ellos a su Kentucky natal.[23]

A Monroe no le dijeron que tenía una hermana hasta los 12 años, y conoció a Berniece por primera vez cuando era adulta.[24]​ Después del divorcio, Gladys trabajó como cortadora de negativos de película en Consolidated Film Industries.[25]​ En 1924, se casó con Martin Edward Mortensen, pero se separaron solo unos meses después y se divorciaron en 1928.[26]​ Se desconoce la identidad del padre de Monroe, y ella usó con mayor frecuencia a Baker como su apellido.[27][b]​ Fue inscrita, según consta en el Registro Civil, con el nombre de Norma Jeane Mortenson, para que no fuera ilegítima, y llamada Norma Jeane Baker (apellido de la madre) en la práctica.[32][33]​ Su madre la llamó Norma porque su actriz favorita era Norma Talmadge y Jeane por la también actriz Jean Harlow.

Aunque Gladys no estaba preparada mental y económicamente para un niño, la primera infancia de Monroe fue estable y feliz.[34]​ Gladys colocó a su hija con los padres adoptivos cristianos evangélicos Albert e Ida Bolender en el pueblo rural de Hawthorne.[35]​ También vivió allí durante los primeros seis meses, hasta que se vio obligada a regresar a la ciudad por motivos de trabajo.[36]​ Luego comenzó a visitar a su hija los fines de semana.[34]​ En el verano de 1933, Gladys compró una pequeña casa en Hollywood con un préstamo de Home Owners 'Loan Corporation y se mudó con Monroe, de siete años.[37]

No me gustaba el mundo que me rodeaba porque era un poco lúgubre ... Cuando escuché que esto era actuar, dije que eso es lo que quiero ser. ... Algunas de mis familias de acogida solían enviarme al cine para sacarme de la casa y allí me sentaba todo el día y hasta bien entrada la noche. Delante, allí con la pantalla tan grande, un niño pequeño completamente solo, y me encantó.
—Dijo Monroe aclarando que sus experiencias de la infancia, la hicieron querer convertirse en actriz en primer lugar.[38]

Compartieron la casa con inquilinos, los actores George y Maude Atkinson y su hija, Nellie.[39]​ En enero de 1934, Gladys sufrió un colapso mental y se le diagnosticó esquizofrenia paranoide.[40]​ Después de varios meses en una casa de reposo, fue internada en el Hospital Estatal Metropolitano.[41]​ Pasó el resto de su vida entrando y saliendo de hospitales y rara vez estaba en contacto con Monroe.[42]​ Monroe se convirtió en una pupila del estado, y la amiga de su madre, Grace Goddard, asumió la responsabilidad de los asuntos de ella y de su madre.[43]​ Grace despertó el interés de la niña por el cine y quien la incentivó para que fuera, en un futuro, actriz.[33][30]

En los siguientes cuatro años, la situación de vida de Monroe cambió con frecuencia. Durante los primeros 16 meses, continuó viviendo con los Atkinson y es posible que haya sido abusada sexualmente durante este tiempo.[44][c]​ Siempre una niña tímida, después también desarrolló un tartamudeo y se volvió retraída.[50]​En el verano de 1935, se quedó brevemente con Grace y su esposo Erwin "Doc" Goddard y otras dos familias.[51]​ En septiembre de 1935, Grace la colocó en Los Angeles Orphans Home.[52]​ El orfanato era «una institución modelo» y sus compañeros lo describieron en términos positivos, pero Monroe se sintió abandonada.[53]

 
Monroe con su primer marido, James Dougherty, c. 1943–44. Se casaron cuando ella tenía 16 años.

Animada por el personal del orfanato que pensaba que Monroe sería más feliz viviendo en una familia, Grace se convirtió en su tutora legal en 1936, pero no la sacó del orfanato hasta el verano de 1937.[54]​ La segunda estadía de Monroe con los Goddard duró solo unos meses porque Doc abusó de ella.[55]​ Luego vivió breves períodos con sus parientes y los amigos y parientes de Grace en Los Ángeles y Compton.[56]​ Ella volvió a ser abusada a los doce años.[32]

Monroe encontró un hogar más permanente en septiembre de 1938, cuando comenzó a vivir con la tía de Grace, Ana Lower, en Sawtelle.[57]​ Estaba inscrita en la escuela secundaria Emerson y asistía a los servicios semanales de Ciencia cristiana con Lower.[58]​ Por lo demás, Monroe era una estudiante mediocre, pero se destacó en la escritura y contribuyó al periódico de la escuela.[59]​ Debido a los problemas de salud del anciano Lower, Monroe regresó a vivir con los Goddard en Van Nuys alrededor de principios de 1941.[60]

El mismo año, comenzó a asistir a la escuela secundaria Van Nuys.[61]​ En 1942, la empresa que empleaba a Doc Goddard lo trasladó a Virginia Occidental.[62]​ Las leyes de protección infantil de California impedían que los Goddard se pudieran llevar a Monroe fuera del estado, y ella se enfrentó a tener que regresar al orfanato.[63]​ Para evitarlo, tomó una decisión que cambiaría su vida: se casó con el hijo de 21 años de sus vecinos, el obrero James Dougherty, el 19 de junio de 1942.[64]​ Norma tenía dieciséis años y James, veintiuno. Desde entonces, ella dejó de estudiar para dedicarse a su papel de buena esposa y buena ama de casa.[30]​ Pero encontró que ella y Dougherty no coincidían y más tarde declaró que se estaba «muriendo de aburrimiento» durante el matrimonio.[65]

En 1943, cuando Estados Unidos estaba inmerso en plena Segunda Guerra Mundial, Dougherty se enroló en la Marina Mercante y fue enviado como instructor a la Isla Santa Catalina, frente a Los Ángeles, donde Monroe se mudó con él.[66]​ Luego se embarcó hacia Australia y[66]​ Monroe, al quedarse sola, se trasladó a casa de su suegra, con quien trabajó en la fábrica de municiones Radio Plane de Burbank.[30][66]

1944-1948: modelaje y primeros papeles en películas

 
Foto de Monroe tomada por David Conover a mediados de 1944 en Radioplane Company.

A fines de 1944; mientras trabajaba en la fábrica Radio Plane; conoció al fotógrafo David Conover, que había sido enviado por la Primera Unidad de Cinematografía de las Fuerzas Aéreas del Ejército de los Estados Unidos a la fábrica para tomar fotografías de trabajadoras que levantaran la moral.[67]​ Sin saberlo, había descubierto a la que dentro de poco sería la gran Marilyn Monroe.[68]​ Aunque no se utilizó ninguna de sus fotografías, dejó de trabajar en la fábrica en enero de 1945 y comenzó a modelar para Conover y sus amigos.[10][69][30]​ Desafiando a su esposo desplegado, se mudó por su cuenta y firmó un contrato con la Agencia de Modelos del Libro Azul en agosto de 1945.[70]

La agencia consideró que la figura de Monroe era más adecuada para el modelo de pin-up que para el modelaje de alta costura, y apareció principalmente en anuncios y revistas para hombres.[71]​ Para ser más empleable, se alisó el cabello y se lo tiñó de rubio.[68]​ Según Emmeline Snively, propietaria de la agencia, Monroe se convirtió rápidamente en una de sus modelos más ambiciosas y trabajadoras; a principios de 1946, había aparecido en 33 portadas de revistas para publicaciones como Pageant, U.S. Camera, Laff y Peek.[72]​ Como modelo, Monroe usó ocasionalmente el seudónimo de Jean Norman.[68]

 
Monroe posando como modelo pin-up para una fotografía de postal, c. 1940.

A través de Snively, Monroe firmó un contrato con una agencia de actuación en junio de 1946.[73]​ Después de una entrevista fallida en Paramount Pictures, Ben Lyon, un ejecutivo de 20th Century-Fox, le hizo una prueba de pantalla.[74]​ El director ejecutivo Darryl F. Zanuck no se mostró entusiasmado al respecto,[75]​ pero le dio un contrato estándar de seis meses para evitar que la firmara con el estudio rival, RKO Pictures.[d]​ El contrato de Monroe comenzó en agosto de 1946, y ella y Lyon seleccionaron el nombre artístico "Marilyn Monroe".[77]​ El primer nombre fue elegido por Lyon, que recordaba a la estrella de Broadway; Marilyn Miller; el último era el apellido de soltera de la madre de Monroe.[78]​ En septiembre de 1946, se divorció de Dougherty, quien estaba en contra de su carrera.[79][77]

Monroe pasó sus primeros seis meses en Fox aprendiendo actuación, canto y baile, y observando el proceso de realización de películas.[80]​ Su contrato fue renovado en febrero de 1947, y le dieron sus primeros papeles cinematográficos, papeles en Dangerous Years (1947) y Scudda Hoo! Scudda Hay! (1948).[73][81][e]​ El estudio también la inscribió en el Teatro Laboratorio de Actores, una escuela de actuación que enseña las técnicas del Teatro de Grupo; más tarde declaró que era «mi primera probada de lo que podría ser la actuación real en un drama real, y me enganché».[83]​ A pesar de su entusiasmo, sus profesores la consideraban demasiado tímida e insegura para tener un futuro en la actuación, y Fox no renovó su contrato en agosto de 1947.[84][85]​ Regresó al modelaje mientras también realizaba trabajos ocasionales en estudios de cine, como trabajar como bailarina «marcapasos» detrás de escena para mantener los protagonistas en los sets musicales.[84]

 
Monroe en una foto publicitaria tomada en 1948.

Monroe estaba decidida a triunfar como actriz y continuó estudiando en el Laboratorio de Actores. Tuvo un pequeño papel en la obra Glamour Preferred en el Bliss-Hayden Theatre, pero terminó después de un par de funciones.[86]​ Para trabajar en red, frecuentaba las oficinas de los productores, se hacía amiga del columnista de chismes Sidney Skolsky y recibía a invitados masculinos influyentes en funciones de estudio, una práctica que había comenzado en Fox.[87]​ También se convirtió en amiga y ocasional compañera sexual del ejecutivo de Fox; Joseph M. Schenck, quien convenció a su amigo Harry Cohn, el director ejecutivo de Columbia Pictures, para que la contratara en marzo de 1948.[88]

En Columbia, la apariencia de Monroe se inspiró en Rita Hayworth y su cabello era rubio platino decolorado.[89]​ Comenzó a trabajar con la entrenadora principal de teatro del estudio, Natasha Lytess, quien sería su mentora hasta 1955.[90]​ Su única película en el estudio fue el musical de bajo presupuesto Ladies of the Chorus (1948), en el que tuvo su primer papel protagónico como una corista que es cortejada por un hombre rico.[82]​ También hizo una prueba de pantalla para el papel principal en Nacida ayer (1950), pero su contrato no fue renovado en septiembre de 1948.[91]Ladies of the Chorus fue lanzado al mes siguiente y no fue un éxito,[92]​ por lo que su contrato fue rescindido.[75]

1949-1952: años de avance

 
Monroe en The Asphalt Jungle (1950). Esta fue una de sus primeras interpretaciones en ser notada por los críticos.

Cuando terminó su contrato en Columbia, Monroe volvió de nuevo al modelaje. Ella filmó un comercial para la cerveza Pabst y posó en desnudos artísticos para los calendarios de John Baumgarth (usando el nombre 'Mona Monroe').[93]​ Monroe había posado anteriormente en topless o vestida en bikini para otros artistas como Earl Moran, y se sentía cómoda con la desnudez.[94][f]​ Poco después de dejar Columbia, también conoció y se convirtió en la protegida y amante de Johnny Hyde, el vicepresidente de William Morris Agency.[95]

A través de Hyde, Monroe consiguió pequeños papeles en varias películas,[g]​ incluso en dos obras aclamadas por la crítica: el drama All About Eve (1950) de Joseph Mankiewicz[96]​ y la película negra de John Huston; The Asphalt Jungle (1950).[97][98]​ A pesar de que su tiempo de pantalla fue solo de unos minutos en este último, ganó una mención en Photoplay y, según el biógrafo Donald Spoto, «pasó efectivamente de modelo de película a actriz sería».[99]​ En diciembre de 1950, Hyde negoció un contrato de siete años para Monroe con 20th Century-Fox.[100][101][102]​ Según sus términos, Fox podría optar por no renovar el contrato cada año.[103]​ Hyde murió de un ataque cardíaco pocos días después, lo que dejó a Monroe devastada.[104]

En 1951, Monroe tuvo papeles secundarios en tres comedias de Fox de éxito moderado: As Young as You Feel, Love Nest y Let's Make It Legal.[105][106]​ Según Spoto, las tres películas la presentaban «esencialmente [como] un adorno sexy», pero recibió algunos elogios de los críticos: Bosley Crowther de The New York Times la describió como «excelente» en As Young As You Feel y Ezra Goodman de Los Angeles Daily News la llamó «una de las [actrices] más brillantes y prometedoras» de Love Nest.[107]​ En febrero de 1951, se inscribió en las clases nocturnas de arte y literatura de la Universidad de California.[108]

Su popularidad entre el público también estaba creciendo: recibió varios miles de cartas de admiradores a la semana y fue declarada «Miss Cheesecake de 1951» por el periódico del ejército Barras y estrellas, reflejando las preferencias de los soldados en la Guerra de Corea.[109]​ En febrero de 1952, la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood nombró a Monroe «la mejor personalidad de taquilla joven».[110]​ En su vida privada, Monroe tuvo una breve relación con el director Elia Kazan y también salió brevemente con otros hombres, incluido el director Nicholas Ray y los actores Yul Brynner y Peter Lawford.[111]​ A principios de 1952, comenzó un romance muy publicitado con la estrella de béisbol retirada de los New York Yankees, Joe DiMaggio, una de las personalidades deportivas más famosas de la época.[112]

 
Monroe con Keith Andes en Clash by Night (1952). La película le permitió a Monroe mostrar más de su rango de actuación en un papel dramático.

Monroe se encontró en el centro de un escándalo en marzo de 1952, cuando reveló públicamente que había posado para un calendario de desnudos en 1949.[113]​ El estudio se había enterado de las fotos y que se rumoreaba públicamente que ella era la modelo unas semanas antes, y junto con Monroe decidieron que para evitar dañar su carrera lo mejor era admitirlas mientras enfatizaba que estaba arruinada en ese momento.[114]​ La estrategia ganó la simpatía del público y aumentó el interés en sus películas, por las que ahora estaba recibiendo la máxima facturación. A raíz del escándalo, Monroe apareció en la portada de Life como la «Charla de Hollywood» y la columnista de chismes; Hedda Hopper la declaró la «reina de la tarta de queso» convertida en «éxito de taquilla».[115]​ Fox lanzó tres de las películas de Monroe—Clash by Night, Don't Bother to Knock y We're Not Married!—poco después para capitalizar el interés público.[116]

A pesar de su nueva popularidad como símbolo sexual, Monroe también deseaba mostrar más de su rango de actuación. Había comenzado a tomar clases de actuación con Michael Chekhov y la mímica Lotte Goslar poco después de comenzar el contrato con Fox,[117]​ y Clash by Night y Don't Bother to Knock la mostraban en diferentes roles.[118]​ En el primero, un drama protagonizado por Barbara Stanwyck y dirigido por Fritz Lang, interpretó a una trabajadora de conservas de pescado; para prepararse, pasó un tiempo en una fábrica de conservas de pescado en Monterrey.[119]​ Recibió críticas positivas por su actuación: The Hollywood Reporter declaró que «se merece el estatus de estrella con su excelente interpretación», y Variety escribió que «tiene una facilidad de entrega que la convierte en un juego de niños para la popularidad».[120][121]​ Este último fue un thriller en el que Monroe interpretó a una niñera con trastornos mentales y que Zanuck usó para probar sus habilidades en un papel dramático más pesado.[122]​ Recibió críticas mixtas de los críticos, y Crowther de The New York Times la consideró demasiado inexperta para el papel difícil,[123]​ y Variety culpó al guion de los problemas de la película.[124][125]

 
Monroe en Don't Bother to Knock (1952).

