Colegiatura

Summary

La colegialidad o colegiatura es un principio de funcionamiento de las magistraturas romanas ordinarias -todas excepto la dictadura-, por el cual debían ser desempeñadas por un número par de magistrados de iguales poderes, y que siempre debían ser como mínimo dos. El término no aparece en el Diccionario de la Real Academia de la Lengua ni en el Diccionario Jurídico de Escriche. El término más cercano es el de colegislación, es decir la legislación compartida.

Este principio obligaba a los magistrados a actuar colegiadamente y de acuerdo, ya que uno podía vetar las decisiones del otro o de los otros. Así, existían dos censores,[1]​ dos cónsules,[2]​ de dos a catorce pretores,[3]​ dos ediles[3]​ curules, dos ediles, de dos a veinticuatro cuestores,[4]​ y de dos a ocho tribunos de la plebe.[5]

ReferenciasEditar

  1. «Diccionario de la lengua española : vigésima segunda edición. Madrid : Real Academia Española de la Lengua, 2001». Libro. Consultado el 25 de noviembre de 2021. 
  2. Real Academia Española de la Lengua (1 de enero de 2001). «Diccionario de la lengua española : vigésima segunda edición. Madrid : Real Academia Española de la Lengua, 2001». Libro. Consultado el 25 de noviembre de 2021. 
  3. a b Ramón., García-Pelayo y Gross, ((imp. 1985)). Pequeño Larousse ilustrado. Larousse. ISBN 2-03-450173-X. OCLC 919938123. Consultado el 25 de noviembre de 2021. 
  4. Real Academia Española. (1 de enero de 2001). «Diccionario de la lengua española : vigésima segunda edición. Madrid : Real Academia Española de la Lengua, 2001». Libro. 
  5. Real Academia Española. (1 de enero de 2001). «Diccionario de la lengua española : vigésima segunda edición. Madrid : Real Academia Española de la Lengua, 2001». Libro. Consultado el 25 de noviembre de 2021. 
  •   Datos: Q1751358