Expansionismo

Summary

El expansionismo es la tendencia que tienen ciertos Estados a extender su base territorial o influencia económica sobre otros países a menudo por medio de la agresión militar y, posiblemente, matando a muchos habitantes por medio de tortura ya sea esterilizándolos, mutilándolos, etc.[1]

El expansionismo fue una de las doctrinas fundamentales de la Alemania nazi, tendiente a formar un «espacio vital» para el pueblo alemán (Lebensraum).

A veces se utilizan el irredentismo, el revanchismo o la reunificación como una razón para legitimar el expansionismo, pero solo cuando el objetivo específico es reconquistar territorios que se han perdido o incluso tomar control sobre tierras ancestrales. Una simple disputa territorial, como una disputa fronteriza, no se suele considerar expansionismo. Pero en múltiples ocasiones se manejan estos términos con suma ambigüedad, llegando a ser sinónimos de colonialismo o imperialismo.[1]

Estados Unidos fue una nación caracterizada por esta tendencia durante el siglo XIX, [2]​llegando a su culmen con tres puntos claves: México (1848), Cuba y Puerto Rico (1898), Además de las circunstancias de cada guerra, lo fundamental fue lograr un único objetivo: la ocupación de espacios físicos obedeciendo a una sola motivación, la aplicación de la doctrina del "Destino Manifiesto".

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. a b Rodrigo Borja. «Expansionismo». Enciclopedia de la política. Archivado desde el original el 18 de marzo de 2015. Consultado el 28 de septiembre de 2014. 
  2. «DOS CENTENARIOS DEL EXPANSIONISMO NORTEAMERICANO: MÉXICO (1848), CUBA Y PUERTO RICO (1898)». 
  •   Datos: Q1031250