Las otras tres películas de Monroe en 1952 continuaron con su encasillamiento en papeles cómicos que se centraron en su atractivo sexual. En Were Not Married!, su papel como concursante de un concurso de belleza fue creado únicamente para «presentar a Marilyn en dos trajes de baño», según su guionista Nunnally Johnson.[126]​ En Monkey Business, dirigida por Howard Hawks,[127][128]​ en la que actuó junto a Cary Grant, interpretó a una secretaría que es una «rubia tonta e infantil, inocentemente inconsciente de los estragos que causa su sensualidad a su alrededor».[129]

En O. Henry's Full House, tuvo un papel menor como trabajadora sexual.[129]​ Monroe se sumó a su reputación como un nuevo símbolo sexual con trucos publicitarios ese año: usó un vestido revelador cuando actuó como Gran Mariscal en el desfile de Miss América, y le dijo al columnista de chismes Earl Wilson que generalmente no usaba ropa interior.[130]​ A finales de año, la columnista de chismes Florabel Muir nombró a Monroe la «It girl» de 1952.[131]

Durante este período, Monroe se ganó la reputación de ser difícil de trabajar, lo que empeoraría a medida que avanzaba su carrera. A menudo llegaba tarde o no se presentaba en absoluto, no recordaba sus líneas y exigía varias repeticiones antes de estar satisfecha con su actuación.[132]​ Su dependencia de sus entrenadoras de actuación—Natasha Lytess y luego Paula Strasberg—también irritó a los directores.[133]​ Los problemas de Monroe se han atribuido a una combinación de perfeccionismo, baja autoestima y miedo escénico.[134]

No le gustaba su falta de control en los sets de filmación y nunca experimentó problemas similares durante las sesiones de fotos, en las que tenía más voz sobre su actuación y podía ser más espontánea en lugar de seguir un guion.[134][135]​ Para aliviar su ansiedad y su insomnio crónico, comenzó a consumir barbitúricos, anfetaminas y alcohol, lo que también agravó sus problemas, aunque no se volvió severamente adicta hasta 1956.[136]​ Según Sarah Churchwell, parte del comportamiento de Monroe, especialmente más adelante en su carrera, también fue en respuesta a la condescendencia y el sexismo de sus coprotagonistas y directores masculinos.[137]​ De manera similar, la biógrafa Lois Banner ha declarado que fue intimidada por muchos de sus directores.[138]

1953: consagración

Monroe en Niagara (1953), que se centró en su atractivo sexual.
Monroe interpretando la canción «Diamonds Are a Girl's Best Friend» en Los caballeros las prefieren rubias (1953).
Monroe, Betty Grable y Lauren Bacall en How to Marry a Millionaire, su mayor éxito de taquilla de 1953.

Monroe protagonizó tres películas que se estrenaron en 1953 y emergió como un símbolo sexual importante y uno de los artistas más rentables de Hollywood.[139][140]​ La primera fue la película negra de Technicolor; Niagara, en la que interpretó a una mujer fatal que planeaba asesinar a su marido, interpretado por Joseph Cotten.[141]Darryl F. Zanuck, el entonces presidente de la 20th Century-Fox, solicitó el papel expresamente para Monroe.[142]​ Así fue como Marilyn Monroe sustituyó a Anne Bancroft.[143][144]​ Para entonces, Monroe y su maquillador Allan "Whitey" Snyder habían desarrollado su look de maquillaje «característico»: cejas arqueadas oscuras, piel pálida, labios rojos «relucientes» y un lunar.[145]​ Según Sarah Churchwell, Niagara fue una de las películas más abiertamente sexuales de la carrera de Monroe.[129]​ En algunas escenas, el cuerpo de Monroe estaba cubierto solo por una sábana o una toalla, lo que el público contemporáneo consideraba impactante.[146]​ La escena más famosa de Niagara es una toma larga de 30 segundos detrás de Monroe, donde se la ve caminando con las caderas balanceándose, lo que se utilizó mucho para la mercadotecnia de la película.[146]​ Cuando Niagara fue lanzado en enero de 1953, los clubes de mujeres protestaron por ser inmoral, pero resultó ser popular entre el público.[147]​ Si bien Variety lo consideró «cliché» y «morboso», The New York Times comentó que «las cataratas y la señorita Monroe son algo para ver», ya que aunque Monroe puede no ser «la actriz perfecta en este momento...puede ser seductora—incluso cuando camina».[148][149]

Monroe continuó atrayendo la atención al usar atuendos reveladores, el más famoso en los premios Photoplay en enero de 1953, donde ganó el premio a la «Estrella en ascenso».[150]​ Llevaba un vestido de lamé dorado ajustado a la piel, lo que llevó a la veterana estrella Joan Crawford a calificar públicamente su comportamiento de «impropio de una actriz y una dama».[150]

Mientras Niagara convirtió a Monroe en un símbolo sexual y estableció su «look», su segunda película de 1953, la comedia musical satírica Los caballeros las prefieren rubias, consolidó su personalidad en la pantalla como una «rubia tonta».[151]​ Basada en la novela de Anita Loos y su versión de Broadway, la película se centra en dos coristas «buscadores de oro» interpretadas por Monroe y Jane Russell.[152]​ El papel de Monroe estaba originalmente destinado a Betty Grable, quien había sido la «bomba rubia» más popular de 20th Century-Fox en la década de 1940; Monroe la estaba eclipsando rápidamente como una estrella que podía atraer tanto al público masculino como al femenino.[153]​ Como parte de la campaña publicitaria de la película, ella y Russell presionaron sus manos y pisadas en concreto húmedo afuera del Teatro Chino de Grauman en junio.[154]Gentlemen Prefer Blondes se estrenó poco después y se convirtió en uno de los mayores éxitos de taquilla del año.[155]​ Crowther de The New York Times y William Brogdon de Variety comentaron favorablemente sobre Monroe, destacando especialmente su interpretación de «Diamonds Are a Girl's Best Friend»;[156]​ según este último, demostró la «capacidad de sexar una canción, así como de señalar los valores visuales de una escena con su presencia».[157][158]

En septiembre, Monroe hizo su debut televisivo en el Jack Benny Show, interpretando a la mujer fantástica de Jack en el episodio «Honolulu Trip».[159]​ Coprotagonizó con Betty Grable y Lauren Bacall en su tercera película del año, How to Marry a Millionaire, estrenada en noviembre. Presentaba a Monroe como una modelo ingenua que se une a sus amigos para encontrar maridos ricos, repitiendo la fórmula exitosa de Los caballeros las prefieren rubias. Fue la segunda película lanzada en Cinemascope, un formato de pantalla ancha que Fox esperaba que atrajera al público a los cines, ya que la televisión comenzaba a causar pérdidas en los estudios cinematográficos.[160]​ A pesar de las críticas mixtas, la película fue el mayor éxito de taquilla de Monroe en ese momento de su carrera.[161][162]

Monroe fue incluido en la encuesta anual Top Ten Money Making Stars Poll tanto en 1953 como en 1954,[140]​ y según el historiador de Fox, Aubrey Solomon se convirtió en el «mayor activo» del estudio junto con CinemaScope.[163]​ La posición de Monroe como símbolo sexual líder se confirmó en diciembre de 1953, cuando Hugh Hefner la presentó en la portada y en la página central del primer número de Playboy para explotar el creciente estrellato de la actriz; Monroe no dio su consentimiento para la publicación.[164]​ La imagen de la portada era una fotografía de ella tomada en el desfile de Miss América en 1952, y la página central mostraba una de sus fotografías desnudas de 1949, cuando ella era una desconocida de cabello más largo y oscuro, y se había tomado para un calendario.[164][165]

1954-1955: conflictos con 20th Century-Fox y matrimonio con Joe DiMaggio

Monroe se había convertido en una de las estrellas más importantes de 20th Century-Fox, pero su contrato no había cambiado desde 1950, lo que significa que le pagaban mucho menos que a otras estrellas de su estatura y no podía elegir sus proyectos.[166]​ Sus intentos de aparecer en películas que no se enfocarían en ella como pin-up habían sido frustrados por el director ejecutivo del estudio, Darryl F. Zanuck, que sentía una fuerte aversión personal por ella y no pensaba que obtendría tantos ingresos para el estudio en otros tipos de roles.[167]​ Bajo la presión del propietario del estudio, Spyros Skouras, Zanuck también había decidido que Fox debería centrarse exclusivamente en el entretenimiento para maximizar las ganancias y canceló la producción de cualquier «película sería».[168]​ En enero de 1954, suspendió a Monroe cuando ella se negó a comenzar a filmar otra comedia musical, The Girl in Pink Tights, al lado de Frank Sinatra.[169]

 
Monroe y Joe DiMaggio después de casarse en el Ayuntamiento de San Francisco en 1954.

Esta fue una noticia de primera plana, haciendo que Monroe inmediatamente tome medidas para contrarrestar la publicidad negativa y para fortalecer su posición en el enfrentamiento con el estudio. El 14 de enero, ella y Joe DiMaggio se casaron en el Ayuntamiento de San Francisco.[170]​ Luego viajaron a Japón, combinando una luna de miel con su viaje de negocios.[171]​ Desde Tokio, viajó sola a Corea, donde participó en un programa de USO, cantando canciones de sus películas para más de 60.000 infantes de marina de Estados Unidos durante un período de cuatro días.[172]​ Después de regresar a los Estados Unidos, fue galardonada con el premio «Estrella femenina más popular» de Photoplay.[173]​ Monroe llegó a un acuerdo con Fox en marzo, con la promesa de un nuevo contrato, una bonificación de $100.000 y un papel protagónico en la adaptación cinematográfica del éxito de Broadway, The Seven Year Itch.[174]

En abril de 1954, se estrenó River of No Return, la última película que había filmado Monroe antes de la suspensión, de Otto Preminger junto a los actores Robert Mitchum y Rory Calhoun. Ella lo llamó una «película de vaqueros de grado Z en la que la actuación terminó en segundo lugar después de la escenografía y el proceso de CinemaScope», pero fue popular entre el público.[175]​ La primera película que hizo después de la suspensión fue el musical There's No Business Like Show Business,[176]​ que no le gustó mucho, pero el estudio le exigió que lo hiciera por dejar de lado The Girl in Pink Tights.[174]​ No tuvo éxito en su lanzamiento a finales de 1954, y muchos críticos consideraron vulgar la interpretación de Monroe.[177]

 
Monroe posando para fotógrafos en The Seven Year Itch (1955).

En septiembre de 1954, Monroe comenzó a filmar la comedia de Billy Wilder, The Seven Year Itch,[178][179]​ protagonizada junto a Tom Ewell como una mujer que se convierte en el objeto de las fantasías sexuales de su vecina casada. Aunque la película se rodó en Hollywood, el estudio decidió generar publicidad anticipada al organizar el rodaje de una escena en la que Monroe está parada en la rejilla del metro con el aire inflando la falda de su vestido blanco en Avenida Lexington en Manhattan.[180]​ El rodaje duró varias horas y atrajo a casi 2.000 espectadores.[180]​ La «escena de la rejilla del metro» se convirtió en una de las más famosas de Monroe y The Seven Year Itch se convirtió en uno de los mayores éxitos comerciales del año después de su lanzamiento en junio de 1955.[181][182]​ Por su trabajo en esta película, recibió críticas positivas y su primera nominación al premio BAFTA como mejor actriz extranjera.

El truco publicitario colocó a Monroe en las portadas internacionales, y también marcó el final de su matrimonio con DiMaggio, quien se disgustado por la imagen provocativa que Monroe proyectaba.[183]​ El sindicato se había visto perturbado desde el principio por sus celos y su actitud controladora; también fue físicamente abusivo.[184]​ Después de regresar de Nueva York a Hollywood en octubre de 1954, Monroe solicitó el divorcio, después de solo nueve meses de matrimonio.[185]

Después de terminar el rodaje de The Seven Year Itch en noviembre de 1954, Monroe se fue de Hollywood a la costa este, donde ella y el fotógrafo Milton H. Greene fundaron su propia productora, Marilyn Monroe Productions (MMP)—una acción que luego se ha llamado «instrumental» en el colapso del sistema de estudio.[186][h]​ Monroe declaró que estaba «cansada de los mismos viejos roles sexuales» y afirmó que ya no estaba bajo contrato con Fox, ya que no había cumplido con sus deberes, como pagándole el bono prometido.[188][189][190]​ Esto inició una batalla legal de un año entre ella y Fox en enero de 1955.[191]​ La prensa ridiculizó en gran medida a Monroe y fue parodiada en la obra de Broadway, Will Success Spoil Rock Hunter? (1955), en la que su doble Jayne Mansfield interpretó a una actriz tonta que inicia su propia compañía de producción.[192]

 
Monroe en el Actors Studio en 1961.

Después de fundar MMP, Monroe se mudó a Manhattan y pasó 1955 estudiando actuación. Por sugerencia de su amigo Truman Capote, tomó clases con Constance Collier hasta la muerte de este. Posteriormente asistió a talleres sobre actuación de método en el Actor's Studio, dirigido por Lee Strasberg.[193][194]​ Se acercó a Strasberg y su esposa Paula, recibió lecciones privadas en su casa debido a su timidez, y pronto se convirtió en un miembro de la familia.[195]​ Reemplazó a su antigua entrenadora de actuación, Natasha Lytess, por Paula; los Strasberg siguieron siendo una influencia importante durante el resto de su carrera.[196]​ Monroe también comenzó a someterse a psicoanálisis, ya que Strasberg creía que un actor debe enfrentar sus traumas emocionales y usarlos en sus actuaciones.[197][i]​ Cuando Strasberg consideró que ella estaba lo suficientemente preparada para actuar frente a la clase,[199]​ le sugirió que interpretase junto con Maureen Stapleton una escena de la obra Anna Christie, de Eugene O'Neill.[200]​ Por su actuación en esta pieza teatral, recibió críticas muy positivas por parte de Strasberg y de sus compañeros.[200][201]

Monroe continuó su relación con DiMaggio a pesar del proceso de divorcio en curso; también salió con el actor Marlon Brando y el dramaturgo Arthur Miller.[202]Elia Kazan le presentó a Miller por primera vez a principios de la década de 1950.[202]​ El romance entre Monroe y Miller se volvió cada vez más serio después de octubre de 1955, cuando se finalizó el divorcio de ella y él se separó de su esposa.[203]​ El estudio la instó a poner fin, ya que Miller estaba siendo investigado por el FBI por acusaciones de comunismo y había sido citado por el Comité de Actividades Antiestadounidenses, pero Monroe se negó.[204]​ La relación llevó al FBI a abrir un expediente sobre ella.[203]

A finales de año, Monroe y Fox firmaron un nuevo contrato de siete años, ya que MMP no podría financiar películas por sí solo, y el estudio estaba ansioso por que Monroe volviera a trabajar para ellos.[191]​ Fox le pagaría 400.000 dólares para hacer cuatro películas y le concedió el derecho a elegir sus propios proyectos, directores y directores de fotografía.[205]​ También sería libre de hacer una película con MMP por cada película completa para Fox.[205]

1956-1959: aclamación de la crítica y matrimonio con Arthur Miller

 
La actuación dramática de Monroe en Bus Stop (1956) marcó una desviación de sus comedias anteriores.

