Instrumento de viento-madera

Summary

Los instrumentos de madera[1]​ (a veces llamados de viento madera posiblemente por influencia del inglés woodwind) son un tipo de aerófonos en los que la vibración del aire se genera en el propio instrumento y no con los labios del músico, como ocurre con los metales. La longitud del tubo determina la altura del sonido.

Óleo de Hendrick Jansz.

Aunque son denominados instrumentos de madera, en la actualidad algunos de ellos están fabricados en metal. Originalmente, los instrumentos de este grupo se construían en madera, pero hoy el nombre se aplica más al principio de funcionamiento que al material de fabricación. La flauta travesera evolucionó de la madera al metal como material, pero los saxofones se crearon ya directamente con este último material.

Casi todos tienen una serie de agujeros taladrados a lo largo del tubo, aunque algunos se cubren o destapan mediante una serie de mecanismos a los que se denominan llaves. Una excepción notable es la flauta de Pan, que en lugar de orificios tiene tubos de varias longitudes. Los instrumentos de madera presentan un amplio espectro de timbres, desde el sonido suave, melodioso y profundo del clarinete al brillante y estridente del flautín.

Hay dos formas de producir el sonido en los instrumentos de madera: soplar a través de un agujero, tal como se sopla a través de la boca de una botella, como ocurre con los instrumentos que se incluyen dentro de la familia de las flautas, o soplar a través de una caña en forma de lengüeta, como ocurre en los instrumentos que se incluyen dentro de la familia de los oboes, los clarinetes, los fagots y los saxofones. A estos últimos también se los llama instrumentos de caña.

CategorizaciónEditar

Los instrumentos de viento madera incluyen los grupos de instrumentos de filo o flautas (421) y chirimías (422) de la clasificación de Hornbostel-Sachs publicada en 1914. En general, los instrumentos de viento son soplados directamente por la boca del ejecutante y el tono viene dado por la longitud de la columna de aire que vibra en el instrumento (las frecuencias del sonido producido son las frecuencias naturales de esta columna de aire). En los típicos instrumentos de viento madera, la longitud de la columna de aire la ajusta el ejecutante abriendo y cerrando los orificios tonales, ya sea directamente con los dedos o mediante teclas .

En un sentido algo más amplio, los instrumentos de viento de madera también son aquellos que solo pueden producir un solo tono y, por lo tanto, no tienen agujeros de tono, por ejemplo los tubos de la flauta de pan, los silbatos y los instrumentos que no se soplan con la boca, como los tubos labiales del órgano.

En un sentido aún más amplio, los instrumentos se consideran instrumentos de viento de madera, en los que está presente una columna de aire pero el tono está determinado por la frecuencia natural de una lengüeta elástica. La columna de aire se puede ajustar para que resuene con la caña; esto afecta significativamente el volumen y el timbre, pero solo afecta ligeramente el tono. Dichos instrumentos siempre producen un solo tono y, por lo tanto, no tienen agujeros de tono. Este grupo incluye los tubos de zumbido de una gaita y los tubos de lengüeta de un órgano . Debido a la similitud en la estructura y, a veces, también en el sonido, estos instrumentos de lengüeta a menudo se confunden con instrumentos de lengüeta (como el clarinete, el oboe, etc.).

Gran parte del siguiente texto se refiere únicamente a los típicos instrumentos de viento de madera con agujeros tonales.

HistoriaEditar

Instrumentos de viento en el PleistocenoEditar

 
Uno de los instrumentos musicales más antiguos de la humanidad, flauta hecha con huesos de buitre leonado, Vogelherdhöhle (aprox. 40 000 años, Auriñaciense), Patrimonio Mundial de la UNESCO "Grutas y arte del periodo glacial en el Jura suabo", Museo de la Universidad de Tubinga.

Los instrumentos de viento más antiguos -y al mismo tiempo los instrumentos musicales más antiguos de todos- se fabricaban con huesos de animales, especialmente de aves, y con marfil de mamut. Uno de los instrumentos más antiguos descubiertos hasta ahora, una flauta hecha con el hueso del ala de un cisne cantor procedente de una cueva cercana a Blaubeuren, tiene una antigüedad estimada de más de 40.000 años.

Las flautas de hueso y marfil de mamut de la Edad de Piedra encontradas en el Swabian Alb se consideran los instrumentos musicales más antiguos que se conservan en el mundo. En el verano de 2008 se encontró en la cueva de Hohle Fels, cerca de Schelklingen, una flauta hecha con el hueso de un buitre leonado. En la cueva de Geißenklösterle se han descubierto flautas relativamente bien conservadas o reconstruidas con agujeros para los dedos. Los hallazgos demuestran que la gente ya hacía música en la Edad de Piedra, más concretamente en el Paleolítico Superior. Dos de las flautas de Geißenklösterle están hechas de una sola pieza con huesos de cisne. El tercero consiste en dos medios tubos unidos y tallados en marfil de mamut; estaba provisto de al menos tres orificios para los dedos, afinado aproximadamente en tercios (un cuarto puede haberse roto), y decorado con muescas en los lados.

Los fragmentos de otras dos flautas proceden de la cueva Vogelherdhöhle. Uno de ellos estaba hecho de huesos de ave, el otro es de marfil de mamut y se conserva en tres fragmentos no relacionados. También se descubrió una tercera flauta en la sobrecarga (minera) de Vogelherdhöhle. Consiste en un fragmento con dos agujeros para los dedos cortados y está hecho de hueso de grifo. Esta flauta, expuesta en el Museo de Culturas Antiguas de la Universidad de Tubinga en el Palacio de Hohentübingen, forma parte del Patrimonio Mundial de la UNESCO "Grutas y arte del periodo glacial en el Jura suabo".

