Disturbios Brooks Brothers

Summary

Los disturbios Brooks Brothers fue una asonada dentro de un centro de escrutinio electoral en el condado de Miami-Dade, Florida, el 22 de noviembre de 2000, durante un recuento de votos realizado durante las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2000, con el objetivo de cerrar el recuento.[1]​ Después de manifestaciones y actos de violencia, los funcionarios locales debieron terminar anticipadamente el recuento de votos.

Disturbios Brooks Brothers
Butterfly Ballot, Florida 2000 (large).jpg
Defectos en los «formularios de votación tipo mariposa» determinó que la Corte Suprema de Estados Unidos ordenara un recuento rápido de boletas electorales anuladas por errores de perforación, lo cual fue saboteado por personas enviadas a tales efectos por el Partido Republicano y por cubanoestadounidenses de derechas de la ciudad de Miami
Tipo Asonada contra proceso electoral en el marco de las Elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2000
País Estados Unidos
Duración 22 de noviembre de 2000
Objetivo(s) Impedir de forma violenta que funcionarios electorales recontaran votos en el condado de Miami-Dade

Muchos de los manifestantes eran realmente agentes republicanos a sueldo.[2]​ Según el periodista de investigación Greg Palast, autor de The Best Democracy Money Can Buy (en español: la mejor democracia que el dinero pueda comprar) de 2002, Roger Stone organizó esta manifestación y Matt Schlapp fue el líder en el lugar de la asonada.[3]​ El representante republicano de Nueva York, John E. Sweeney [4]​ dio la señal para iniciar la revuelta, gritándole a un funcionario electoral: «¡deténganse ya!».[5][6][7]

AntecedentesEditar

En las elecciones presidenciales estadounidenses de 2000 entre los candidatos George W. Bush y Al Gore, en el estado de Florida, George W. Bush lograba una ajustada mayoría en la noche de las elecciones de solo 1784 votos, un margen muy estrecho. Debido a la corta distancia por la carrera presidencial, y a irregularidades en la perforación de boletas electorales, la campaña de Gore abogó con éxito por un recuento de ciertas papeletas. El condado de Miami-Dade fue uno de los condados donde se debieron volver a contar las boletas.

El presidente del Partido Demócrata del Condado de Miami-Dade sospechó que miles de boletas en este condado podrían haberse visto afectadas por una falla en las máquinas de votación perforadoras de boletas electorales.[8]​ Y confiaba en que estas papeletas mal contadas, después de un recuento ayudarían al candidato Al Gore a obtener la mayoría en la Florida.

Los escrutadores oficiales del condado de Miami-Dade, con el fin de cumplir con la fecha límite ordenada por la Corte Suprema de Estados Unidos, decidieron limitar el recuento del condado a solo 10 750 boletas que el sistema informático no había podido computar, trasladaron el proceso de conteo a una sala más pequeña, más cerca del equipo de escaneo de boletas, para acelerar el proceso, alejado de los medios. Los funcionarios republicanos se opusieron a este cambio de ubicación e insistieron en que los escrutadores hicieran un recuento completo.

NombreEditar

El nombre «Brooks Brothers» surgió por el tipo de vestimenta elegante corporativa de los manifestantes; descritos por The Wall Street Journal como «abogados blancos de 50 años con teléfonos móviles y corbatas Hermès», diferenciándose claramente de simples ciudadanos preocupados por el recuento de votos.[9][10]​ Varios de los manifestantes fueron identificados como miembros del personal republicano del Congreso.[11][12]​ Al menos media docena de manifestantes fueron pagados por el comité de recuento de George W. Bush, y varios de ellos luego pasaron a trabajar directamente como funcionarios de la administración del presidente Bush . [13]

Los disturbiosEditar

Cientos de agentes republicanos pagados llegaron al sur de la Florida para protestar contra el recuento de votos en el estado.[12]​ La manifestación fue organizada por estos agentes contratados, denominados «Brigada Brooks Brothers«,[14]​ para oponerse por vías de hecho al recuento de votos de Florida. Los funcionarios electorales debieron, para agilizar el proceso y cumplir con la fecha límite, trasladar el proceso de conteo a una nueva sala, y los miembros de los medios de comunicación quedaron ubicados a una distancia de 7,5 metros.