Monroe comenzó 1956 anunciando su victoria sobre 20th Century-Fox.[206]​ La prensa ahora escribió favorablemente sobre su decisión de luchar contra el estudio; Time la llamó una «mujer de negocios astuta»[207]​ y Look predijo que la victoria sería «un ejemplo del individuo contra la manada en los próximos años».[206]​ Por el contrario, la relación de Monroe con Miller provocó algunos comentarios negativos, como la declaración de Walter Winchell de que «la estrella rubia de cine más conocida de Estados Unidos es ahora la favorita de la intelectualidad de izquierda».[208]

En marzo, Monroe comenzó a filmar el drama Bus Stop, su primera película bajo el nuevo contrato.[208]​ Interpretó a Chérie, una cantante de salón cuyos sueños de estrellato se ven complicados por un vaquero ingenuo que se enamora de ella. Para el papel, aprendió un acento de Ozark, eligió el vestuario y el maquillaje que carecían del glamour de sus películas anteriores y proporcionó cantos y bailes deliberadamente mediocres.[209]​ El director de Broadway, Joshua Logan, accedió a dirigir, a pesar de dudar inicialmente de sus habilidades de actuación y conocer su reputación de ser difícil.[210][211]

La filmación tuvo lugar en Idaho y Arizona, con Monroe «técnicamente a cargo» como jefe de MMP, ocasionalmente tomando decisiones sobre cinematografía y con Logan adaptándose a su tardanza crónica y perfeccionismo.[212]​ La experiencia cambió la opinión de Logan sobre Monroe, y más tarde la comparó con Charles Chaplin en su capacidad para combinar la comedia y la tragedia.[213]

 
Monroe y Arthur Miller en su boda en junio de 1956.

El 29 de junio, Monroe y Miller se casaron en la corte del condado de Westchester en White Plains, Nueva York;[214]​ dos días después tuvieron una ceremonia judía en la casa de Kay Brown, el agente literario de Miller, en Waccabuc, Nueva York.[215][216]​ Con el matrimonio, Monroe se convirtió al judaísmo, lo que llevó a Egipto a prohibir todas sus películas.[217][j]​ La prensa accedió a la casa donde se celebró el evento, pero en una de las persecuciones en busca de fotografías murió accidentalmente una periodista que cubría el acontecimiento.[199]​ Debido al estatus de Monroe como símbolo sexual y la imagen de Miller como intelectual, los medios de comunicación vieron la unión como un desajuste, ya que evidenciado por el titular de Variety, "Egghead Weds Hourglass" (en español, «Cabeza de Huevo se casa con Reloj de Arena»).[219]

Bus Stop fue lanzado en agosto de 1956 y se convirtió en un éxito comercial y de crítica.[220]The Saturday Review of Literature escribió que la actuación de Monroe «efectivamente disipa de una vez por todas la noción de que ella es simplemente una personalidad glamorosa» y Bosley Crowther del The New York Times proclamó: «Agárrense a sus sillas, todos, y prepárense para una gran sorpresa. Marilyn Monroe finalmente demostró ser una actriz».[221][222]​ También recibió una nominación al Globo de Oro a la Mejor Actriz de una comedia o musical.[110][223]

 
Olivier y Monroe en 1956.

En agosto, Monroe también comenzó a filmar la primera producción independiente de MMP, El príncipe y la corista, en Pinewood Studios en Inglaterra.[224]​ Basada en una obra de teatro de 1953 de Terence Rattigan, iba a ser dirigida, coproducida y coprotagonizada por Laurence Olivier.[207]​ La producción se complicó por conflictos entre él y Monroe.[225]​ Olivier, quien también había dirigido y protagonizado la obra de teatro, la enfureció con la condescendiente declaración «Todo lo que tienes que hacer es ser sexy», y con su exigencia ella réplica la interpretación teatral del personaje de Vivien Leigh.[226]​ También le disgustaba la presencia constante de Paula Strasberg, la entrenadora de actuación de Monroe, en el set.[227]​ En represalia, Monroe dejó de cooperar y comenzó a llegar tarde deliberadamente, afirmando más tarde que «si no respetas a tus artistas, no pueden trabajar bien».[225]

Monroe también experimentó otros problemas durante la producción. Su dependencia de los productos farmacéuticos aumentó y, según Spoto, tuvo un aborto espontáneo.[228]​ Ella y Greene también discutieron sobre cómo debería administrarse MMP.[228]​ Durante este período, debido a sus trastornos emocionales y anímicos, se volvió adicta al alcohol y a los barbitúricos.[229]​ A pesar de las dificultades, el rodaje se completó según lo previsto a finales de 1956.[230]El príncipe y la corista fue lanzado a críticas mixtas en junio de 1957 y resultó impopular entre el público estadounidense.[231]​ Fue mejor recibido en Europa, donde recibió el premio italiano David di Donatello y el premio francés Crystal Star y fue nominada a un BAFTA.[232]

Después de regresar de Inglaterra, Monroe tomó una pausa de 18 meses para concentrarse en la vida familiar. Ella y Miller dividen su tiempo entre Nueva York, Connecticut y Long Island.[233]​ Tuvo un embarazo ectópico a mediados de 1957 y un aborto espontáneo un año después;[234]​ estos problemas probablemente estaban relacionados con su endometriosis.[235][k]​ Monroe también fue hospitalizada brevemente debido a una sobredosis de barbitúricos.[238]​ Como ella y Greene no pudieron resolver sus desacuerdos sobre MMP, Monroe compró su parte de la empresa.[239]

 
Monroe con Lemon y Curtis en Some Like it Hot (1959), por la que ganó un Globo de Oro.

Monroe regresó a Hollywood en julio de 1958 para actuar junto a Jack Lemmon y Tony Curtis en la comedia de Billy Wilder sobre roles de género, Some Like it Hot.[240][241]​ Consideró el papel de Sugar Kane como otra «rubia tonta», pero lo aceptó debido al estímulo de Miller y la oferta del diez por ciento de las ganancias de la película además de su salario estándar.[242]​ La difícil producción de la película se ha convertido desde entonces en «legendaria».[243]​ Monroe exigió docenas de repeticiones, y no recordó sus líneas ni actuó como se le indicó. Curtis declaró que besarla era «como besar a Hitler» debido a la cantidad de repeticiones.[244]

[Pero] ¿Por qué debería preocuparme? No tengo ningún símbolo fálico que perder
—Monroe hablando sobre Some Like it Hot.[245]

La propia Monroe comparó en privado la producción con un barco que se hunde y comentó sobre sus coprotagonistas y el director de formas negativas.[246]​ Muchos de los problemas surgieron de ella y Wilder—que también tenía fama de ser difícil—en desacuerdo sobre cómo debería desempeñar el papel.[247]​ Ella lo enfureció al pedirle que modificara muchas de sus escenas, lo que a su vez empeoró su miedo escénico, y se sugiere que arruinó deliberadamente varias escenas para actuar a su manera.[247]

Al final, Wilder estaba contento con la actuación de Monroe y declaró: «!Cualquiera puede recordar líneas, pero se necesita un artista real para entrar en el set y no conocer sus líneas y aun así dar la interpretación que ella hizo!».[248]Some Like It Hot se convirtió en un éxito comercial y de crítica cuando se lanzó en marzo de 1959.[249]​ La actuación de Monroe le valió un Globo de Oro a la Mejor Actriz y llevó a Variety a llamarla «una comediante con esa combinación de atractivo sexual y sincronización que simplemente no se puede superar».[232][250]​ La cinta también consiguió cinco nominaciones a los premios Óscar. Más tarde, Wilder comentó que esta película fue uno de los logros más importantes de toda su carrera.[251]​ Ha sido votada como una de las mejores películas jamás realizadas en encuestas por la BBC,[252]​ el American Film Institute,[253]​ y Sight & Sound.[254]

1960-1962: decadencia profesional y dificultades personales

 
Monroe con Yves Montand en Let's Make Love (1960), que aceptó hacer solo para cumplir su contrato con Fox.

Después de Some Like It Hot, Monroe tomó otra pausa hasta finales de 1959, cuando protagonizó la comedia musical Let's Make Love.[255]​ Eligió a George Cukor para dirigir y Miller reescribió parte del guion, que consideró débil.[256]​ Los cambios que realizó el dramaturgo hicieron que Gregory Peck rechazara encarnar el papel principal del filme; Cary Grant, Charlton Heston, Yul Brynner y Rock Hudson también lo rechazaron, por lo que el estudio se lo ofreció al actor y cantante francés Yves Montand.[257]​ Ella aceptó el papel únicamente porque estaba atrasada en su contrato con Fox.[258]​ La producción de la película se vio retrasada por sus frecuentes ausencias al set.[255]​ Durante el rodaje, Monroe tuvo una aventura extramatrimonial con Montand,[259]​ que fue ampliamente informada por la prensa y utilizada en la campaña publicitaria de la película.[260]

Let's Make Love no tuvo éxito tras su lanzamiento en septiembre de 1960.[261][262]​ Crowther la describió como «bastante desordenada» y «carente...del viejo dinamismo de Monroe»,[263]​ y Hedda Hopper calificó la película como «la película más vulgar [de Monroe] jamás realizada».[264]Truman Capote presionó para que Monroe interpretara a Holly Golightly en una adaptación cinematográfica de Breakfast at Tiffany's, pero el papel fue para Audrey Hepburn ya que sus productores temían que ella complicara la producción.[265]​ Durante este período, la salud y el estado emocional de Monroe se fueron deteriorando notablemente. Por las noches, para combatir su insomnio, llamaba con frecuencia por teléfono al Dr. Ralph Greenson, su psiquiatra y psicoanalista. También visitó a otros médicos cuando él creía que era necesario.[266]

La última película que Monroe completó fue The Misfits, de John Huston, que Miller había escrito para darle un papel dramático.[267]​ Interpretó a una mujer recientemente divorciada que se hace amiga de tres vaqueros envejecidos, interpretados por Clark Gable, Eli Wallach y Montgomery Clift. El rodaje en el desierto de Nevada entre julio y noviembre de 1960 fue nuevamente difícil.[268]​ El matrimonio de Monroe y Miller efectivamente terminó,[269]​ y comenzó una nueva relación con la fotógrafa de plató Inge Morath.[267]

 
Monroe, Estelle Winwood, Eli Wallach, Montgomery Clift, y Clark Gable en The Misfits (1961). Fue la última película completada por Monroe y Gable, quienes fallecieron dos años después.

A Monroe le disgustaba que hubiera basado su papel en parte en su vida y lo consideraba inferior a los roles masculinos. También luchó con el hábito de Miller de reescribir escenas la noche antes de la filmación.[270]​ Su salud también empeoraba: le dolían los cálculos biliares y su adicción a las drogas era tan severa que por lo general tenía que maquillarse mientras aún dormía bajo la influencia de barbitúricos.[271]​ El estado anímico de Monroe no era bueno: faltaba con frecuencia al rodaje y tenía dificultades para poder concentrarse.[272]​ En agosto, la filmación se detuvo para que ella pasara una semana en un hospital de desintoxicación.[271]​ Los periódicos informaron de que la actriz estaba cerca de la muerte, pero no revelaron las causas de su internamiento.[273]​ Tras su ingreso hospitalario, Monroe regresó a Nevada y terminó de filmar la película.[274]​ A pesar de sus problemas, Huston declaró que cuando Monroe estaba actuando, «no estaba fingiendo una emoción. Era real. Ella iría a lo más profundo de sí misma, la encontraría y la haría consciente».[275][276]

Monroe y Miller se separaron después de terminar la filmación y ella obtuvo el divorcio mexicano en enero de 1961.[277]The Misfits se estrenó el mes siguiente, fracasando en la taquilla.[278]​ Sus críticas fueron variadas,[278]​ con Variety quejándose del desarrollo de personajes frecuentemente «entrecortado»,[279]​ y Bosley Crowther llamando a Monroe «completamente en blanco e insondable» y afirmando que «desafortunadamente para la estructura de la película, todo gira en su contra».[280]​ Ha recibido críticas más favorables en el siglo XXI. Geoff Andrew del British Film Institute lo ha calificado de clásico,[281]​ el académico de Huston, Tony Tracy ha descrito la actuación de Monroe como «la interpretación más madura de su carrera»,[282]​ y Geoffrey McNab de The Independent la ha elogiado por ser «extraordinaria» al retratar el «poder de empatía» del personaje.[283]​ Durante los siguientes meses, la adicción de Monroe a los fármacos y al alcohol la llevaron nuevamente al borde de la muerte.[276]

 
Monroe en el set de rodaje de Something's Got to Give. Estuvo ausente durante la mayor parte de la producción debido a una enfermedad y fue despedida por Fox en junio de 1962, dos meses antes de su muerte.

Monroe fue la siguiente en protagonizar una adaptación televisiva de Rain de W. Somerset Maugham para NBC, pero el proyecto fracasó porque la cadena no quería contratar a su director elegido, Lee Strasberg.[284]​ En lugar de trabajar, pasó los primeros seis meses de 1961 preocupada por problemas de salud.[285]​ Se sometió a una colecistectomía y una cirugía para su endometriosis, y pasó cuatro semanas hospitalizada por depresión.[286][l]​ Fue ayudada por su exmarido Joe DiMaggio, con quien reavivó una amistad, y salió con su amigo, Frank Sinatra, por varios meses.[288]​ Monroe también se mudó permanentemente a California en 1961, comprando una casa en 12305 Fifth Helena Drive en Brentwood, Los Ángeles a principios de 1962.[289]

Monroe volvió al ojo público en la primavera de 1962. Recibió un Globo de Oro a la «Película Favorita Mundial» y comenzó a rodar una película para Fox, Something's Got to Give, una nueva versión de Mi mujer favorita (1940).[290]​ Iba a ser coproducida por MMP, dirigida por George Cukor y coprotagonizada por Dean Martin y Cyd Charisse.[291]​ Días antes de que comenzara la filmación, Monroe contrajo sinusitis. A pesar del consejo médico de posponer la producción, Fox la inició como estaba previsto a finales de abril.[292]

Monroe estuvo demasiado enferma para trabajar durante la mayor parte de las siguientes seis semanas, pero a pesar de las confirmaciones de varios médicos, el estudio la presionó alegando públicamente que estaba fingiendo.[292]​ El 19 de mayo, se tomó un descanso para cantar «Feliz cumpleaños, Sr. Presidente» en el escenario de la celebración del cumpleaños anticipado del presidente John F. Kennedy en el Madison Square Garden de Nueva York.[293]​ Llamó la atención con su disfraz: un vestido ceñido de color beige cubierto de pedrería, que la hacía parecer desnuda.[293][m]​ El viaje de Monroe a Nueva York causó aún más irritación a los ejecutivos de Fox, que querían que ella lo cancelara.[295][296]

A continuación, Monroe filmó una escena para Something's Got to Give en la que nadaba desnuda en una piscina.[297]​ Para generar publicidad anticipada, se invitó a la prensa a realizar fotografías; estos se publicaron más tarde en Life. Esta fue la primera vez que una estrella importante posó desnuda en el apogeo de su carrera.[298]​ Cuando estuvo nuevamente de baja por enfermedad durante varios días, Fox decidió que no podía permitirse que otra película se retrasara cuando ya estaba luchando con los crecientes costos de Cleopatra (1963).[299]​ El 7 de junio, Fox despidió a Monroe y la demandó por $750.000 en daños.[300]​ Fue reemplazada por Lee Remick, pero después de que Martin se negó a hacer la película con alguien que no fuera Monroe, Fox también lo demandó y cerró la producción.[301][302]​ El estudio culpó a Monroe por la desaparición de la película y comenzó a difundir publicidad negativa sobre ella, incluso alegando que tenía un trastorno mental.[300]

Fox pronto lamentó su decisión y reabrió las negociaciones con Monroe a finales de junio;[303]​ un acuerdo sobre un nuevo contrato, que incluye la reanudación de Something's Got to Give y un papel protagónico en la comedia negra, What a Way to Go! (1964) y la comedia musical Irma la Douce, se alcanzaron más tarde ese verano.[304][305]​ También planeaba protagonizar una película biográfica de Jean Harlow.[306][n]​ Para reparar su imagen pública, Monroe participó en varias empresas publicitarias, incluidas entrevistas para Life y Cosmopolitan y su primera sesión de fotos para Vogue.[310]​ Para Vogue, ella y el fotógrafo Bert Stern colaboraron en dos series de fotografías, una editorial de moda estándar y otra de ella posando desnuda, que se publicaron póstumamente con el título La Última Sesión.[311]

Fallecimiento y funeral

 
Portada del New York Mirror el 6 de agosto de 1962.

