Identidad y Democracia

Summary

Identidad y Democracia (ID) es un grupo político de derecha[4][5][6]​ o de extrema derecha[14]​ en el Parlamento Europeo creado el 13 de junio de 2019 para la novena legislatura de la cámara.

Identidad y Democracia
Reversed logo ID Party.png
Presidente Bandera de Italia Marco Zanni
Líder Marine Le Pen
Matteo Salvini
Fundación 13 de junio de 2019
Precedido por Europa de las Naciones y de las Libertades
Ideología Euroescepticismo[1]
Populismo de derecha[2]
Nacionalismo[1]
Anti-inmigración[1]
Facciones :
Identitarismo[3]
Posición Derecha[4][5][6]​ a extrema derecha[7][8][9][10][11][12][13]
Partidos
creadores
Partido Identidad y Democracia
Parlamento Europeo
70/705
Sitio web www.idgroup.eu

HistoriaEditar

A principios de abril de 2019, mes y medio antes de que se celebraran las elecciones europeas de 2019, Matteo Salvini, líder de la Liga, organizó en Milán una conferencia a la que invitó a los partidos europeos de extrema derecha para formar una coalición de todos ellos denominada Alianza Europea de Pueblos y Naciones (previamente Salvini había intentado que acudieran a la reunión Viktor Orbán, líder del Fidesz, y Jaroslaw Kaczynski, del PiS, pero no logró convencerlos en las entrevistas que mantuvo con ellos en Budapest y en Varsovia, respectivamente). En el acto junto a Salvini intervinieron los dirigentes del Partido Popular Danés, el Partido de los Finlandeses y Alternativa para Alemania. El 18 de mayo, a solo una semana de las elecciones, Salvini montó otro encuentro también en Milán donde el líder de la Liga clamó contra la Europa de «los burócratas, los banqueros, los buenistas y las pateras». En esta ocasión también participaron Marine Le Pen, líder de la Agrupación Nacional francesa, y Geert Wilders, líder del Partido por la Libertad de los Países Bajos. Tras las elecciones la Alianza pasó a denominarse Identidad y Democracia.[15]

El 12 de junio de 2019 se anunció que Identidad y Democracia sería el sucesor del grupo Europa de las Naciones y de las Libertades (ENF) y que incluiría a la Liga Norte de Italia, la Agrupación Nacional de Francia y Alternativa para Alemania como partidos miembros, entre otros.[16]​ El eurodiputado de la Liga, Marco Zanni, fue anunciado como presidente del nuevo grupo.[17]​ Al día siguiente, 13 de junio, el grupo fue presentado en Bruselas por la líder de la Agrupación Nacional, Marine Le Pen, estando compuesto por 75 eurodiputados.[18][19]

Según el historiador italiano Steven Forti, el intento de Salvini de unificar a la ultraderecha europea se ha saldado con un «medio fracaso» pues ni los eurodiputados del PiS ni los del Fidesz se han integrado en el grupo de Identidad y Democracia, ni tampoco los de otros partidos de extrema derecha —como el español Vox, Hermanos de Italia, Demócratas de Suecia, Solución Griega, Nueva Alianza Flamenca o Forum por la Democracia holandés—, que han preferido unirse al Grupo de Conservadores y Reformistas Europeos (ECR) que encabeza el PiS. Sin embargo, la salida de Fidesz del grupo del Partido Popular Europeo (PPE) en marzo de 2021 le ha permitido a Salvini relanzar su propuesta, que de tener éxito convertiría a la ultraderecha en el segundo grupo del Parlamento Europeo, por detrás del PPE. «Lo que pasa es que la extrema derecha está muy dividida en Europa y, más allá de unos mínimos comunes denominadores, las divergencias a veces aparecen insalvables», apunta Forti.[20]

La politóloga española Beatriz Acha coincide con Forti en su valoración del fracaso parcial del proyecto de que ID incluyera a toda la ultraderecha europea y de la razón principal del mismo («la dificultad histórica de la ultraderecha para establecer alianzas internacionales con fuerzas afines»), aunque añade una segunda razón: «los recelos de estos partidos ante Europa: la pérdida de soberanía implícita en el proceso de construcción europea choca frontalmente con su defensa de la identidad/soberanía nacional».[21]

¿Proceso hacia la unificación con el Grupo de Conservadores y Reformistas Europeos?Editar

Declaración de la cumbre de Madrid (29 de enero de 2022)
La Comunidad Europea se forjó como un espacio de libre cooperación entre estados soberanos. Sin embargo, hay una amenaza creciente que trata de transformar la Unión en un mega Estado ideologizado; una corporación que desprecia la identidad y la soberanía nacional y, por tanto, la democracia, la pluralidad y los intereses de la ciudadanía de las naciones que conforman la Unión.