Los republicanos se opusieron a este cambio de planes. John E. Sweeney de Nueva York, apodado «congresista patea traseros» por el presidente Bush por su trabajo en Florida,[15]​ puso en marcha el incidente diciéndole a un funcionario que «parar ya» el recuento:[9][10][16]​ «deténganlos». La manifestación se tornó violenta, y según The New York Times, «varias personas fueron pisoteadas, golpeadas o pateadas cuando los manifestantes intentaron abrir las puertas desde afuera de la oficina del supervisor de elecciones de Miami-Dade. Los ayudantes del alguacil restablecieron el orden». El asistente de Comité Nacional Demócrata Luis Rosero fue pateado y golpeado. Dentro de las dos horas posteriores al evento, la junta de escrutinio decidió por unanimidad cerrar el conteo, en parte debido a la percepción de que el proceso no fue abierto o justo, y en parte porque la fecha límite ordenada por la corte se había vuelto imposible de cumplir, debido a la interferencia de los amotinados.[17][18][19]

Sweeney defendió sus acciones argumentando que su objetivo no era detener el recuento manual, sino restaurar el proceso a la vista del público.[11]​ Algunos partidarios de Bush reconocieron que esperaban que terminara el recuento: «Estábamos tratando de detener el recuento; Bush ya había ganado», dijo Evilio Cepero, locutor de WAQI, una influyente emisora de radio en español dirigida a los cubanoestadounidenses de Miami. «Nosotros instamos a la gente a ir al centro electoral de recuento y apoyar y protestar contra esta injusticia». Un abogado republicano comentó: «La gente golpeaba las puertas, pues tenían el derecho absoluto de entrar».[17]​ La protesta interfirió con la labor de los observadores oficiales y obstaculizó el acceso de miembros de la prensa.[19][20]​ En una entrevista de radio en Albany el 28 de noviembre, Sweeney dijo: «Lo que esencialmente le dije a mi gente es: "Tienen que detenerlos". Y sí dije, "¡Tienen que parar!" o "¡deténganse ya!", francamente no lo recuerdo bien».

ParticipantesEditar

Una lista parcial:[13]

 
Roger Stone (2019)
  • Joel Kaplan, quien se convirtió en asesor de políticas en la administración Bush y más tarde en vicepresidente de políticas públicas de EE. UU. para Facebook.[21][22]
  • Roger Stone,[23]​ autodenominado «sicario republicano» [24]​ y exmiembro del Comité para la reelección del presidente Nixon.
  • Matt Schlapp, un exrepresentante a la cámara por el partido republicano por el estado de Kansas, quien se convirtió en director político de la Casa Blanca durante la administración Bush y director de la Unión Conservadora Estadounidense en 2014.
  • Garry Malphrus, quien se convirtió en subdirector del Consejo de Política Nacional de la Casa Blanca durante la administración Bush.
  • Rory Cooper, exmiembro del personal del Comité del Congreso Nacional Republicano
  • Tom Pyle, exempleado del representante republicacon por Texas, Tom DeLay.
  • Roger Morse, un exasistente de la Cámara que se convirtió en cabildero
  • Duane Gibson, un asistente de Don Young en el Comité de Recursos de la Cámara que trabajó para Ted Stevens, y luego se convirtió en un lobista asociado con Jack Abramoff.[25]
  • Chuck Royal, asistente legislativo del senador republicano por Carolina del Sur, Jim DeMint.
  • Layna McConkey Peltier, exasistente del Senado y la Cámara.[26]
  • Kevin Smith, exasistente republicano de la Cámara.
  • Steven Brophy, exasistente republicano de los senadores Fred Thompson, Bill Frist, y en 2003, la representante Marsha Blackburn, y más tarde se convirtió en vicepresidente de las tiendas de todo a 100 Dollar General.[27]
  • Jeff Bloemker, también e asistente del senador republicano de Tennessee Thompson.
  • Marjorie Strayer, asistente de la congresista republicana de Nuevo México, Heather Wilson.[12]

