Claves para organizar una mudanza

Organizándose para una mudanza

Al momento de planificar una mudanza se suele hacer una primera evaluación de la cantidad de objetos que hemos acumulado y te preguntas ¿Cómo comenzar a organizarte para mudarte?

Mudarse no tiene que ser un dolor de cabeza. Aquí hay algunos consejos.

  • Crear una lista de inventario para la mudanza

El primer paso para organizarse es estudiar qué objetos mudarás exactamente. Toma una libreta y comienza a revisar tu casa, habitación por habitación, y observa exactamente qué artículos llevarás contigo. Es posible que te sorprendas de lo que encuentres, y puede que termines deseando deshacerse de algunas cosas en lugar de llevarlas contigo.

  • Separar objetos

Hay objetos básicos que querrás dejar de lado para que estén a mano mientras empacas. Estos objetos van desde artículos básicos como papel higiénico, un cepillo de dientes y una muda de ropa hasta artículos más específicos, como un conjunto básico de herramientas, utensilios de cocina o incluso un libro favorito.

  • Donar lo que ya no utilizas

Una vez que tenga una idea de los objetos que conservarás, es momento de deshacerte de lo que ya no usarás. Comienza regalando a amigos y familiares en el vecindario para ver si pueden usar cualquiera de sus artículos no deseados. Si vives en un complejo de apartamentos o condominios, considere ofrecerlos a otros vecinos.

Otra opción es donar a las tiendas de segunda mano y refugios para personas sin hogar aceptarán con gusto la ropa y los muebles, y las donaciones son una excelente forma de reciclar sus pertenencias en lugar de simplemente tirarlas. Además, todo lo que done se puede cancelar en el momento del impuesto.

  • Agrupar artículos similares

Después de deshacerte de las posesiones no deseadas, el siguiente paso es comenzar a empacar, comienza por agrupar elementos similares. Por ejemplo, no vas a empacar una figura de porcelana en la misma caja que tus sartenes de hierro fundido. Mantén todas las partes o pares de cosas juntas. Los ganchos de barra de cortina, pernos de espejo y otros elementos pequeños deben colocarse en bolsas de plástico y pegarse con cinta adhesiva o amarrarse firmemente al artículo al que pertenecen.

  • Agrupar paquetes con etiquetas

Tu  inventario deberá estar preparado con los artículos agrupados. Ahora viene la parte divertida: empacar. Puedes pensar que es más fácil simplemente tirar todo en una caja, pero lo correcto es hacerlo con orden.

  • Guarda los artículos pequeños, frágiles, envueltos individualmente por separado o unos pocos en cajas pequeñas, amortiguando con papel triturado o triturado. Coloque cajas pequeñas en una sola caja grande, llenando espacios con papel triturado. Evita sobrecargar las cajas pero procure un paquete firme que evite que los artículos se muevan. La cubierta debe cerrarse fácilmente sin fuerza, pero no debe doblarse hacia adentro.

¡Y no te olvides de etiquetar sobre la marcha!

No saber qué hay en cada casilla puede significar un desastre cuando desempaque. Incluso podría considerar codificar por colores sus cajas para cada habitación de su nueva casa (verde para la sala de estar, azul para la cocina, rojo para la habitación, etc.).

No hay comentario correspondiente.