Durante sus últimos meses, Monroe vivió en 12305 Fifth Helena Drive en el vecindario Brentwood de Los Ángeles. Su ama de llaves Eunice Murray estaba pasando la noche en la casa la noche del 4 de agosto de 1962.[312]​ Murray se despertó a las 3:00 a.m. del 5 de agosto y sintió que algo andaba mal. Vio luz debajo de la puerta del dormitorio de Monroe, pero no pudo obtener una respuesta y encontró la puerta cerrada. Murray luego llamó al psiquiatra de Monroe, Ralph Greenson, quien llegó a la casa poco después e irrumpió en el dormitorio a través de una ventana para encontrar a Monroe muerta en su cama.[312]​ El médico de Monroe, Hyman Engelberg, llegó alrededor de las 3:50 a.m.[312]​ y la declaró muerta en el lugar.

A las 4:55 de la madrugada, el jefe del Departamento de Policía de Los Ángeles, Jack Clemmons, recibió una llamada inquietante.[312]​ Su interlocutor era el doctor Greenson, psiquiatra, y el mensaje era claro: la actriz había muerto. Clemmons fue el primero en llegar al lugar y advirtió una serie de incongruencias en los testimonios de los dos médicos y el ama de llaves, que se mostraban muy nerviosos y se habían retrasado sospechosamente en avisar a las autoridades. La escena de la muerte parecía alterada, las sábanas estaban cambiadas y limpias y el cuerpo había sido movido. Clemmons notó que, a esa hora, la señora Murray estaba lavando ropa, lo que le causó gran sorpresa. Las livideces del cadáver no coincidían con la postura antinatural en la que yacía el cuerpo. En principio, tampoco había agua ni jarra ni vaso con que hubiera podido ingerir las pastillas, hecho que el oficial de la Policía hizo notar a los médicos. Más tarde, en la escena aparecería muy oportunamente un vaso con la llegada de otros policías y forenses.[313]

Monroe murió entre las 8:30 p.m. y 10:30 p.m. del 4 de agosto[314]​ y el informe de toxicología mostró que la causa de la muerte fue una intoxicación aguda por barbitúricos. Tenía 8 mg% (miligramos por 100 mililitros de solución) de hidrato de cloral y 4,5 mg% de pentobarbital (Nembutal) en la sangre y 13 mg% de pentobarbital en el hígado.[315]​ Se encontraron frascos de medicamentos vacíos junto a su cama.[316]​ Se descartó la posibilidad de que Monroe hubiera tenido una sobredosis accidental porque las dosis encontradas en su cuerpo estaban varias veces por encima del límite letal.[317]

El Departamento Forense del Condado de Los Ángeles recibió asistencia en su investigación del Equipo de Prevención del Suicidio de Los Ángeles, que tenía conocimientos especializados sobre el suicidio.[316]​ Los médicos de Monroe declararon que había sido «propensa a miedos severos y depresiones frecuentes» con «cambios de humor abruptos e impredecibles», y que había tenido sobredosis varias veces en el pasado, posiblemente intencionalmente.[317][318]​ Debido a estos hechos y a la falta de cualquier indicio de juego sucio, el forense adjunto Thomas Noguchi clasificó su muerte como probable suicidio.[319]​ Por falta de pruebas, muchos creen que fue asesinada. Sus médicos, Greenson y Engelberg, le recetaban diversos barbitúricos que pudieron acumularse en su organismo hasta alcanzar niveles peligrosos para la vida. Se cree que Marilyn falleció bastantes horas antes de que se diera aviso a las autoridades y que su habitación había sido manipulada y organizada convenientemente antes de la llamada telefónica. La hipótesis del suicidio distraería la atención sobre la posible responsabilidad de sus médicos personales en la muerte y los salvaría de cualquier imputación penal.

 
Cripta de Marilyn Monroe ubicada en el cementerio Westwood Village Memorial Park en Westwood Village.

La repentina muerte de Monroe fue noticia de primera plana en Estados Unidos y Europa.[320]​ Según Lois Banner, «se dice que la tasa de suicidios en Los Ángeles se duplicó el mes después de su muerte; la tasa de circulación de la mayoría de los periódicos se expandió ese mes»,[320]​ y el Chicago Tribune informó que habían recibido cientos de llamadas telefónicas de miembros del público solicitando información sobre su muerte.[321]​ El artista francés Jean Cocteau comentó que su muerte «debería servir como una terrible lección para todos aquellos, cuya principal ocupación consiste en espiar y atormentar a las estrellas de cine», su ex coprotagonista Laurence Olivier la consideró «la víctima total de la confusión y la sensación». , y el director de Bus Stop, Joshua Logan, declaró que ella era «una de las personas menos apreciadas del mundo».[322]​ Su funeral, celebrado en el cementerio Westwood Village Memorial Park el 8 de agosto, fue privado y asistieron solo sus asociados más cercanos.[323][324]​ El servicio fue organizado por Joe DiMaggio, la media hermana de Monroe, Berniece Baker Miracle, y la gerente comercial de Monroe, Inez Melson.[323]​ Cientos de espectadores llenaron las calles alrededor del cementerio.[323]​ Posteriormente, Monroe fue sepultado en la Cripta No. 24 en el Corredor de los Recuerdos.[325]

En las décadas siguientes, se han introducido varias teorías de conspiración, incluido el asesinato y la sobredosis accidental, para contradecir el suicidio como causa de la muerte de Monroe.[326]​ La especulación de que Monroe había sido asesinada ganó la atención generalizada por primera vez con la publicación de Marilyn: A Biography de Norman Mailer en 1973, y en los años siguientes se generalizó lo suficiente como para que el fiscal de distrito del condado de Los Ángeles, John Van de Kamp, llevara a cabo una «investigación de umbral» en 1982 para ver si debía abrirse una investigación penal.[327]​ No se encontró evidencia de juego sucio.[328]

Eunice Murray, su ama de llaves, quien fue recomendada por el doctor Greenson para trabajar con Marilyn, fue entrevistada veintitrés años después y confirmó que aquella noche no conseguía dormir. Según su versión, se levantó y observó que las luces de la habitación de Monroe estaban encendidas, se encontró con la puerta cerrada con llave por dentro, por lo que tuvo que salir de la casa para observar por la ventana de la habitación a la mujer, desnuda y sin vida sobre la cama. De inmediato, telefoneó al doctor Greenson que llegaría en compañía de Engelberg hacia la medianoche o el inicio de la madrugada. Lo que hicieron los médicos y el ama de llaves horas antes de avisar a la policía se desconoce. Según Greenson, estuvieron tratando de dar aviso primero a la Fox.[cita requerida]

Personalidad y recepción

La década de 1940 fue el apogeo de las actrices que eran percibidas como duras e inteligentes, tales como Katharine Hepburn y Barbara Stanwyck, que habían atraído a un público dominado por mujeres durante los años de la guerra. 20th Century-Fox quería que Monroe fuera una estrella de la nueva década que atrajera hombres a los cines, y la veían como un reemplazo para la ya considerada mayor Betty Grable, su «bomba rubia» más popular de la década de 1940.[329]​ Según el estudioso del cine Richard Dyer, la imagen de estrella para Monroe fue diseñada principalmente hacia la «mirada masculina».[330]

 
La actriz Jean Harlow en 1934; Monroe se inspiró en ella para elaborar su propia imagen.

Desde el principio, Monroe jugó un papel importante en la creación de su imagen pública, y hacia el final de su carrera ejerció un control casi total sobre ella.[331][332]​ Ideó muchas de sus estrategias publicitarias, cultivó amistades con columnistas de chismes como Sidney Skolsky y Louella Parsons, y controló el uso de sus imágenes.[333]​ Además de Grable, a menudo se la comparaba con otra rubia icónica, la estrella de cine de los años 30 Jean Harlow.[334]​ La comparación fue motivada en parte por Monroe, quien nombró a Harlow como su ídolo de la infancia, quería interpretarla en una película biográfica e incluso contrató al estilista de Harlow para teñir su cabello.[335]

La personalidad de Monroe dentro de la pantalla se centró en su cabello rubio y los estereotipos asociados con él, especialmente la estupidez, la ingenuidad, la disponibilidad sexual y la artificialidad.[336]​ A menudo declamaba con una voz entrecortada e infantil en sus películas, y en las entrevistas daba la impresión de que todo lo que decía era «completamente inocente y sin cálculo», parodiándose a sí misma con frases de doble sentido que llegaron a conocerse como «monroeísmos».[337]​ Por ejemplo, cuando le preguntaron qué tenía (que ropa llevaba puesta) en una sesión de fotos que se tomó desnuda en 1949, ella respondió: «Tenía la radio encendida».[338]

 
Como se ve en esta foto publicitaria para The Seven Year Itch (1955), Monroe solía usar atuendos que se ajustaban a su figura y que agregaran atracción sexual hacia ella.

En sus películas, Monroe solía interpretar a «la chica», solo únicamente definida por su género.[330]​ Sus papeles eran casi siempre de coristas, secretarias o modelos; ocupaciones donde «la mujer se exhibe, para el placer de los hombres».[330]​ Monroe comenzó su carrera como modelo pin-up y se destacó por su figura de reloj de arena.[339]​ A menudo se la posicionaba de manera específica en escenas de películas para que su silueta curvilínea estuviera en exhibición y, con frecuencia, posaba como una pin-up en fotografías publicitarias.[339]​ Su distintivo andar con balanceo de caderas también llamó la atención sobre su cuerpo y le valió el sobrenombre de «la chica del andar horizontal».[129]​ Monroe a menudo vestía de blanco para enfatizar su «rubiez» y llamaba la atención con atuendos reveladores que enfatizaban su silueta.[340]​ Sus trucos publicitarios a menudo giraban en torno a que su ropa fuera sorprendentemente reveladora o incluso teniendo desnudez accidental con, en realidad premeditados, "accidentes" de vestuario,[341]​ como cuando un tirante de su vestido se le caía del hombro durante una conferencia de prensa.[341]​ En las historias de la prensa, Monroe fue retratada como la encarnación del sueño americano, una chica que había pasado de una infancia miserable al estrellato de Hollywood.[342]​ Historias sobre su tiempo con familias adoptivas y en orfanatos fueron exageradas e incluso parcialmente inventadas.[343]​ El estudioso del cine Thomas Harris escribió que sus raíces de clase trabajadora y la falta de familia la hacían parecer más disponible sexualmente, «la compañera de juegos ideal», en contraste con su contemporánea, Grace Kelly, quien también fue promocionada como una rubia atractiva, pero debido a su origen de clase alta fue percibida como una actriz sofisticada, inalcanzable para la mayoría de los espectadores masculinos.[344]

Marilyn Monroe tenía varias facetas muy marcadas en su personalidad. Era una mujer que prodigaba una gran feminidad y vulnerabilidad, glamour y seducción muy estudiados, muy consciente de sus dones y sexualmente muy atractiva. En la sociedad de su época, a veces la gente pensaba que era menos inteligente de lo que realmente era; para ella era muy importante lo que opinaban las personas más cercanas. Desarrolló una personalidad neurótica, depresiva[345]​ y obsesiva que revelaba carencias de afecto en su niñez y primera juventud que afectaban a su trabajo en el plató: llegaba tarde a los rodajes, manifestaba ataques de pánico o bien, conductas impulsivas súbitas.[346][347]

Aunque la personalidad de Monroe en la pantalla como una rubia tonta pero sexualmente atractiva era un acto cuidadosamente elaborado; el público y los críticos de cine creían que era su verdadera personalidad. Esto se convirtió en un obstáculo cuando quería desempeñar otro tipo de roles o ser respetada como empresaria.[348]​ La académica Sarah Churchwell estudió narrativas sobre Monroe y ha declarado:

El mayor mito es que ella era tonta. La segunda es que era frágil. La tercera es que no pudo actuar. Ella estaba lejos de ser tonta, aunque no tenía una educación formal, y era muy sensible al respecto. Pero en verdad era muy inteligente— y muy dura. Tenía que ser ambas cosas para vencer al sistema de estudios de Hollywood en la década de 1950.[...] La rubia tonta era un papel—¡era actriz, por el amor de Dios! Una actriz tan buena que ahora nadie cree que ella fuera otra cosa que lo que retrató en la pantalla.[349]

La biógrafa Lois Banner escribe que Monroe a menudo parodiaba sutilmente su condición de símbolo sexual en sus películas y apariciones públicas,[350]​ y que «el personaje de 'Marilyn Monroe' que creó era un arquetipo brillante, que se interpone entre Mae West y Madonna en la tradición de Estafadores de género del siglo XX».[351]​ La propia Monroe declaró que West influyó en ella, aprendiendo «algunos trucos de ella: esa impresión de reírse o burlarse de su propia sexualidad».[352]​ Estudió comedia en clases impartidas por la mimo y bailarina Lotte Goslar, famosa por sus cómicas representaciones teatrales, y Goslar también la instruyó en platós de filmación.[353]​ En Gentlemen Prefer Blondes, una de las películas en las que interpretó a una rubia tonta arquetípica, Monroe tenía la frase «Puedo ser inteligente cuando es importante, pero a la mayoría de los hombres no les gusta» agregada a las líneas de su personaje.[354]

 
Monroe llega a una fiesta que celebra a Louella Parsons en el club nocturno Ciro's en 1953.