ReferenciasEditar

  1. Smith, Anthony T. (January 18, 2014). «10 worst dirty tricks in American politics». Consultado el 16 de septiembre de 2020. 
  2. Miller, Michael E. (15 de noviembre de 2018). «‘It’s insanity!’: How the ‘Brooks Brothers Riot’ killed the 2000 recount in Miami». 
  3. Greg Palast Talked Enron Corruption With BF Back in the Day, Buzzflash, February 2002. Retrieved July 16, 2020.
  4. "Sweeney and the Siege of Miami", Slate, Timothy Noah, November 28, 2000. Retrieved July 16, 2020.
  5. Maddow, Rachel (August 4, 2009). «Reviewing the history of fake conservative protests». MSNBC TV. 
  6. Gigot, Paul A. (November 24, 2000). «Miami Heat: A burgher rebellion in Dade County». 
  7. Dana Canedy, Dexter Filkins (November 23, 2000), "Counting the Vote: Miami-Dade County; A Wild Day in Miami, With an End to Recounting, and Democrats' Going to Court", The New York Times
  8. «‘It’s insanity!’: How the ‘Brooks Brothers Riot’ killed the 2000 recount in Miami». «The county’s Democratic Party chairman was worried that thousands of Miami-Dade ballots might have been affected by a voting machine glitch, potentially costing Gore the election.» 
  9. a b Maddow, Rachel (August 4, 2009). «Reviewing the history of fake conservative protests». MSNBC TV. 
  10. a b Gigot, Paul A. (November 24, 2000). «Miami Heat: A burgher rebellion in Dade County». 
  11. a b "Sweeney and the Siege of Miami", Slate, Timothy Noah, November 28, 2000. Retrieved July 16, 2020.
  12. a b c "Mob Scene in Miami", Time, November 26, 2000
  13. a b Kamen, Al (January 24, 2005). «Miami 'Riot' Squad: Where Are They Now?». 
  14. Pullizi, Henry J (August 4, 2009), "White House Brushes Off Health-Care Protests", The Wall Street Journal.
  15. Staba, David (August 22, 2006), "Race Profile: The 20th District in New York", The New York Times,
  16. Dana Canedy, Dexter Filkins (November 23, 2000), "Counting the Vote: Miami-Dade County; A Wild Day in Miami, With an End to Recounting, and Democrats' Going to Court", The New York Times
  17. a b Dexter Filkins and Dana Canedy. "Protest Influenced Miami-Dade's Decision to Stop Recount", The New York Times, November 24, 2008
  18. Joe Conason (December 3, 2000). "Right-Wingers Praise Antics of Bush Thugs" Archivado el 13 de octubre de 2008 en Wayback Machine. The New York Observer
  19. a b Parry, Robert August 5, 2002, Bush's Conspiracy to Riot, Consortiumnews.com,
  20. Clary, Mike (2 de diciembre de 2000). «Miami Mayor Denies Gore Urged Him to Publicly Support Recount». Los Angeles Times. Consultado el 15 de marzo de 2016. 
  21. Rood, Justin (April 19, 2006). «New WH Policy Chief Was "Brooks Brothers" Rioter». 
  22. Gold, Ashley (27 March 2019). «The People With Power on Facebook’s Policy and Communications Team». The Information. 
  23. Reinhard, Beth (17 de mayo de 2008). «Bush strategist shares insight on '00 recount». Miami Herald. 
  24. Sarlin, Benjamin (20 de noviembre de 2008). «A GOP Dirty Trickster Has Second Thoughts». The Daily Beast. 
  25. Manufactured Protesters Are Killing Democracy, Huffington Post, September 7, 2009. Retrieved January 4, 2018.
  26. Heard on the Hill: Still a Riot, 10 Years LaterUso incorrecto de la plantilla enlace roto (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial, la primera versión y la última)., Roll Call, Alison McSherry, November 15, 2010. Retrieved January 4, 2017.
  27. Steve Brophy honored by Tennessee National Guard, Williamson Herald, Mindy Tate, January 22, 2009. Retrieved January 4, 2017.

Enlaces externosEditar

  •   Datos: Q4974980