Esta deriva pone en peligro a la propia Unión al alejarse de los ideales europeos cristianos sobre los que se fundó. Hoy, algunos burócratas y algunos partidos creen, equivocadamente, que pueden promover agendas sin legitimidad democrática, que va en contra de las necesidades de los europeos y de la supervivencia de la propia civilización occidental.
Ante esta situación, nosotros, los participantes de la Cumbre, nos comprometemos a defender Europa de las amenazas exteriores e interiores. Haremos frente a las corrientes que propugnan una Unión Europea ajena a su historia y que, apartadas de la realidad, conducen al suicidio demográfico y a la transformación poblacional. Europa está en declive demográfico. Debemos apoyar políticas de apoyo a la familia.
Amamos Europa, porque amamos a nuestras naciones. Y defenderemos Europa, porque defendemos nuestras naciones. Por ello, no dejaremos de exigir una Unión volcada en los valores comunes europeos, en personas, en sus familias, en la protección de sus fronteras y en la libertad de disponer de energía, de industria y de un sector primario fuerte. Tenemos que recuperar la cultura del respeto mutuo entre los Estados miembro y con las instituciones de la UE, donde se salvaguarden las identidades constitucionales y no se las critique. Denunciamos los ataques motivados políticamente desde Bruselas contra Polonia y Hungría, los cuales demuestran un total desprecio a los principios básicos de la UE y violan el espíritu de los Tratados.

En definitiva, debemos cooperar y unir fuerzas para proteger a Europa de ideologías impuestas y de una deriva antidemocrática que la conducen a su perdición.

En julio de 2021, los partidos integrantes de ID, ECR y el Fidesz firmaron una declaración conjunta en la que afirmaban su «compromiso en defensa de una Europa respetuosa con la soberanía, la libertad y las tradiciones de los Estados miembros». La declaración serviría como «base para un trabajo común cultural y político, respetando el papel de los actuales grupos políticos». La primera cumbre de «las fuerzas patrióticas y conservadoras de Europa» tuvo lugar a principios de diciembre de 2021 en Varsovia bajo los auspicios del PiS, partido de ultraderecha gobernante en Polonia. Allí acordaron «la alineación de nuestros votos en temas comunes relativos a la protección de la soberanía de los Estados miembros».[22]

La siguiente cumbre tuvo lugar el 29 de enero de 2022 en Madrid y en la misma, como había sucedido en Varsovia, tampoco se llegó a alcanzar un acuerdo para crear un único grupo en el Parlamento Europeo, pero en el comunicado final se dio un paso adelante al afirmar el propósito de «crear una oficina de coordinación como una forma de una cooperación más fuerte entre las formaciones políticas presentes..., con el objetivo de aunar fuerzas y voto en el Parlamento Europeo». El primer ministro polaco Mateusz Morawiecki (del PiS) declaró: «Uno de los asuntos [que hemos tratado] fue acercarnos a un grupo más fuerte dentro del Parlamento Europeo, pero ahora lo importante es trabajar en los valores y el resto de movimientos ya vendrán después».[22]

En la cumbre de Madrid el posible acuerdo entre los partidos de la ultraderecha europea se vio dificultado por las diferentes posturas sobre la crisis ruso-ucraniana de 2021-2022, aunque al final el atlantista primer ministro polaco Morawiecki logró arrancar un acuerdo de mínimos que decía: «Las acciones militares de Rusia en la frontera oriental de Europa nos han conducido al borde de una guerra». Por su parte el prorruso primer ministro de Hungría Viktor Orbán (de Fidesz) se limitó a declarar a la prensa que pedía «desescalada y negociación» pero sin señalar a Rusia como responsable del aumento de la tensión internacional (se trata de «una cuestión militar muy complicada que nadie conoce exactamente», dijo), como sí había hecho Morawiecki («Tenemos un acuerdo en este asunto. Rusia está amenazando a Ucrania y por eso estamos discutiendo este asunto profundamente. Somos conscientes de los riesgos. La integridad de Ucrania debe ser respetada», dijo). En lo que sí estuvieron totalmente de acuerdo los partidos presentes fue en criticar a la Unión Europea por la «ineficacia» de su diplomacia, además de acusarla de querer convertirse en un «megaestado ideologizado», que «desprecia la identidad y la soberanía nacional», se aleja «de los ideales europeos cristianos sobre los que se fundó» y pone en riesgo «la supervivencia de la propia civilización occidental». En su lugar proponían que «cada nación debería tener una voz fuerte y solidaria para preservar la paz, la integridad territorial y la inviolabilidad de las fronteras de las naciones europeas» y «la primacía de las constituciones nacionales sobre el derecho de la Unión Europea». Además denunciaron «los ataques motivados políticamente desde Bruselas contra Polonia y Hungría, los cuales demuestran un total desprecio a los principios básicos de la UE y violan el espíritu de los Tratados».[22]