Según Dyer, Monroe se convirtió en «virtualmente un nombre familiar para el sexo» en la década de 1950 y «su imagen debe situarse en el flujo de ideas sobre la moralidad y la sexualidad que caracterizaron la década de los cincuenta en Estados Unidos», como las ideas freudianas sobre el sexo, el Informe Kinsey (1953) y The Feminine Mystique (1963) de Betty Friedan.[355]​ Al parecer vulnerable e inconsciente de su atractivo sexual, Monroe fue el primer símbolo sexual en presentar el sexo como algo natural y sin peligro, en contraste con las femme fatales de la década de 1940.[356]​ Spoto también la describe como la encarnación del «ideal de posguerra de la chica americana, suave, transparentemente necesitada, adoradora de los hombres, ingenua, ofreciendo sexo sin exigencias», que se repite en la afirmación de Molly Haskell de que «ella era la ficción de los años cincuenta, la mentira de que una mujer no tenía necesidades sexuales, que ella estaba allí para satisfacer o mejorar las necesidades de un hombre».[357]Norman Mailer, contemporáneo de Monroe, escribió que «Marilyn sugirió que el sexo podría ser difícil y peligroso con los demás, pero helado con ella», mientras que Groucho Marx la describió como «Mae West, Theda Bara y Bo Peep, todo en uno».[358]​ Según Haskell, debido a su condición de símbolo sexual, Monroe era menos popular entre las mujeres que entre los hombres, ya que «no podían identificarse con ella y no la apoyaban», aunque esto cambiaría después de su muerte.[359]

Dyer también ha argumentado que el cabello rubio de Monroe se convirtió en su característica definitoria porque la hizo «racialmente inequívoca» y exclusivamente blanca justo cuando comenzaba el movimiento de derechos civiles, y que debería ser vista como emblemática del racismo en la cultura popular del siglo XX.[360]​ Banner estuvo de acuerdo en que puede no ser una coincidencia que Monroe lanzara una tendencia de actrices rubias platino durante el movimiento por los derechos civiles, pero también ha criticado a Dyer, señalando que en su vida privada altamente publicitada, Monroe se asoció con personas que eran vistas como «etnias blancas», como Joe DiMaggio (italoamericano) y Arthur Miller (judío).[361]​ Según Banner, a veces desafió las normas raciales predominantes en sus fotografías publicitarias; por ejemplo, en una imagen presentada en Look en 1951, se la mostró con ropa reveladora mientras practicaba con el entrenador de canto afroamericano, Phil Moore.[362]

 
Monroe en un anuncio de champú Lustre-Creme de 1953.

Monroe fue percibida como una estrella específicamente estadounidense, «una institución nacional tan conocida como los hot dogs, la tarta de manzana o el béisbol» según Photoplay.[363]​ Banner la llama el símbolo del populuxe, una estrella cuya imagen pública alegre y glamurosa «ayudó a la nación a lidiar con su paranoia en la década de 1950 sobre la Guerra Fría, la bomba atómica y la Unión Soviética comunista totalitaria».[364]​ La historiadora Fiona Handyside escribe que el público femenino francés asoció la blancura/rubia con la modernidad y la limpieza estadounidenses, por lo que Monroe llegó a simbolizar una mujer moderna y «liberada» cuya vida transcurre en la esfera pública.[365]​ La historiadora de cine Laura Mulvey ha escrito sobre ella como un respaldo a la cultura de consumo estadounidense:

Si Estados Unidos exportara la democracia del glamour a la Europa empobrecida de la posguerra, las películas podrían ser su escaparate...Marilyn Monroe, con todos sus atributos estadounidenses y su sexualidad aerodinámica, llegó a personificar en una sola imagen esta compleja interfaz de lo económico, lo político y lo erótico. A mediados de la década de 1950, representaba una marca de glamour sin clases, disponible para cualquiera que usara cosméticos, medias de nailon y peróxido estadounidenses.[366]

Twentieth Century-Fox se benefició aún más de la popularidad de Monroe al cultivar varias actrices parecidas, como Jayne Mansfield y Sheree North.[367]​ Otros estudios también intentaron crear sus propias figuras a lo Monroe: Universal Pictures con Mamie Van Doren,[368]Columbia Pictures con Kim Novak,[369]​ y The Rank Organization con Diana Dors.[370]

Legado

Según The Guide to United States Popular Culture, «como ícono de la cultura popular estadounidense, los pocos rivales en popularidad de Monroe incluyen a Elvis Presley y Mickey Mouse...ninguna otra estrella ha inspirado una gama tan amplia de emociones—desde la lujuria hasta la piedad, desde la envidia hasta el remordimiento».[371]​ La historiadora del arte Gail Levin declaró que Monroe pudo haber sido «la persona más fotografiada del siglo XX»,[135]​ y The American Film Institute la nombró la sexta leyenda femenina más grande de la pantalla en la historia del cine estadounidense. El Instituto Smithsoniano la ha incluido en su lista de los «100 estadounidenses más importantes de todos los tiempos»,[372]​ y tanto Variety como VH1 la han colocado entre los diez primeros en su ranquin de los mayores íconos de la cultura popular del siglo XX.[373][374]

 
Monroe sosteniendo una botella de perfume Chanel n.º 5 en una fotografía publicitaria tomada en 1955 para la marca Chanel.

Se han escrito cientos de libros sobre Monroe. Ha sido objeto de películas, obras de teatro, óperas y canciones, y ha influido en artistas y animadores como Andy Warhol y Madonna.[375][376]​ Ella también sigue siendo una marca valiosa:[377]​ su imagen y nombre han sido autorizados para cientos de productos, y ha aparecido en la publicidad de marcas como Max Factor, Chanel, Mercedes-Benz y Absolut Vodka.[378][379]

La popularidad duradera de Monroe está vinculada a su imagen pública conflictiva.[380]​ Por un lado, sigue siendo un símbolo sexual, un icono de la belleza y una de las estrellas más famosas del Cine clásico de Hollywood.[381][382][383]​ Por otro, también es recordada por su convulsa vida privada, su inestable infancia, la lucha por el respeto profesional, así como su muerte y las teorías conspirativas que la rodearon.[384]​ Ha sido escrita por académicos y periodistas interesados ​​en el género y el feminismo;[385]​ estos escritores incluyen Gloria Steinem, Jacqueline Rose,[386]​ Molly Haskell,[387]Sarah Churchwell,[379]​ y Lois Banner.[388]​ Algunos, como Steinem, la han visto como una víctima del sistema de estudio.[385][389]​ Otros, como Haskell,[390]​ Rose,[386]​ y Churchwell,[379]​ han enfatizado en cambio el papel proactivo de Monroe en su carrera y su participación en la creación de su personalidad pública.

 
Panel izquierdo de la pintura Marilyn Triptych (1962) del artista pop James Gill.

Debido al contraste entre su estrellato y su convulsa vida privada, Monroe está estrechamente vinculada a discusiones más amplias sobre fenómenos modernos como los medios de comunicación, la fama y la cultura de consumo.[391]​ Según la académica Susanne Hamscha, Monroe ha continuado siendo relevante para las discusiones en curso sobre sociedad moderna, y ella «nunca está completamente sinterizada en un tiempo o lugar» sino que se ha convertido en «una superficie sobre la cual las narrativas de la cultura estadounidense pueden (re) construirse», y «funciona como un tipo cultural que puede ser reproducido, transformado, traducido a nuevos contextos y representado por otras personas».[391]​ De manera similar, Banner ha llamado a Monroe el «cambiaformas eterno» que es recreado por «cada generación, incluso cada individuo...según sus propias especificaciones».[392]

Monroe sigue siendo un ícono cultural, pero los críticos están divididos sobre su legado como actriz. David Thomson calificó su trabajo como «insustancial»[393]​ y Pauline Kael escribió que no podía actuar, sino que «usó su falta de habilidades de actriz para divertir al público. Tenía el ingenio, la grosería o la desesperación de convertir la tarta de queso en actuación—y viceversa; ella hizo lo que otros tenían el 'buen gusto' de no hacer».[394]​ En contraste, Peter Bradshaw escribió que Monroe era una comediante talentosa que «comprendió cómo la comedia logró sus efectos»,[395]​ y Roger Ebert escribió que «las excentricidades y neurosis de Monroe en los sets se hicieron notorias, pero los estudios la aguantaron mucho después de que cualquier otra actriz hubiera sido excluida porque lo que volvieron a mostrar en la pantalla fue mágico».[396]​ De manera similar, Jonathan Rosenbaum afirmó que «ella subvirtió sutilmente el contenido sexista de su material» y que «la dificultad que tienen algunas personas para discernir la inteligencia de Monroe como actriz parece estar enraizada en la ideología de una era regresiva, cuando se suponía que las mujeres súper femeninas no debían ser inteligentes».[397]

Reflexión en el arte

Monroe ha sido representada por numerosos artistas plásticos

Filmografía y reconocimientos

 
Monroe en Niagara (1953).

Premios

 
Monroe (izquierda) y Jane Russell en Grauman's Chinese Theatre, 1953.

Aunque tenía una gran carrera comenzada desde 1945 ha 1962, Monroe solo recibió 15 nominaciones desde 1951.[398]​ Su primer premio fue un Premio Henrietta; una categoría discontinuada de los Premios Globo de Oro; como Mejor personalidad joven de taquilla.[399]​ Posteriormente desde 1952 a 1954 recibió solo premios de revistas como Photoplay y Look,[400][401][402]​ exceptuando por 1953 donde volvió a ganar el premio Henrietta esta vez en la categoría de Película mundial favorita: mujer.[403]​ Su primera nominación en los premio BAFTA fue en 1956 por The Seven Year Itch como Mejor actriz extranjera; dos años después volvió a ser nominada por última vez por el proyecto The Prince and the Showgirl en la misma categoría.[404][405]​ Seguidamente en 1956 recibió su primera nominación en los premios principales de los Globo de Oro por Bus Stop en la categoría de Mejor actriz de cine en comedia o musical; ganando el premio en la misma categoría en 1960 por Some Like It Hot.[403]​ En 1958 ganó el premio David de Donatello como Mejor actriz extranjera,[406]​ misma categoría por la que ganó el Premio Crystal Star en 1959;[407]​ año en donde quedó en cuarto lugar en los Premio Laurel como Mejor actuación de comedia femenina.[407]​ En 1960, quedó en segundo lugar en el premio Laurel por Some Like It Hot en la misma categoría.[408]​ Su último premio antes de morir fue el Premio Henrietta en la categoría de Película mundial favorita: mujer.[403]​ En 1999, el American Film Institute clasificó a Monroe en sexto lugar en su lista de las más grandes leyendas del cine femenino de la Edad de Oro de Hollywood. «Diamonds Are a Girl's Best Friend» también ocupó el puesto 12 en la lista de las mejores canciones estadounidenses de los últimos 100 años.[409]​ Desde 1960, Monroe ha tenido una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood.[410][411]

Bibliografía

  • Banner, Lois (2012). Marilyn: The Passion and the Paradox. Bloomsbury. ISBN 978-1-4088-3133-5. 
  • Belton, John (2005). American Cinema, American Culture. McGraw Hill. ISBN 978-0-07-288627-6. 
  • Chapman, Gary (2001). «Marilyn Monroe». En Browne, Ray B.; Browne, Pat, eds. The Guide to United States Popular Culture. University of Wisconsin Press. ISBN 978-0-87972-821-2. 
  • Churchwell, Sarah (2004). The Many Lives of Marilyn Monroe. Metropolitan Books. ISBN 0-8050-7818-5. 
  • Clayton, Marie (2004). Marilyn Monroe: Unseen Archives. Barnes & Noble Inc. ISBN 0-7607-4673-7. 
  • Michael Conway y Mark Ricci. Todas las películas de Marilyn Monroe. RBA Editores, Barcelona, 1994. ISBN 84-473-0475-2
  • Dyer, Richard (1991) [1979]. «Charisma». En Gledhill, Christine, ed. Stardom: Industry of Desire. Routledge. ISBN 978-0-415-05217-7. 
  • Dyer, Richard (1986). Heavenly Bodies: Film Stars and Society. Routledge. ISBN 0-415-31026-1. 
  • Evans, Mike (2004). Marilyn: The Ultimate Book. MQ Publications. ASIN B000FL52LG. 
  • Fuller, Graham; Lloyd, Ann, eds. (1983). Illustrated Who's Who of the Cinema. Macmillan. ISBN 0-02-923450-6. 
  • Kouvaros, George. «"The Misfits": What Happened Around the Camera». Film Quarterly (University of California Press) 55 (4): 28-33. doi:10.1525/fq.2002.55.4.28. 
  • Gilmore, John (2007). Inside Marilyn Monroe, A Memoir. Ferine Books, Los Ángeles. ISBN 0-97889680-7. 
  • Goode, James (1986). The Making of "The Misfits". Limelight Editions, Nueva York. ISBN 0-87910-065-6. 
  • Guiles, Fred Lawrence (1993). Norma Jean: The Life of Marilyn Monroe. Paragon House Publishers. ISBN 1-55778-583-X. 
  • Harris, Warren G. (2002). Clark Gable, A Biography. Aurum Press, Londres. ISBN 1-85410-904-9. 
  • Hall, Susan G. (2006). American Icons: An Encyclopedia of the People, Places, and Things that Have Shaped Our Culture. Greenwood Publishing Group. ISBN 978-0-275-98429-8. 
  • Hamscha, Susanne (2013). «Thirty Are Better Than One: Marilyn Monroe and the Performance of Americanness». En Rieser, Klaus; Fuchs, Michael; Phillips, Michael, eds. ConFiguring America: Iconic Figures, Visuality, and the American Identity. Intellect. ISBN 978-1-84150-635-7. 
  • Handyside, Fiona (16 de agosto de 2010). «Let's Make Love: Whiteness, Cleanliness and Sexuality in the French Reception of Marilyn Monroe». European Journal of Cultural Studies 3 (13): 1-16. doi:10.1177/1367549410363198. 
  • Harris, Thomas (1991) [1957]. «The Building of Popular Images: Grace Kelly and Marilyn Monroe». En Gledhill, Christine, ed. Stardom: Industry of Desire. Routledge. ISBN 978-0-415-05217-7. 
  • Haskell, Molly (1991). «From Reverence to Rape: The Treatment of Women in the Movies». En Butler, Jeremy G., ed. Star Texts: Image and Performance in Film and Television. Wayne State University Press. ISBN 0-8143-2312-X. 
  • Jewell, Richard B.; Harbin, Vernon (1982). The RKO Story. Octopus Books, Londres. ISBN 0-706-41285-0. 
  • Leaming, Barbara (1998). Marilyn Monroe. Three Rivers Press. ISBN 0-609-80553-3. 
  • Lev, Peter (2013). Twentieth-Century Fox: The Zanuck–Skouras Years, 1935–1965. University of Texas Press. ISBN 978-0-292-74447-9. 
  • Marcus, Daniel (2004). Happy Days and Wonder Years: The Fifties and Sixties in Contemporary Popular Culture. Rutgers University Press. ISBN 978-0-8135-3391-9. 
  • Meyers, Jeffrey (2010). The Genius and the Goddess: Arthur Miller and Marilyn Monroe. University of Illinois Press. ISBN 978-0-252-03544-9. 
  • Miracle, Berniece Baker; Miracle, Mona Rae (1994). My Sister Marilyn. Algonquin Books. ISBN 0-595-27671-7. 
  • Monroe, Marilyn; Hecht, Ben (2000). My Story. Cooper Square Press. ISBN 0-8154-1102-2. 
  • Monroe, Marilyn (2010). Comment, Bernard, ed. Fragments: Poems, Intimate Notes, Letters. Farrar, Straus and Giroux. 
  • Olivier, Laurence (1982). Confessions Of an Actor. Simon and Schuster. ISBN 0-14-006888-0. 
  • Riese, Randall; Hitchen, Neal (1988). The Unabridged Marilyn. Corgi Books, Londres. ISBN 0-552-99308-5. 
  • Rollyson, Carl (2014). Marilyn Monroe Day by Day: A Timeline of People, Places and Events. Rowman and Littlefield. ISBN 978-1-4422-3079-8. 
  • Rose, Jacqueline (2014). Women in Dark Times. Bloomsbury. ISBN 978-1-4088-4540-0. 
  • Russell, Jane (1986). An Autobiography. Arrow Books, Londres. ISBN 0-09-949590-2. 
  • Server, Lee (2001). Robert Mitchum, Baby I Don't Care. St. Martin's Press, Nueva York. ISBN 0-571-20994-7. 
  • Solomon, Aubrey (1988). Twentieth Century-Fox: A Corporate and Financial History. Scarecrow Press. ISBN 978-0-8108-4244-1. 
  • Solomon, Matthew (2010). «Reflexivity and Metaperformance: Marilyn Monroe, Jayne Mansfield, and Kim Novak». En Palmer Palmer, R. Barton R. Barton, ed. Larger Than Life: Movie Stars of the 1950s. Rutgers University Press. ISBN 978-0-8135-4766-4. 
  • Spoto, Donald (2001). Marilyn Monroe: The Biography. Cooper Square Press. ISBN 0-8154-1183-9. 
  • Staggs, Sam (2000). All About "All About Eve". St. Martin's Griffin, Nueva York. ISBN 0-312-27315-0. 
  • Steinem, Gloria; Barris, George (1987). Marilyn. Victor Gollancz Ltd. ISBN 0-575-03945-0. 
  • Summers, Anthony (1985). Goddess, The Secret Lives of Marilyn Monroe. Guild Publishing, Londres. ISBN 0-575-03641-9. 
  • Michel Schneider: Últimas sesiones con Marilyn, 2008, Editorial: ALFAGUARA, Madrid ISBN 84-204-7219-0
  • Tracy, Tony (2010). John Huston: Essays on a Restless Director. McFarland. ISBN 978-0-7864-5853-0. 

