Grava

Summary

En geología y en construcción, se denomina grava a los depósitos sedimentarios formados por clastos de tamaño comprendido entre 2 y 64 milímetros. Pueden ser producidas por el ser humano, en cuyo caso suele denominarse «piedra partida», o resultado de procesos naturales. En este caso, además, suele suceder que el desgaste natural producido por el movimiento en los lechos de ríos haya generado formas redondeadas, en cuyo caso se conoce como canto rodado. Existen también casos de gravas naturales que no son cantos rodados.[1]

Grava

Estos áridos son partículas granulares de material pétreo (es decir, piedras) de tamaño variable. Este material se origina por fragmentación de las distintas rocas de la corteza terrestre, ya sea en forma natural o artificial. En este último caso actúan los procesos de chancado o triturado utilizados en las respectivas plantas de áridos. El material que se procesa corresponde principalmente a rocas de caliza, granito, dolomita, basalto, arenisca, cuarzo y cuarcita.

Los conglomerados son las rocas sedimentarias formadas por la diagénesis de gravas (compactación, recristalización o cementación).[2]

OrigenEditar

La mayor parte de las gravas proceden de la desintegración de roca madre a medida que se meteoriza y erosiona. El cuarzo y la cuarcita son los componentes más comunes de las gravas. El cuarzo es un mineral común duro, químicamente inerte, y carece de planos de exfoliación por los que el mineral se pudiera dividir fácilmente. La cuarcita, por su parte, es una roca muy dura y compacta, que resiste mejor que otras la abrasión durante el transporte. La mayoría de las partículas de grava están formadas por fragmentos de roca (compuesta a su vez de agregados de granos minerales), ya que pocas rocas madre tienen granos minerales más gruesos que unos 8 milímetros (0,3 plg). Las excepciones son las venas y filones de cuarzo, las pegmatitas, las intrusiones profundas, las rocas metamórficas de alto grado o los basaltos. Los fragmentos de roca se redondean rápidamente al ser transportados por los ríos, a menudo a pocas decenas de kilómetros de sus afloramientos de origen.[3]

La grava se deposita en forma de capas o barras de grava en los canales de los arroyos;[4]​ en abanicos aluviales;[5]​ en entornos marinos cercanos a la costa, donde la grava es suministrada por los arroyos o la erosión a lo largo de la costa;[6][7][4]​ y en los deltas de los arroyos de corriente rápida.[8]​ La cuenca superior del Misisipi contiene extensas gravas de chert que se cree que tienen su origen a menos de 100 millas (160,9 km) de la periferia de la cuenca.[9]

Se ha sugerido que las megarrizaduras de grava formadas por el viento en Argentina tienen homólogos en el planeta Marte.[10]

GranulometríaEditar

Granulometría
Partícula Tamaño
Arcillas < 0,0039 mm
Limos 0,0039-0,0625 mm
Arenas 0,0625-2 mm
Gravas 2-64 mm
Cantos rodados 64-256 mm
Bloques >256 mm

Producción y usosEditar

 
Una carretera de grava en Finlandia.

La grava es una importante materia prima básica en la construcción, se usa como árido en la fabricación de hormigones. También, como lastre y revestimiento protector en cubiertas planas no transitables, y como filtrante en soleras y drenajes..[11]​ La arena no suele distinguirse de la grava en las estadísticas oficiales, pero la piedra triturada se trata como una categoría aparte. En 2020, la arena y la grava representaron en conjunto el 23% de toda la producción industrial de minerales en Estados Unidos, con un valor total de unos 12.600 millones de dólares. Se produjeron unos 960 millones de toneladas de arena y grava para la construcción. Esta cifra supera con creces la producción de arena y grava industrial (68 millones de toneladas), que es principalmente arena y no grava.[12]

Se calcula que casi la mitad de la arena y la grava para la construcción se utiliza como agregado para el hormigón. Otros usos importantes son en la construcción de carreteras, como base de carreteras o en asfalto; como relleno de construcción; y en innumerables usos menores.[11]

La grava está distribuida de forma amplia y abundante, sobre todo en forma de depósitos fluviales, llanuras de inundación de ríos y depósitos glaciares, por lo que las consideraciones medioambientales y la calidad dictan si las alternativas, como la piedra triturada, son más económicas. La piedra triturada ya está desplazando a la grava natural en el este de Estados Unidos, y la grava reciclada también es cada vez más importante.[12]

ObtenciónEditar

Como fuente de abastecimiento se pueden distinguir las siguientes situaciones:

  • Bancos de sedimentación: son los bancos construidos artificialmente para embancar el material fino-grueso que arrastran los ríos.
  • Cauce de río: corresponde a la extracción desde el lecho del río, en donde se encuentra material arrastrado por el escurrimiento de las aguas.
  • Pozos secos: zonas de antiguos rellenos aluviales en valles cercanos a ríos.
  • Canteras: es la explotación de los mantos rocosos o formaciones geológicas, donde los materiales se extraen usualmente desde cerros mediante lo que se denomina tronadura o voladura (rotura mediante explosivos).

ReferenciasEditar

  1. Dolley, Thomas P. (2021). "Sand and gravel (construction)". U.S. Geological Survey Mineral Commodies Summary: 141
  2. Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales. «conglomerado». Vocabulario Científico y Técnico. Acceso 14 de febrero de 2022.
  3. Prothero y Schwab, 2004, pp. 68-70.
  4. a b Prothero y Schwab, 2004, p. 74.
  5. Leeder, Mike (2011). Sedimentology and sedimentary basins : from turbulence to tectonics (2nd ed.). Chichester, West Sussex, UK: Wiley-Blackwell. p. 290. ISBN 9781405177832.
  6. Jennings, S.; Smyth, C. (Enero 1990). «Evolución holocena de la costa de grava de East Sussex». Proceedings of the Geologists' Association 101 (3): 213-224. doi:10.1016/S0016-7878(08)80006-5. 
  7. Bridgland, D. R.; Saville, A.; Sinclair, J. M. (Junio 1997). «Nuevas pruebas del origen de la grava de Buchan Ridge, Aberdeenshire». Scottish Journal of Geology 33 (1): 43-50. S2CID 129225730. 
  8. Cary, Allen S. (Enero 1951). «Origen y significado de la grava calada». Transactions of the American Society of Civil Engineers 116 (1): 1296-1308. doi:10.1061/TACEAT.0006486. 
  9. Potter, Paul Edwin (Enero 1955). «La petrología y el origen de la grava de Lafayette: Parte 1. Mineralogía y Petrología». The Journal of Geology 63 (1): 1-38. Bibcode:1955JG.....63....1P. S2CID 128550835. doi:10.1086/626223. 
  10. de Silva, S. L.; Spagnuolo, M. G.; Bridges, N. T.; Zimbelman, J. R. (1 de noviembre de 2013). «Gravel-mantled megaripples of the Argentinean Puna: A model for their origin and growth with implications for Mars». Geological Society of America Bulletin 125 (11-12): 1912-1929. Bibcode:2013GSAB..125.1912D. doi:10.1130/B30916.1. 
  11. a b Bolen, W.P. (2000). «Sand and gravel construction». US Geological Survey Minerals Yearbook. Consultado el 26 July 2021. 
  12. a b U.S. Geological Survey (2021). Mineral Commodity Summaries. pp. 141-143. doi:10.3133/mcs2021. 

Enlaces externosEditar

  •   Datos: Q133833
  •   Multimedia: Gravel