Los alimentos ecologicos no mejoran a los industriales

Miguel Herrero Calleja, doctor e investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ofreció ayer por la tarde una conferencia en Avilés organizada por La Serrana y la primera de un ciclo sobre alimentación que continuará el lunes día 18 con el también investigador Miguel Gueimonde. Herrero se encargó de desmontar falsos mitos de la alimentación.


- Los celiacos tienen que quitar el gluten de su alimentación. ¿Qué consecuencias tiene prescindir de él si no estás enfermo?


-Las dietas sin gluten para personas no celiacas no dan ningún beneficio porque el gluten es una proteína que un cuerpo sano digiere como cualquier otra. Una dieta sin gluten podría ayudar a adelgazar, por ejemplo, si se sustituye la ingesta de gluten por verdura, pero si se cambian las magdalenas con gluten por otras sin gluten sin ser celiaco puede ser hasta malo para la salud.


- ¿Cuáles son los beneficios de la leche sin lactosa, que cada vez se consume más?

-Tiene, como en el caso del gluten, mucho de moda: poca gente que dice que tiene alergia a la lactosa está diagnosticada por un médico.


- ¿Aceite de palma, sí o no?


-Es poco saludable pero no es tóxico o venenoso como se ha llegado a decir. El aceite de palma se puede comparar con la manteca de cerdo: no es tóxica, pero no conviene abusar de ella. Ahora, en muchos productos se ha cambiado el aceite de palma por otras grasas vegetales igual de poco saludables.


- A vueltas con los huevos: ¿uno a la semana, uno al día o a gusto del comensal?


-Es cierto que conforme se van descubriendo nuevas cosas las recomendaciones cambian, y es normal que el consumidor se sienta algo mareado. Hasta ahora se creía que el huevo tenía mucha más influencia en el colesterol de la que tiene, pero se ha visto que la genética tiene una influencia igual de importante. Es un cuestión de metabolismo, genética del metabolismo. Podría comerse tranquilamente uno al día.


- Los alimentos ecológicos son más caros que los industriales, ¿presentan alguna ventaja para el consumidor?


-No, desde el punto de vista científico no está demostrado que sean más saludables ni mejores para nada en relación a los normales, que en España están muy controlados. Es más importante conocer cómo se cultiva y cómo se distribuye un producto que si es ecológico o no.

Ha quedado claro que el uso de probióticos ayuda, algunos que podemos encontrar en farmacias: https://www.farmaciaonline24pm.com/284-probioticos

Por ejemplo: unos tomates que salen de la huerta murciana verdes para el mercado asturiano probablemente no son tan buenos para el consumidor como los que están más cerca de casa.


- Los zumos: ¿se pierden las vitaminas si se dejan reposar?


-No. Esto es más un invento para que los críos se beban el zumo rápido que otra cosa. Sí es cierto que en un zumo falta la pulpa de la fruta, que es una fuente importante de fibra. También se ingiere más azúcar que si se come una naranja por gajos.


- Ya que estamos con los zumos y el verano se aproximada, ¿qué opina de las llamadas dietas 'detox'?


-Es un invento absoluto, no tienen ni pies ni cabeza: el cuerpo ya tiene un hígado y dos riñones para eliminar cualquier toxina. Más aún, se está viendo que hay un componente que está en las verduras, el ácido oxálico, que puede favorecer la aparición de piedras en el riñón por el consumo de importantes cantidades de verduras en zumos o batidos.


- Estos mitos ya están extendidos, ¿cuáles predice para un futuro próximo?


-Se empezará a hablar muy pronto de la acrilamida, un compuesto que se genera durante el cocinado. La UE va a disponer ahora una regulación nueva para que las industrias minimicen la cantidad de acrilamida y creo que va a pesar como con el aceite de palma: todo el mundo se hará experto. Otro tema que surgirá será el de las aguas embotelladas: el agua es agua y no tiene propiedades especiales.


- Está en tierra de fabada. ¿Comerá un plato?


-¡Me encanta! El compango es peligroso, pero las legumbres tienen una composición nutricional bastante buena y no puedo hablar mal de las alubias.

No hay comentario correspondiente.