Notas

  1. Monroe hizo que su nombre de usuario se convirtiera en su nombre legal a principios de 1956.[1][2]
  2. Gladys nombró a Mortensen como el padre de Monroe en el certificado de nacimiento (aunque el nombre estaba mal escrito),[28]​ pero es poco probable que él fuera el padre, ya que su separación tuvo lugar mucho antes de que ella quedara embarazada.[29][30]​ los biógrafos Fred Guiles y Lois Banner han declarado que su padre probablemente era Charles Stanley Gifford, un compañero de trabajo con el que Gladys tuvo una aventura en 1925, mientras que Donald Spoto cree que lo más probable es que otro compañero de trabajo fuera el padre.[31]
  3. Monroe habló sobre haber sido abusada sexualmente por un inquilino cuando tenía ocho años a sus biógrafos Ben Hecht en 1953-1954 y Maurice Zolotow en 1960, y en entrevistas para Paris Match y Cosmopolitan.[45]​ Aunque ella se negó a nombrar al abusador, Banner cree que era George Atkinson, ya que era un inquilino y adoptó a Monroe cuando ella tenía ocho años; Banner también afirma que la descripción de Monroe del abusador se ajusta a otras descripciones de Atkinson.[46]​ Banner ha argumentado que el abuso puede haber sido un factor causante importante en los problemas de salud mental de Monroe, y también ha escrito que como el tema era tabú a mediados de siglo en los Estados Unidos, Monroe era inusual al atreverse a hablar públicamente sobre ello.[47]​ Spoto no menciona el incidente, pero afirma que Monroe fue abusada sexualmente por el esposo de Grace en 1937 y por un primo mientras vivía con un pariente en 1938.[48]​ Barbara Leaming repite el relato de Monroe sobre el abuso, pero los biógrafos anteriores Fred Guiles, Anthony Summers y Carl Rollyson han dudado del incidente debido a la falta de evidencia más allá de las declaraciones de Monroe.[49]
  4. El propietario de RKO, Howard Hughes, había expresado interés en Monroe después de verla en la portada de una revista.[76]
  5. A veces se ha afirmado que Monroe apareció como extra en otras películas de Fox durante este período, incluidas Green Grass of Wyoming, The Shocking Miss Pilgrim y You Were Meant For Me, pero no hay evidencia que apoye esto.[82]
  6. Baumgarth inicialmente no estaba contento con las fotos, pero publicó una de ellas en 1950; Monroe no fue identificada públicamente como modelo hasta 1952. Aunque luego contuvo el escándalo resultante al afirmar que había posado desnuda de mala gana debido a una necesidad urgente de efectivo, los biógrafos Spoto y Banner han declarado que no fue presionada (aunque según Banner, inicialmente dudaba debido a sus aspiraciones de estrellato cinematográfico) y consideró el rodaje como simplemente otra tarea de trabajo.[94]
  7. Además de All About Eve y The Asphalt Jungle, las películas de Monroe de 1950 fueron Amor en conserva , A Ticket to Tomahawk, Right Cross y The Fireball. Monroe también tuvo un papel en Home Town Story, lanzado en 1951.
  8. Monroe y Greene se conocieron y tuvieron una breve aventura en 1949, y se volvieron a encontrar en 1953, cuando él la fotografió para Look. Ella le contó sus quejas con el estudio y Greene sugirió que iniciaran su propia compañía de producción.[187]
  9. Monroe se sometió a psicoanálisis regularmente desde 1955 hasta su muerte. Sus analistas fueron los psiquiatras Margaret Hohenberg (1955-1957), Anna Freud (1957), Marianne Kris (1957-1961) y Ralph Greenson (1960-1962).[198]
  10. Monroe se identificó con el pueblo judío como un "grupo desposeído" y quería convertirse para formar parte de la familia de Miller.[218]​ Fue instruida por el rabino Robert Goldberg y se convirtió el 1 de julio de 1956.[217]​ El interés de Monroe en el judaísmo como religión era limitado: se refirió a sí misma como una "atea judía" y, después de su divorcio de Miller, no practicó la fe aparte de retener algunos elementos religiosos.[217]​ Egipto también levantó su prohibición después de que finalizara el divorcio en 1961.[217]
  11. La endometriosis también le hizo experimentar un dolor menstrual severo a lo largo de su vida, lo que requirió una cláusula en su contrato que le permitiera ausentarse del trabajo durante su período; su endometriosis también requirió varias cirugías.[235]​ A veces se ha alegado que Monroe se sometió a varios abortos, y que los abortos inseguros realizados por personas sin la formación médica adecuada habrían contribuido a su incapacidad para mantener un embarazo.[236]​ Los rumores de aborto comenzaron a partir de declaraciones hechas por Amy Greene, la esposa de Milton Greene, pero no han sido confirmadas por ninguna evidencia concreta.[237]​ Además, el informe de la autopsia de Monroe no señaló ninguna evidencia de abortos.[237]
  12. Monroe se admitió por primera vez en la Clínica Psiquiátrica Payne Whitney en Nueva York, por sugerencia de su psiquiatra Marianne Kris.[287]​ Más tarde, Kris declaró que su elección de hospital fue un error: a Monroe la colocaron en una sala destinada a personas con psicosis con enfermedades mentales graves, donde la encerraron en una celda acolchada y no se le permitió mudarse a una sala más adecuada o salir del hospital.[287]​ Monroe finalmente pudo salir del hospital después de tres días con la ayuda de Joe DiMaggio, y se mudó al Centro Médico de la Universidad de Columbia, donde pasó otros 23 días.[287]
  13. Monroe y Kennedy tenían amigos mutuos y estaban familiarizados entre sí. Aunque a veces tienen encuentros sexuales casuales, no hay evidencia de que su relación fuera sería.[294]
  14. Después de su muerte, Shirley MacLaine remplazo a Monroe en What a Way to Go! y Irma la Douce.[307][308]Kiss Me, Stupid fue otra cinta que se esperaba que protagonizara y que al final Kim Novak se quedó con su papel.[303]Carroll Baker acabó interpretando a Jean Harlow en su película biográfica.[309]​ Las escenas que Monroe grabó para Something's Got to Give, se pudieron ver en sus documentales en los posteriores años.

