Laconismo

Summary

Laconismo es la forma de expresarse breve y concisamente, con las palabras justas y, a la vez, ingeniosamente. Esta palabra hace referencia a la forma de hablar y pensar de los habitantes de la región de Laconia, en la Antigua Grecia, donde estaba situada Esparta.[1]

Esto es especialmente útil por su eficacia (como en jerga militar), por razones filosóficas (para los minimalistas, como los estoicos), para desarmar discursos largos y demagógicos o por un especial esfuerzo educativo en este aspecto que es el verdadero origen de esta palabra.

Así, los lacónicos (←Laconĭcus(latín)Λακωνικός [lakonicos](griego antiguo) ‘espartano, lacedemonio’), durante la educación espartana que recibían, pedían a los jóvenes que hablaran poco.

Una de las anécdotas que da origen a este término se debe a que Filipo II de Macedonia lanzó a los laconios la siguiente advertencia: «Si invado Laconia, os arruinaré para siempre», a lo que los laconios contestaron escuetamente: «αἴκα» (que viene a significar un «si» condicional).[2][3]

Otro ejemplo es la expresión que, según Plutarco, Leónidas I pronunció ante la demanda del ejército aqueménida de que depusieran sus armas, Molon labe, cuyo significado es «Ven y tómalas».[4]

Otra famosa respuesta exponente del laconismo y ligada a las virtudes militares de los espartanos, fue la que dio Diéneces en la batalla de las Termópilas: cuando un aliado traquinio dijo que había tantos arqueros persas que con sus flechas bloquearían la luz del sol, él respondió que así lucharían a la sombra.[5][6]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. David Hernández de la Fuente y Oscar Martínez García (2006), Te phone lakonizon. Una nota sobre laconismos en Plutarco, pp. 11-12, Instituto de Estudios Clásicos «Lucio Anneo Séneca».
  2. Plutarco, Sobre la charlatanería 17 (en Moralia 511A)
  3. César Fornis, Laconismo frente a retórica. Aforismo y brevilocuencia en el lenguaje espartano, p.58 en Lógos y Arkhé, Discurso político y autoridad en la Grecia antigua. Buenos Aires: Mino y Dávila Editores (2012): 49-67.
  4. Plutarco, Máximas de espartanos 225c: Leónidas, hijo de Anaxándridas 11.
  5. Heródoto VII,226.
  6. César Fornis, Laconismo frente a retórica. Aforismo y brevilocuencia en el lenguaje espartano, p.57.
  •   Datos: Q577034