Los instrumentos de viento en la época modernaEditar

Ya en el mundo antiguo, las fuentes y los hallazgos individuales atestiguan una amplia gama de instrumentos de viento de madera. En Europa, la primera oleada de desarrollo comenzó a finales del siglo XV. Los distintos instrumentos se construyeron en una gran variedad de tamaños, llevando al límite las técnicas de fabricación de la época. En general, se utilizaron los tamaños soprano, alto, tenor y bajo, basados en el cuarteto vocal. En particular, los instrumentos con lengüetas dobles como generadores de tono se desarrollaron en muchas versiones diferentes o se desarrollaron a partir de instrumentos medievales. Durante el Barroco, un gran número de instrumentos de viento de la época del Renacimiento volvieron a caer en el olvido. A principios del siglo XIX, se inició en Europa una segunda oleada de desarrollo, basada sobre todo en nuevas técnicas de fabricación para la construcción de complicados mecanismos de llaves. Desde la segunda mitad del siglo XX, se han reproducido y, en algunos casos, perfeccionado no sólo los instrumentos modernos, sino también los de la Edad Media y el Renacimiento.

Generación del sonidoEditar

FlautasEditar

Las flautas producen sonido por una corriente de aire dirigida directamente a través del borde de un agujero en un tubo cilíndrico.

  • En flautas abiertas o sin conducto, como la flauta travesera o la flauta de pan, el músico sopla a través de un borde afilado que divide la corriente de aire. Esta división actúa sobre el aire contenido en la flauta causando que vibre y produzca el sonido.
  • En las flautas cerradas o con conducto, como la flauta dulce, el músico sopla a través de un conducto que actúa como canal para llevar el aire a un borde afilado, que como en las flautas abiertas causa que el aire se divida para producir el sonido.

Instrumentos de cañaEditar

 
Erke, instrumento de viento de gran tamaño típico del norte de Argentina, muy similar a la Trompa de los Alpes.

Los instrumentos de caña producen sonido canalizando el aire a través del bisel, dos lengüetas (en el caso de los instrumentos de doble lengüeta) o de una lengüeta y la boquilla, que provoca vibraciones y produce sonido, que se transformará en las diferentes notas musicales en función de las llaves presionadas o de la posición de las cuerdas vocales.

Ejemplos:

ClasificaciónEditar

Los instrumentos de madera se pueden clasificar en 5 subgrupos que son:

Instrumentos de bisel, sin conductoEditar

 
Embocadura de una flauta travesera.

Tienen una embocadura formada por un agujero con el borde afilado, o bien el borde solamente, sin embocadura.

Ejemplos:

Instrumentos de bisel, con conductoEditar

 
Embocadura de una flauta de pico de tres orificios.

Tienen un bisel al que llega el aire conducido a través de un canal.

Ejemplos:

Instrumentos de lengüeta simpleEditar

 
Boquilla de un clarinete, con la caña unida por su abrazadera y un metal por dentro.

Esta embocadura está compuesta por una fina lámina elástica sujeta a la boquilla mediante una abrazadera. En algunos instrumentos étnicos puede ser un segmento cilíndrico de caña al que se le corta dicha lámina (sin llegar a desprenderla), sin necesidad de abrazadera.

Ejemplos:

  • Clarinete En todos sus tipos.
  • Saxofón
  • Gaita de caña y los bordones (notas pedal) de cualquier gaita.

Instrumentos de lengüeta dobleEditar

 
Dos cañas de fagot.

La embocadura está formada por dos finas lengüetas enganchadas a la boquilla, o sin boquilla.

Ejemplos:

Instrumentos de lengüetas libresEditar

 
Interior de una armónica, en el cual pueden apreciarse sus lengüetas vibrantes.

A este grupo pertenecen los instrumentos de viento cuyas lengüetas no baten contra una boquilla o entre sí, sino que vibran libremente.

Ejemplos:

Rangos de frecuencia de los instrumentos de maderaEditar

Do centralDo centralórgano (música)armónicaarmónicaacordeónarmoniooboecorno inglésfagotcontrafagotlengüeta doblexaphoonclarinete sopraninosaxofónclarinetesaxofón altosaxofónsaxofón barítonoclarinete bajosaxofónclarineteclarinetelengüeta simpleflauta dulceflauta dulceflauta dulceflauta dulceflauta dulceflautínflauta traveseraflauta traveseraflauta traveserainstrumentos de viento-madera

*Esta tabla comparativa muestra solamente las notas desde do0, aunque el clarinete subcontrabajo alcanza el Si♭-1 y algunos órganos alcanzan el do-1, (una octava por debajo del do0).

**El índice de las notas que se muestra en la tabla corresponde al sistema de notación internacional. Si se utiliza el sistema de notación franco-belga, el do central se indica do3.



ReferenciasEditar

  1. «madera» en el Diccionario de la RAE

BibliografíaEditar

  • Arthur H. Benade: Holzblasinstrumente. In: Die Physik der Musikinstrumente. ISBN 3-922508-49-9, S. 22 ff.
  • Günter Dullat: Holzblasinstrumentenbau. Moeck, Celle 1990, ISBN 3-87549-032-0.
  • Eugen Brixel: Schriftenreihe für Jungmusiker. Heft 1: Die Klarinette und das Saxophon. Musikverlag Stefan Reischel, Oberneunkirchen, Österreich, 1983.
  • Frank Peter Bär: Holzblasinstrumente im 16. und frühen 17. Jahrhundert. Familienbildung und Musiktheorie. Schneider, Tutzing 2001, ISBN 978-3-7952-1045-8.
  • Bettina Wackernagel: Holzblasinstrumente. Schneider, Tutzing 2005, ISBN 978-3-7952-1180-6.

Enlaces externosEditar


  •   Datos: Q181247
  •   Multimedia: Woodwind instruments