Referencias

  1. «How Did Marilyn Monroe Get Her Name? This Photo Reveals the Story». Time (en inglés). 
  2. «Monroe divorce papers for auction». news.bbc.co.uk (en inglés). 21 de abril de 2005. 
  3. Hertel, Howard; Heff, Don (6 de agosto de 1962). «Marilyn Monroe Dies; Pills Blamed». Los Angeles Times (Tribune Publishing). Consultado el 23 de septiembre de 2015. 
  4. «Cuando Marilyn se convirtió en símbolo sexual». El País. 7 de octubre de 2011. Consultado el 20 de abril de 2022. 
  5. Haas, Brenda (31 de mayo de 2021). «Marilyn Monroe: más que un símbolo sexual». DW. Consultado el 20 de abril de 2022. 
  6. Hertel, Howard; Heff, Don (6 de agosto de 1962). «Marilyn Monroe Dies; Pills Blamed». Los Angeles Times (en inglés). Archivado desde el original el 25 de septiembre de 2015. Consultado el 20 de abril de 2022. 
  7. Chapman, 2001, pp. 542–543; Hall, 2006, p. 468.
  8. «America's Greatest Legends. Nominated List». AFI's 100 Years (en inglés). American Film Institute. 2005. Consultado el 20 de abril de 2022. 
  9. VAsco (5 de agosto de 2014). «Orfanatos, miseria e inestabilidad afectiva: La dura infancia de Marilyn Monroe». ABC. Consultado el 20 de abril de 2022. 
  10. a b Spoto, 2001, pp. 90–93; Churchwell, 2004, pp. 176–177.
  11. «YANK USA 1945». Wartime Press. Archivado desde el original el 7 de agosto de 2017. Consultado el 13 de enero de 2012. 
  12. Clark, Foren (16 de enero de 2022). «Marilyn Monroe era morena: 10 conceptos erróneos sobre la estrella de Hollywood». CNN en Español. Consultado el 20 de abril de 2022. 
  13. Vintage Everyday (29 de enero de 2022). «Beautiful Photos of Marilyn Monroe During the Filming of ‘The Asphalt Jungle’ (1950)». Vintage News Daily (en inglés). Consultado el 20 de abril de 2022. 
  14. Scott, Lyvie (22 de marzo de 2022). «Filming All About Eve Was More Than Marilyn Monroe Could Handle Read More: https://www.slashfilm.com/806889/filming-all-about-eve-was-more-than-marilyn-monroe-could-handle/?utm_campaign=clip». Film (en inglés). EDT. Consultado el 20 de abril de 2022. 
  15. Corrigan, Kalyn (14 de agosto de 2017). «The Heartbreak Of Marilyn Monroe’s DON’T BOTHER TO KNOCK». Birth Movies Death (en inglés). Consultado el 20 de abril de 2022. 
  16. Publispain. «Biografía de Marilyn Monroe». Consultado el 30 de mayo de 2009. 
  17. a b Mis respuestas. «Quién fue Marilyn Monroe ?». Consultado el 30 de mayo de 2009. 
  18. Spoto, 2001, pp. 3, 13–14; Banner, 2012, p. 13.
  19. Riese and Hitchens, p. 33.
  20. Spoto, 2001, pp. 9–10; Rollyson, 2014, pp. 26–29.
  21. Miracle y Miracle, 1994, p. see family tree; Banner, 2012, pp. 19–20; Leaming, 1998, pp. 52–53.
  22. Spoto, 2001, pp. 7–9; Banner, 2012, p. 19.
  23. Spoto, 2001, p. 9 para el año exacto en que se finalizó el divorcio; Banner, 2012, p. 20; Leaming, 1998, pp. 52–53.
  24. Spoto, 2001, p. 88, para la primera reunión en 1944; Banner, 2012, p. 72, para que la madre le dijera a Monroe de su hermana en 1938.
  25. Churchwell, 2004, p. 150, citando a Spoto y Summers; Banner, 2012, pp. 24–25.
  26. Churchwell, 2004, p. 150, citing Spoto and Summers; Banner, 2012, pp. 24–25.
  27. Spoto, 2001, pp. 17, 57.
  28. Churchwell, 2004, p. 150, citing Spoto, Summers and Guiles.
  29. Churchwell, 2004, pp. 149–152; Banner, 2012, p. 26; Spoto, 2001, p. 13.
  30. a b c d e Summers, p. 5
  31. Churchwell, 2004, p. 152; Banner, 2012, p. 26; Spoto, 2001, p. 13.
  32. a b Churchwell, pp. 150-151
  33. a b Churchwell, p. 151
  34. a b Spoto, 2001, pp. 17–26; Banner, 2012, pp. 32–35.
  35. Snickersnee Press. «'A Ghost Materialized - Ben Hecht Finally Credited on Marilyn Monroe's Memoir» (en inglés). Consultado el 30 de mayo de 2009. 
  36. Spoto, 2001, pp. 16–26; Churchwell, 2004, p. 164; Banner, 2012, pp. 22–35.
  37. Spoto, 2001, pp. 26–28; Banner, 2012, pp. 35–39; Leaming, 1998, pp. 54–55.
  38. Meryman, Richard (14 de septiembre de 2007). «Great interviews of the 20th century: "When you're famous you run into human nature in a raw kind of way"». The Guardian. Archivado desde el original el 4 de noviembre de 2015. Consultado el 26 de noviembre de 2021. 
  39. Spoto, 2001, pp. 26–28; Banner, 2012, pp. 35–39.
  40. Churchwell, 2004, pp. 155–156.
  41. Churchwell, 2004, pp. 155–156; Banner, 2012, pp. 39–40.
  42. Spoto, 2001, pp. 100–101, 106–107, 215–216; Banner, 2012, pp. 39–42, 45–47, 62, 72, 91, 205.
  43. Spoto, 2001, pp. 40–49; Churchwell, 2004, p. 165; Banner, 2012, pp. 40–62.
  44. Spoto, 2001, pp. 33–40; Banner, 2012, pp. 40–54.
  45. Banner, 2012, pp. 48–49.
  46. Banner, 2012, pp. 40–59.
  47. Banner, 2012, pp. 7, 40–59.
  48. Spoto, 2001, p. 55; Churchwell, 2004, pp. 166–173.
  49. Churchwell, 2004, pp. 166–173.
  50. Banner, 2012, pp. 27, 54–73.
  51. Banner, 2012, pp. 47–48.
  52. Spoto, 2001, pp. 44–45; Churchwell, 2004, pp. 165–166; Banner, 2012, pp. 62–63.
  53. Banner, 2012, pp. 60–63.
  54. Spoto, 2001, pp. 49–50; Banner, 2012, pp. 62–63 (véanse también las notas a pie de página), 455.
  55. Banner, 2012, pp. 62–64.
  56. Spoto, 2001, pp. 49–50; Banner, 2012, pp. 62–64, 455.
  57. Spoto, 2001, pp. 51–67; Banner, 2012, pp. 62–86.
  58. Spoto, 2001, pp. 68–69; Banner, 2012, p. 75–77.
  59. Banner, 2012, pp. 73–76.
  60. Spoto, 2001, pp. 67–69; Banner, 2012, p. 86.
  61. Spoto, 2001, pp. 67–69.
  62. Spoto, 2001, pp. 70–75; Banner, 2012, pp. 86–90.
  63. Banner, 2012, pp. 86–90.
  64. Spoto, 2001, pp. 70–75.
  65. Spoto, 2001, p. 70–78.
  66. a b c Spoto, 2001, pp. 83–86; Banner, 2012, pp. 91–98.
  67. Spoto, 2001, pp. 90–91; Churchwell, 2004, p. 176.
  68. a b c Spoto, 2001, pp. 93–95; Banner, 2012, pp. 105–108.
  69. «Yank USA 1945». Wartime Press. Archivado desde el original el 7 de agosto de 2017. Consultado el 26 de noviembre de 2021. 
  70. Banner, 2012, pp. 103–104.
  71. Spoto, 2001, pp. 95–107.
  72. Spoto, 2001, p. 95, para declaraciones y portadas; Banner, 2012, p. 109, para la declaración de Snively.
  73. a b Spoto, 2001, pp. 110–111.
  74. Riese y Hitchen, p. 288
  75. a b Spoto, 2001, pp. 110–112; Banner, 2012, pp. 117–119.
  76. Banner, 2012, p. 119.
  77. a b Spoto, 2001, pp. 112–114.
  78. Spoto, 2001, p. 114.
  79. Spoto, 2001, p. 109.
  80. Spoto, 2001, pp. 118–120; Banner, 2012, pp. 130–131.
  81. Spoto, 2001, pp. 120–121.
  82. a b Churchwell, 2004, p. 59.
  83. Spoto, 2001, pp. 122–126.
  84. a b Spoto, 2001, pp. 120–121, 126; Banner, 2012, p. 133.
  85. Summers, p. 27
  86. Spoto, 2001, pp. 122–129; Banner, 2012, p. 133.
  87. Spoto, 2001, pp. 130–133; Banner, 2012, pp. 133–144.
  88. Churchwell, 2004, pp. 204-216, citando Summers, Spoto y Guiles para Schenck; Banner, 2012, pp. 141–144; Spoto, 2001, pp. 133–134.
  89. Banner, 2012, p. 139; Spoto, 2001, pp. 133–134.
  90. Spoto, 2001, pp. 133–134.
  91. Banner, 2012, p. 148.
  92. Summers, 1985, p. 43.
  93. Spoto, 2001, pp. 151–153.
  94. a b Spoto, 2001, pp. 151–153; Banner, 2012, pp. 140–149.
  95. Spoto, 2001, pp. 145–146; Banner, 2012, pp. 149, 157.
  96. Riese y Hitchens, p. 228
  97. Churchwell, 2004, pp. 59–60.
  98. Staggs, p. 92
  99. Spoto, 2001, pp. 159–162.
  100. Riese y Hitchens, 1988, p. 228; Spoto, 2001, p. 182.
  101. Summers, p. 43
  102. Summers, p. 45
  103. Spoto, 2001, p. 182.
  104. Spoto, 2001, pp. 175–177; Banner, 2012, p. 157.
  105. Churchwell, 2004, p. 60.
  106. Summers, p. 58
  107. Spoto, 2001, pp. 179–187; Churchwell, 2004, p. 60.
  108. Spoto, 2001, pp. 118–119.
  109. Spoto, 2001, p. 192.
  110. a b Kahana, Yoram (30 de diciembre de 2014). «Marilyn: The Globes' Golden Girl». Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA). Consultado el 26 de noviembre de 2021. 
  111. Spoto, 2001, pp. 180–181; Banner, 2012, pp. 163–167, 181–182 para Kazán y otros.
  112. Spoto, 2001, p. 201; Banner, 2012, p. 192.
  113. Summers, 1985, p. 58; Spoto, 2001, pp. 210–213.
  114. Spoto, 2001, pp. 210–213; Churchwell, 2004, pp. 224–226; Banner, 2012, pp. 194–195.
  115. Hopper, Hedda (4 de mayo de 1952). «They Call Her The Blowtorch Blonde». Chicago Tribune. Consultado el 26 de noviembre de 2021. 
  116. Spoto, 2001, pp. 210–213; Churchwell, 2004, pp. 61–62, 224–226; Banner, 2012, pp. 194–195.
  117. Spoto, 2001, pp. 188–189; Banner, 2012, pp. 170-171, 178 por no querer ser únicamente un símbolo sexual.
  118. Churchwell, 2004, p. 61 for being commercially successful; Banner, 2012, p. 178 for wishes to not be solely a sex symbol.
  119. Spoto, 2001, pp. 194–195; Churchwell, 2004, pp. 60–61.
  120. Spoto, 2001, pp. 194–195.
  121. «Clash By Night». American Film Institute. Consultado el 26 de noviembre de 2021. 
  122. Spoto, 2001, pp. 196–197.
  123. Crowther, Bosley (19 de julio de 1952). «Don't Bother to Knock». The New York Times. Consultado el 26 de noviembre de 2021. 
  124. Churchwell, 2004, p. 61; Banner, 2012, p. 180.
  125. «Review: Don't Bother to Knock». Penske Media Corporation. 31 de diciembre de 1951. Consultado el 26 de noviembre de 2021. 
  126. Spoto, 2001, p. 200.
  127. Riese y Hitchens, p. 132
  128. Riese y Hitchens, p. 336
  129. a b c d Churchwell, 2004, p. 62.
  130. Spoto, 2001, pp. 224–225.
  131. Muir, Florabel (19 de octubre de 1952). «Marilyn Monroe Tells: How to Deal With Wolves». Chicago Tribune. Consultado el 26 de noviembre de 2021. 
  132. Churchwell, 2004, p. 238.
  133. Spoto, 2001, pp. 139, 195, 233–234, 241, 244, 372.
  134. a b Spoto, 2001, pp. 328–329; Churchwell, 2004, pp. 51–56, 238; Banner, 2012, pp. 188–189, 211–214.
  135. a b «Filmmaker interview – Gail Levin». Public Broadcasting Service. 19 de julio de 2006. Archivado desde el original el 10 de agosto de 2016. Consultado el 3 de enero de 2022. 
  136. Spoto, 2001, pp. 328–329; Churchwell, 2004, p. 238; Banner, 2012, pp. 211–214, 311.
  137. Churchwell, 2004, pp. 257–264.
  138. Banner, 2012, pp. 189–190, 210–211.
  139. Spoto, 2001, p. 221; Churchwell, 2004, pp. 61–65; Lev, 2013, p. 168.
  140. a b «The 2006 Motion Picture Almanac, Top Ten Money Making Stars». Quigley Publishing Company. Archivado desde el original el 21 de diciembre de 2014. Consultado el 29 de noviembre de 2021. 
  141. Churchwell, 2004, p. 233.
  142. Churchwell, p. 233
  143. Churchwell, p. 234
  144. Summers, p. 71
  145. Churchwell, 2004, pp. 25, 62.
  146. a b Churchwell, 2004, p. 62; Banner, 2012, pp. 195–196.
  147. Spoto, 2001, p. 221; Banner, 2012, p. 205; Leaming, 1998, p. 75 en taquilla.
  148. «Niagara Falls Vies With Marilyn Monroe». The New York Times. 22 de enero de 1953. Archivado desde el original el 5 de noviembre de 2015. Consultado el 29 de noviembre de 2021. 
  149. «Review: 'Niagara'». Variety. Penske Media Corporation. 31 de diciembre de 1952. Archivado desde el original el 21 de noviembre de 2015. Consultado el 29 de noviembre de 2021. 
  150. a b Spoto, 2001, pp. 236–238; Churchwell, 2004, p. 234; Banner, 2012, pp. 205–206.
  151. Spoto, 2001, p. 231; Churchwell, 2004, p. 64; Banner, 2012, p. 200; Leaming, 1998, pp. 75–76.
  152. Russell, p. 138
  153. Spoto, 2001, pp. 219–220; Banner, 2012, p. 177.
  154. Spoto, 2001, p. 242; Banner, 2012, pp. 208–209.
  155. Solomon, 1988, p. 89; Churchwell, 2004, p. 63.
  156. Churchwell, p. 63
  157. Brogdon, William (1 de julio de 1953). «Gentlemen Prefer Blondes». Variety. Penske Media Corporation. Archivado desde el original el 21 de noviembre de 2015. Consultado el 29 de noviembre de 2021. 
  158. Crowther, Bosley (16 de julio de 1953). «Gentlemen Prefer Blondes». The New York Times. Archivado desde el original el 26 de septiembre de 2015. Consultado el 29 de noviembre de 2021. 
  159. Spoto, 2001, p. 250.
  160. Spoto, 2001, p. 238; Churchwell, 2004, pp. 64–65.
  161. Solomon, 1988, p. 89; Churchwell, 2004, p. 65; Lev, 2013, p. 209.
  162. Riese y Hitchens, p. 222
  163. Solomon, 1988, p. 89.
  164. a b Churchwell, 2004, p. 217.
  165. Summers, p.59
  166. Churchwell, 2004, p. 68.
  167. Churchwell, 2004, pp. 68, 208–209.
  168. Banner, 2012, p. 217.
  169. Summers, 1985, p. 92; Spoto, 2001, p. 254–259.
  170. Spoto, 2001, p. 260.
  171. Spoto, 2001, pp. 262–263.
  172. Churchwell, 2004, p. 241.
  173. Spoto, 2001, p. 267.
  174. a b Spoto, 2001, p. 271.
  175. Churchwell, 2004, pp. 66–67.
  176. Churchwell, p. 65
  177. Riese y Hitchens, 1988, pp. 338–440; Spoto, 2001, p. 277; Churchwell, 2004, p. 66; Banner, 2012, p. 227.
  178. Summers, p.101
  179. Summers, p. 103
  180. a b Spoto, 2001, pp. 283–284.
  181. Spoto, 2001, p. 331.
  182. Riese and Hitchens, p. 475
  183. Spoto, 2001, pp. 284–285; Banner, 2012, pp. 8–9.
  184. Spoto, 2001, pp. 208, 222–223, 262–267, 292; Churchwell, 2004, pp. 243–245; Banner, 2012, pp. 204, 219–221.
  185. Summers, 1985, pp. 103–105; Spoto, 2001, pp. 290–295; Banner, 2012, pp. 224–225.
  186. Spoto, 2001, pp. 295–298; Churchwell, 2004, p. 246.
  187. Spoto, 2001, pp. 158–159, 252–254.
  188. Spoto, 2001, pp. 302–303.
  189. Summers, p.146
  190. Riese and Hitchens, p.309
  191. a b Spoto, 2001, pp. 301–302.
  192. Spoto, 2001, p. 338.
  193. Spoto, 2001, p. 302.
  194. Summers, p. 130
  195. Spoto, 2001, p. 327.
  196. Spoto, 2001, p. 350.
  197. Spoto, 2001, pp. 310–313.
  198. Spoto, 2001, pp. 312–313, 375, 384–385, 421, 459 en años y nombres.
  199. a b Riese y Hitchens, p. 326
  200. a b Summers, p. 145
  201. Summers, p. 139
  202. a b Spoto, 2001; Churchwell, 2004, p. 253, por Miller; Banner, 2012, p. 285, por Brando.
  203. a b Spoto, 2001, p. 337; Meyers, 2010, p. 98.
  204. Summers, 1985, p. 157; Spoto, 2001, pp. 318–320; Churchwell, 2004, pp. 253–254.
  205. a b Spoto, 2001, pp. 339–340.
  206. a b Banner, 2012, pp. 296–297.
  207. a b Spoto, 2001, p. 341.
  208. a b Spoto, 2001, pp. 343–345.
  209. Spoto, 2001, pp. 352–357.
  210. Spoto, 2001, pp. 352–354.
  211. Riese y Hitchens, p. 275
  212. Spoto, 2001, pp. 354–358, por ubicación y hora; Banner, 2012, p. 297, 310.
  213. Banner, 2012, p. 254.
  214. Summers. p 157
  215. Spoto, 2001, pp. 364–365.
  216. Schreck, Tom (noviembre de 2014). «Marilyn Monroe's Westchester Wedding; Plus, More County Questions And Answers». Westchester Magazine. Archivado desde el original el 17 de mayo de 2019. Consultado el 31 de diciembre de 2021. 
  217. a b c d Meyers, 2010, pp. 156–157.
  218. Banner, 2012, p. 256.
  219. Churchwell, 2004, pp. 253–257; Meyers, 2010, p. 155.
  220. Spoto, 2001, pp. 358–359; Churchwell, 2004, p. 69.
  221. Spoto, 2001, p. 358.
  222. Riese and Hitchens, p. 276
  223. Summers, p. 154
  224. Spoto, 2001, p. 372.