El anfitrión de la cumbre de Madrid, el líder de Vox Santiago Abascal (que evitó pronunciarse sobre la crisis ruso-ucraniana), declaró que «todos los políticos que nos reunimos en Madrid tenemos grandes coincidencias en el diagnóstico de los desafíos de Europa y voluntad de colaboración para construir una Unión Europea fuerte de naciones soberanas que colaboren libremente». Además Abascal hizo un llamamiento a «aprovechar la oportunidad» para «desenmascarar» el «pacto» «entre la extrema izquierda y la élite globalista». En la reunión de Madrid participaron además de Orbán y Morawiecki, Marine Le Pen (Francia), Marlene Svazek (Austria), Tom Van Grieken (Bélgica), Krasimir Karakachanov (Bulgaria), Martin Helme (Estonia), Valdemar Tomasevski (Lituania), Rob Roos (Países Bajos) o Aurelian Pavelescu (Rumanía). Matteo Salvini, líder de la Liga, y Giorgia Meloni, de Hermanos de Italia, no acudieron a Madrid a causa de la elección del presidente de la República de Italia que estaba teniendo lugar en Roma. Tampoco asistió ningún dirigente de Alternativa por Alemania.[22]

MiembrosEditar

País Partido Eurodiputados
  Austria Partido de la Libertad de Austria
3/19
  Bélgica Vlaams Belang
3/21
  República Checa Libertad y Democracia Directa[23]
2/21
  Dinamarca Partido Popular Danés
1/14
  Estonia Partido Popular Conservador
1/7
  Finlandia Partido de los Finlandeses
2/14
  Francia Agrupación Nacional
23/79
  Alemania Alternativa para Alemania
9/96
Independiente
1/96
  Italia Liga
29/76
  Holanda Partido por la Libertad
1/29

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. a b c «Nationalism in the EU has a new name: 'Identity and Democracy'». Euronews. 13 June 2019. 
  2. «Identity and Democracy Group: United on the Outside, Divided on the Inside? – Le portail de référence pour l'espace de liberté, sécurité et justice». 28 June 2019. 
  3. «Far-right Generation Identity leaders jailed for Alpine stunt». Al Jazeera. 30 August 2019. «The far-right grouping in the newly elected European Parliament has taken the name Identity and Democracy, in a sign of the growing influence of "identitarian" supremacist politics.» 
  4. a b «Greta Thunberg rains on EU climate law parade». Politico. 3 de mayo de 2020. 
  5. a b «The European Parliament after Brexit». Clifford Chance. 1 January 2020. p. 1. 
  6. a b «Germany's Altmaier encourages MEPs to be more realistic». Euractiv. 16 July 2020. 
  7. https://www.eu-logos.org/2019/06/28/identity-and-democracy-group-united-on-the-outside-divided-on-the-inside
  8. https://cpb-us-e1.wpmucdn.com/blogs.gwu.edu/dist/b/3076/files/2019/07/Dissecting-Identity-Democracy-the-EUs-new-far-right-super-group.pdf
  9. https://www.euronews.com/2019/06/13/new-far-right-alliance-in-european-parliament
  10. https://www.abc.es/internacional/abci-identidad-y-democracia-nuevo-grupo-reune-derecha-radical-eurocamara-201906131545_noticia.html
  11. Rankin, Jennifer (13 de junio de 2019). «MEPs create biggest far-right group in European parliament». The Guardian. 
  12. Fortuna, Gerardo (27 de junio de 2019). «New European Parliament starts solving its power-sharing puzzle». www.euractiv.com (en inglés británico). Consultado el 18 de julio de 2020. 
  13. Fortuna, Gerardo (14 de junio de 2019). «Far-right wants to be involved in next Parliament’s power-sharing». euractiv.com. 
  14. Forti, 2021, p. 131-134.
  15. Forti, 2021, p. 133-134.
  16. Weise, Zia (12 de junio de 2019). «Salvini alliance to be named Identity and Democracy». Politico. 
  17. Alfie Tobutt (13 de junio de 2019). «Marine Le Pen to unveil new far-right alliance in European Parliament». Euronews. 
  18. «France's Le Pen unveils new far-right European Parliament group». Reuters. 13 de junio de 2019. 
  19. Lorne Cook (13 de junio de 2019). «Europe’s populists rebrand but policies remain the same». Associated Press. 
  20. Forti, 2021, p. 135-139. "Históricamente... la extrema derecha ha estado siempre muy dividida... De hecho, jamás se consiguió montar una Internacional Fascista, por más que el régimen de Mussolini invirtiera dinero y esfuerzo en esta operación. Así que no debe extrañar la dificultad que la galaxia ultraderechista tiene en la actualidad para unificarse en Bruselas"
  21. Acha Ugarte, 2021, p. 54-55.
  22. a b c d «Abascal extiende la alfombra en Madrid a la extrema derecha europea». elDiario.es. 30 de enero de 2022. 
  23. «Extrema direita une forças para eleições europeias». Terra. 25 de abril de 2019. 

BibliografíaEditar

  •   Datos: Q64590677