  225. a b Churchwell, 2004, pp. 258–261.
  226. Spoto, 2001, pp. 370–379; Churchwell, 2004, pp. 258–261; Banner, 2012, pp. 310–311.
  227. Spoto, 2001, pp. 370–379.
  228. a b Spoto, 2001, pp. 368–376; Banner, 2012, pp. 310–314.
  229. Olivier, p. 213
  230. Churchwell, 2004, p. 69; Banner, 2012, p. 314, por llegar a tiempo.
  231. Churchwell, 2004, p. 69.
  232. a b Banner, 2012, p. 346.
  233. Spoto, 2001, pp. 381–382.
  234. Spoto, 2001, pp. 392–393, 406–407.
  235. a b Churchwell, 2004, pp. 274–277.
  236. Churchwell, 2004, pp. 271–274; Banner, 2012, pp. 222, 226, 329–30, 335, 362.
  237. a b Churchwell, 2004, pp. 271–274.
  238. Banner, 2012, p. 321.
  239. Spoto, 2001, pp. 389–391.
  240. Banner, 2012, p. 325 en que sea una comedia de género.
  241. Churchwell, p. 262
  242. Banner, 2012, p. 325.
  243. Churchwell, 2004, p. 626.
  244. Spoto, 2001, pp. 399–407; Churchwell, 2004, p. 262.
  245. Rose, 2014, p. 100.
  246. Banner, 2012, p. 327 sobre "barco que se hunde" y "símbolo fálico".
  247. a b Churchwell, 2004, pp. 262–266; Banner, 2012, pp. 325–327.
  248. Spoto, 2001, p. 406.
  249. Spoto, 2001, p. 406; Banner, 2012, p. 346.
  250. «Review: 'Some Like It Hot'». Variety. Penske Media Corporation. 24 de febrero de 1959. Archivado desde el original el 31 de octubre de 2015. Consultado el 31 de diciembre de 2021. 
  251. Riese y Hitchens, p. 489
  252. «The 100 greatest comedies of all time». BBC. 22 de agosto de 2017. Archivado desde el original el 11 de enero de 2018. Consultado el 31 de diciembre de 2021. 
  253. «Some Like It Hot». American Film Institute. Archivado desde el original el 17 de mayo de 2019. Consultado el 31 de diciembre de 2021. 
  254. Christie, Ian (septiembre de 2012). «The top 50 Greatest Films of All Time». British Film Institute. Archivado desde el original el 5 de septiembre de 2015. Consultado el 31 de diciembre de 2021. 
  255. a b Churchwell, 2004, p. 71.
  256. Riese y Hitchens, p. 269
  257. Summers, p. 183
  258. Spoto, 2001, pp. 410–415.
  259. Summers, p. 186
  260. Churchwell, 2004, p. 72.
  261. Riese y Hitchens, p. 270
  262. Riese y Hitchens, 1988, p. 270; Churchwell, 2004, p. 266; Solomon, 1988, p. 139.
  263. Crowther, Bosley (9 de septiembre de 1960). «Movie Review: Let's Make Love (1960)». The New York Times. Archivado desde el original el 11 de octubre de 2015. Consultado el 2 de enero de 2021. 
  264. Hopper, Hedda (25 de agosto de 1960). «Hedda Finds Marilyn's Film 'Most Vulgar'». Chicago Tribune. Tribune Publishing. Archivado desde el original el 22 de abril de 2016. Consultado el 2 de enero de 2021. 
  265. Banner, 2012, p. 335.
  266. Summers, p. 188
  267. a b Churchwell, 2004, p. 266.
  268. Spoto, 2001, pp. 429–430.
  269. Summers, p. 195
  270. Spoto, 2001, pp. 431–435; Churchwell, 2004, pp. 266–267; Banner, 2012, p. 352.
  271. a b Spoto, 2001, pp. 435–445; Banner, 2012, pp. 353–356.
  272. Summers, p. 190
  273. Summers, p. 194
  274. Summers, pp 192 y 194
  275. Tracy, 2010, p. 109.
  276. a b Summers, p. 198
  277. Spoto, 2001, pp. 450–455.
  278. a b Spoto, 2001, p. 456; Banner, 2012, p. 361.
  279. «The Misfits». Variety. 31 de diciembre de 1960. Archivado desde el original el 18 de noviembre de 2016. Consultado el 2 de enero de 2021. 
  280. Crowther, Bosley (2 de febrero de 1961). «Movie Review: The Misfits (1961)». The New York Times. Archivado desde el original el 1 de noviembre de 2015. Consultado el 2 de enero de 2021. 
  281. Andrew, Geoff (17 de junio de 2015). «A Film That Fate Helped Make a Classic: The Misfits». British Film Institute. Archivado desde el original el 10 de septiembre de 2015. Consultado el 2 de enero de 2021. 
  282. Tracy, 2010, p. 96.
  283. McNab, Geoffrey (12 de junio de 2015). «The Misfits, film review: Marilyn Monroe gives an extraordinary performance». The Independent. Archivado desde el original el 17 de noviembre de 2016. Consultado el 2 de enero de 2021. 
  284. Spoto, 2001, pp. 453–454.
  285. Summers, p. 199
  286. Spoto, 2001, pp. 453, para una nueva función, 466–467 para operaciones, 456–464 para estadías en hospitales psiquiátricos.
  287. a b c Spoto, 2001, pp. 456–459.
  288. Spoto, 2001, pp. 464–470, 483–485, 594–596; Churchwell, 2004, p. 291.
  289. Spoto, 2001, pp. 465–470, 484–485.
  290. Spoto, 2001, pp. 495–496; Churchwell, 2004, pp. 74–75.
  291. Churchwell, 2004, p. 258, por la participación de MMP.
  292. a b Spoto, 2001, pp. 524–525; Banner, 2012, pp. 391–392; Rollyson, 2014, pp. 264–272.
  293. a b Spoto, 2001, pp. 520–521; Churchwell, 2004, pp. 284–285.
  294. Churchwell, 2004, pp. 291–294; Rollyson, 2014, p. 17; Spoto, 2001, pp. 488–493.
  295. Banner, 2012, p. 398.
  296. Summers, p. 271
  297. Spoto, 2001, p. 523.
  298. Churchwell, 2004, p. 74.
  299. Spoto, 2001, p. 535.
  300. a b Churchwell, 2004, p. 75.
  301. Spoto, 2001, pp. 535–536.
  302. Summers, pág. 268.
  303. a b Summers, p. 301
  304. Rollyson, 2014, p. 273–274, 279; Spoto, 2001, pp. 537, 545–549; Banner, 2012, p. 402.
  305. Riese y Hitchens, p. 491
  306. Summers, 1985, p. 301; Spoto, 2001, pp. , 537, 545–549; Banner, 2012, pp. 401–402.
  307. «Shirley MacLaine Gets Role». New York Times. 6 de julio de 1963. p. 7. 
  308. Potton, Ed (15 de marzo de 2019). «Irma la Douce (1963) review». The Times (en inglés). Consultado el 2 de enero de 2021. 
  309. «Review: 'Harlow'». Variety. 31 de diciembre de 1964. Consultado el 2 de enero de 2021. 
  310. Spoto, 2001, pp. 538–543; Churchwell, 2004, p. 285.
  311. Banner, 2012, p. 401.
  312. a b c d Spoto, 2001, pp. 574–577; Banner, 2012, pp. 410–411.
  313. Summers, pp. 319, 320
  314. Banner, 2012, p. 411.
  315. Spoto, 2001, pp. 580–583; Churchwell, 2004, p. 302; Banner, 2012, pp. 411–412.
  316. a b Spoto, 2001, pp. 580–583; Banner, 2012, pp. 411–412.
  317. a b Kormam, Seymour (18 de agosto de 1962). «Marilyn Monroe Ruled 'Probable Suicide' Victim». Chicago Tribune (en inglés). Tribune Publishing. Archivado desde el original el 10 de marzo de 2016. Consultado el 2 de enero de 2021. 
  318. Banner, 2012, pp. 411–413.
  319. Spoto, 2001, pp. 580–583; Banner, 2012, pp. 411–413.
  320. a b Banner, 2012, p. 427.
  321. Hopper, Hedda (6 de agosto de 1962). «Pill Death Secret Goes With Marilyn». Chicago Tribune. Tribune Publishing. Archivado desde el original el 7 de marzo de 2016. Consultado el 2 de enero de 2021. 
  322. «Brilliant Stardom and Personal Tragedy Punctuated the Life of Marilyn Monroe». The New York Times. 6 de agosto de 1962. Archivado desde el original el 10 de marzo de 2016. Consultado el 2 de enero de 2021. 
  323. a b c Spoto, 2001, pp. 594–597; Banner, 2012, pp. 427–428.
  324. «Monroe 'burial plot' up for sale». BBC. Consultado el 17 de agosto de 2009. 
  325. «Top 10 Celebrity Grave Sites: Marilyn Monroe». Time. Time Inc. 3 de septiembre de 2009. Archivado desde el original el 19 de noviembre de 2015. Consultado el 2 de enero de 2021. 
  326. Churchwell, 2004, pp. 297-318, para diferentes teorías propuestas por Spoto, Summers, Brown & Barham y Donald Wolfe.
  327. Spoto, 2001, pp. 605–606; Churchwell, 2004, pp. 88, 300.
  328. Spoto, 2001, p. 606.
  329. Banner, 2012, pp. 124, 177.
  330. a b c Dyer, 1986, pp. 19, 20.
  331. Banner, 2012, pp. 172–174; Hall, 2006, p. 489.
  332. Stacey, Michelle (mayo de 2008). Smithsonian Institution, ed. «Model Arrangement» (en inglés). Archivado desde el original el 25 de septiembre de 2015. Consultado el 1 de enero de 2022. 
  333. Spoto, 2001, pp. 172–174, 210–215, 566; Churchwell, 2004, p. 9; Banner, 2012, pp. 172–174.
  334. Banner, 2012, p. 238.
  335. Banner, 2012, pp. 38, 175, 343.
  336. Churchwell, 2004, pp. 21–26, 181–185.
  337. Dyer, 1986, pp. 33–34; Churchwell, 2004, pp. 25, 57–58; Banner, 2012, p. 185; Hall, 2006, p. 489.
  338. Banner, 2012, p. 194.
  339. a b Dyer, 1986, pp. 19–20.
  340. Churchwell, 2004, p. 25; Banner, 2012, pp. 246–250.
  341. a b Spoto, 2001, pp. 224–225, 342–343; Churchwell, 2004, p. 234.
  342. Dyer, 1986, p. 45; Harris, 1991, pp. 40–44; Banner, 2012, pp. 44–45, 184–185.
  343. Banner, 2012, pp. 44–45.
  344. Harris, 1991, pp. 40–44.
  345. «La Diva que nunca muere». Archivado desde el original el 30 de enero de 2014. Consultado el 2 de abril de 2017. 
  346. «La personalidad de Marilyn Monroe». 
  347. «Marilyn Monroe, un icono erótico del ideario colectivo». Consultado el 2 de abril de 2017. 
  348. Banner, 2012, pp. 273–276.
  349. Dotinga, Randy (3 de agosto de 2012). «Marilyn Monroe: Anything but a dumb blonde». The Christian Science Monitor. Archivado desde el original el 30 de junio de 2016. Consultado el 3 de enero de 2022. 
  350. Banner, 2012, p. 244.
  351. Banner, Lois. «The Meaning of Marilyn». Women's Review of Books. Archivado desde el original el 1 de mayo de 2018. Consultado el 3 de enero de 2022. 
  352. Churchwell, 2004, p. 63 por West; Banner, 2012, p. 325.
  353. Banner, 2012, pp. 170–171.
  354. Banner, 2012, p. 201.
  355. Dyer, 1986, p. 21; Dyer, 1991, p. 58.
  356. Dyer, 1986, pp. 29–39.
  357. Haskell, 1991, p. 256; Spoto, 2001, p. 249.
  358. Dyer, 1986, p. 39; Churchwell, 2004, p. 82.
  359. Dyer, 1986, p. 57, citando a Haskell.
  360. Dyer, 1986, p. 40.
  361. Banner, 2012, pp. 254–256.
  362. Banner, 2012, p. 184.
  363. Banner, 2012, p. 8.
  364. Banner, 2012, pp. 239–240.
  365. Handyside, 2010, pp. 1–16.
  366. Handyside, 2010, p. 2, citando a Mulvey.
  367. Spoto, 2001, p. 396; Belton, 2005, p. 103.
  368. Spoto, 2001, p. 396.
  369. Solomon, 2010, p. 110.
  370. «From the archives: Sex Symbol Diana Dors Dies at 52». The Guardian. 5 de mayo de 1964. Archivado desde el original el 25 de septiembre de 2015. Consultado el 3 de enero de 2022. 
  371. Chapman, 2001, pp. 542–543.
  372. Frail, T.A. (17 de noviembre de 2014). «Meet the 100 Most Significant Americans of All Time». Smithsonian Institution. Archivado desde el original el 21 de marzo de 2019. Consultado el 3 de enero de 2022. 
  373. «Beatles Named 'Icons of Century'». BBC. 16 de octubre de 2005. Archivado desde el original el 6 de marzo de 2016. Consultado el 3 de enero de 2022. 
  374. «The 200 Greatest Pop Culture Icons Complete Ranked List». VH1. Archivado desde el original el 11 de mayo de 2016. Consultado el 3 de enero de 2022 – via PR Newswire. 
  375. Churchwell, 2004, pp. 12–15; Hamscha, 2013, pp. 119–129.
  376. Schneider, Michel (16 de noviembre de 2011). «Michel Schneider's Top 10 Books About Marilyn Monroe». The Guardian. Archivado desde el original el 28 de septiembre de 2015. Consultado el 3 de enero de 2022. 
  377. Rudnick, Paul (14 de junio de 1999). «The Blond Marilyn Monroe». Time. Archivado desde el original el 6 de enero de 2016. Consultado el 3 de enero de 2022. (requiere suscripción). 
  378. Churchwell, 2004, pp. 33, 40.
  379. a b c Churchwell, Sarah (9 de enero de 2015). «Max Factor Can't Claim Credit for Marilyn Monroe». The Guardian. Archivado desde el original el 25 de agosto de 2015. Consultado el 3 de enero de 2022. 
  380. Fuller y Lloyd, 1983, p. 309; Marcus, 2004, pp. 17–19, 309; Churchwell, 2004, pp. 21–42.
  381. Churchwell, 2004, p. 8.
  382. Stromberg, Joseph (5 de agosto de 2011). «Remembering Marilyn Monroe». Smithsonian Institution. Archivado desde el original el 28 de septiembre de 2015. Consultado el 3 de enero de 2022. 
  383. Wild, Mary (29 de mayo de 2015). «Marilyn: The Icon». British Film Institute. Archivado desde el original el 6 de septiembre de 2015. Consultado el 3 de enero de 2022. 
  384. Fuller y Lloyd, 1983, p. 309; Steinem y Barris, 1987, pp. 13–15; Churchwell, 2004, p. 8.
  385. a b «Happy Birthday, Marilyn». The Guardian. 29 de mayo de 2001. Archivado desde el original el 11 de junio de 2015. Consultado el 3 de enero de 2022. 
  386. a b Rose, 2014, pp. 100–137.
  387. Haskell, 1991, pp. 254–265.
  388. Banner, Lois (21 de julio de 2012). «Marilyn Monroe: Proto-feminist?». The Guardian. Archivado desde el original el 21 de noviembre de 2015. Consultado el 3 de enero de 2022. 
  389. Steinem y Barris, 1987, pp. 15–23; Churchwell, 2004, pp. 27–28.
  390. Haskell, Molly (22 de noviembre de 1998). «Engineering an Icon». The New York Times. Archivado desde el original el 7 de marzo de 2016. Consultado el 3 de enero de 2022. 
  391. a b Hamscha, 2013, pp. 119–129.
  392. Banner, Lois (5 de agosto de 2012). «Marilyn Monroe, the Eternal Shape Shifter». Los Angeles Times. Archivado desde el original el 17 de mayo de 2019. Consultado el 3 de enero de 2022. 
  393. Thomson, David (6 de agosto de 2012). «The Inscrutable Life and Death of Marilyn Monroe». New Republic. Archivado desde el original el 10 de diciembre de 2015. Consultado el 3 de enero de 2022. 
  394. Kael, Pauline (22 de julio de 1973). «Marilyn: A Rip-Off With Genius». The New York Times. Archivado desde el original el 25 de marzo de 2016. Consultado el 3 de enero de 2022. 
  395. Bradshaw, Peter (9 de mayo de 2012). «Cannes and the Magic of Marilyn Monroe». The Guardian. Archivado desde el original el 23 de septiembre de 2015. Consultado el 3 de enero de 2022. 
  396. Ebert, Roger (9 de enero de 2000). «Some Like It Hot». Roger Ebert.com. Archivado desde el original el 25 de julio de 2016. Consultado el 3 de enero de 2022. 
  397. Rosenbaum, Jonathan (1 de diciembre de 2005). «Marilyn Monroe's Brains». Chicago Reader. Archivado desde el original el 5 de septiembre de 2015. Consultado el 3 de enero de 2022. 
  398. Lista de premios de Marilyn Monroe en IMDb.
  399. Rollyson, 2014, p. 87.
  400. Vogel, 2014, p. 21.
  401. Kidder, 2011, p. 42.
  402. Super, 2005, p. 367.
  403. a b c «Marilyn Monroe». Golden Globe Awards (en inglés). Consultado el 3 de enero de 2022. 
  404. «Film, Foreign Actress in 1956». BAFTA (en inglés). Consultado el 3 de enero de 2022. 
  405. «Film, Foreign Actress in 1958». BAFTA (en inglés). Consultado el 3 de enero de 2022. 
  406. Spoto, 2001, p. 409.
  407. a b Vogel, 2014, p. 131.
  408. Vogel, 2014, p. 143.
  409. «AFI's 100 Years... 100 Songs: Lista delle 100 canzoni vincitrici» (PDF) (en italiano). 02-12-2010. Archivado desde el original el 7 de julio de 2011. Consultado el 3 de enero de 2022. 
  410. «Marilyn Monroe». Walkoffame.com (en inglés). Consultado el 3 de enero de 2022. 
  411. «Marilyn Monroe Awards and Nominations». The Marilyn Monroe Collection (en inglés). Consultado el 3 de enero de 2022. 

Enlaces externos

  •   Datos: Q4616
  •   Multimedia: Marilyn Monroe
  •   Citas célebres: Marilyn Monroe