Iralanavegación Iralabúsqueda LaSinologíaeselestudiodelmundochinoy,específicamente,suidioma(esdecir,sufamiliadelenguasyenespecialeldo..">

Sinología

Sinología

Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La Sinología es el estudio del mundo chino y, específicamente, su idioma (es decir, su familia de lenguas y en especial el dominio mayor de éstas, constituido por la subfamilia principal, la del chino mandarín, 官話), su literatura y su cultura.

La Sinología es un estudio que se desarrolla a partir de dos perspectivas: la ejercida desde dentro de la cultura china, tenga la proyección exterior que tuviere, y la ejercida desde otras culturas. En el segundo de los casos compete frecuentemente a los campos de la Literatura comparada y la Historia de las ideas. La denominación 'sinología' es, al igual que las restantes o de gran importancia del mismo ámbito asiático (Niponología, Coreanología, que originalmente dependen de aquella) de invención occidental. El componente sino- deriva del griego Σίνα, que significa China, y -logía a su vez de -λογία en su sentido de 'tratado, estudio, disciplina'.

La Sinología en China

Estatua en bronce del Maestro Confucio.

En Occidente se entiende en ocasiones por sinología la tradición confuciana o taoista y budista, sus escuelas y estudios de las obras canónicas, en particular las Analectas de Confucio. La idea en sentido amplio de cultura clásica, incluso humanística, tanto en su aspecto filológico como cívico, tendría su equivalente chino en el confucianismo.[1]​ Pero en la cultura china tradicional no existe propiamente el concepto de sinología. El término y el concepto llegan a través de Japón a finales del siglo XIX, cuando se crean las primeras universidades chinas. En una primera etapa se usa el término hanxue (chino tradicional:漢學, chino simplificado:汉学), un calco semántico del japonés kangaku (漢学), que significa literalmente “Estudios de los Han”, es decir, referidos a la etnia mayoritaria china.

A partir de la creación de la República China y, especialmente, tras el Movimiento 4 de Mayo (1919) fueron impulsados los estudios sobre literatura, historia y filosofía chinas, sobre todo mediante la creación en 1928 de la Academia Sinica en Pekín y su instituto de Historia y Filología. El término chino que se generalizó entonces y se usa hasta hoy es guoxue (chino tradicional:國學; chino simplificado: 国学), que literalmente significa “estudios nacionales”.

Entre las figuras más relevantes de la sinología moderna se encuentra Cai Yuanpei (1868-1940), sobre todo en el ámbito de la educación, que dirigió la Academia Sinica hasta su muerte. Otras figuras pioneras de la sinología china moderna fueron Liang Qichao (1873-1929), autor de Palabras humanas (人间词话) y Zhang Taiyan (1879-1936), que escribió una Introducción a los Estudios Chinos (国学概论). Por otra parte son de subrayar los historiadores Chen Yu (1890-1969) y Qian Mu (1895-1969). En el campo filosófico son sobresalientes las figuras de Hu Shi (1891-1962), entre cuyas obras es de notar Historia de la filosofía china (中国哲学史大纲); así como Qian Zhongshu (1910-1998).

En 1949 la Academia Sínica se traslada a Taiwan, mientras en la China Continental tuvo lugar la creación de la Academia de Ciencias, y desde 1977 la Academia de Ciencias Sociales. En 1992 se instituyen académicamente los “guoxie” (estudios nacionales) en la universidad de Pekín y, poco después, en las principales universidades chinas.

España y la Sinología en Occidente

En Occidente, el estudio de la China, data de los siglos XIII y XIV, época en que Marco Polo e Ibn Battuta difundieron su cultura.[2]​ Pero el estudio sistemático no comienza hasta el siglo XVI, con los misioneros cristianos, entre los que destacaron los dominicos Francisco Varo y Juan Cobo, y los jesuitas Diego de Pantoja y Matteo Ricci. Estos tempranos trabajos se concentraron en el estudio del idioma chino, con el fin, entre otras cosas, de facilitar la conversión. Otras obras intentaron hallar coincidencias entre el cristianismo y la cultura china, a fin de poder difundirlo.

Se puede entender que Asia y Europa son las dos grandes culturas matrices de la humanidad.[3]​ España, que en la época contemporánea no ha desempeñado, hasta tiempos recientes, función significativa alguna en los estudios asiáticos, sin embargo fue clave en la formación inicial, lo cual ha sido frecuentemente omitido. Una fecha capital para la Sinología occidental, según fue creada por los europeos, es decir por los religiosos españoles, se sitúa en torno a comienzos de la última década del siglo XVI, 1590-1593, momento de publicación por el sacerdote dominico, intelectual y diplomático, fray Juan Cobo de la traducción del primer libro chino a lengua occidental: Beng Sim Po Cam o Espejo Rico del Claro Corazón, publicado en Manila.[4]

Obras clásicas españolas

  • Rafael Santaella, El libro del famoso Marco Paulo, veneciano, de las cosas maravillosas que vido en las partes orientales; conviene a saber, en las Indias, Armenia, Arabia, Persia y Tartaria (Sevilla, 1502; Toledo, 1507).
  • Juan González de Mendoza, Historia de las cosas más notables, ritos y costumbres del gran reyno de la China, sabidas assí por los libros delos mesmos chinas, como por relación de religiosos y otras personas que an estado en el dicho reyno (1585).[5]
  • Juan Cobo, Libro chino intitulado Beng Sim Po Cam, que quiere decir Espejo rico del claro corazón (Manila, h. 1590)
  • Juan Cobo, Arte de la lengua china (1592?).
  • Francisco Varo, Arte de la lengua mandarina (Cantón, 1703).
  • Lorenzo Hervás, Catálogo de las lenguas de las naciones conocidas, (Cesena, 1778-1787; Madrid, 1800-1805; Edición facsímil en Madrid, Atlas, 1979, 5 vols.)

Bibliografía

  • Arbillaga, I., La literatura china traducida en España, Universidad de Alicante, 2003.
  • Borao, J. E., La ‘Escuela de traductores de Manila’. Traductores y traducciones en la frontera cultural del Mar de China (siglos XVI y XVII), Nueva edición, en Biblioteca humanismoeuropa.org [3]
  • Fisac, T. (ed.), Los intelectuales y el poder en China, Madrid, Trotta, 1997.
  • Ramírez Bellerín, Del carácter al contexto: teoría y práctica de la traducción del chino moderno, Bellaterra, Universidad Autónoma de Barcelona, 1999.
  • Sinología Hispánica, Revista publicada por la Universidad de León (2015-).
  • Standaert, N., Handbook of Christianity in China, Leiden, Brill, 2001.
  • Suárez, A-H., Lunyu. Reflexiones y enseñanzas de Confucio, Barcelona, Kairós, 1997.
  • Yule, H., Cathay and the Way Thither. Being a Collection of Medieval Notices of China, Londres, The Hakluyt Society, 1866, 2 vols.
  • Zurndorfer, H.T., China Bibliography. A Research Guide to Reference Works About China Past and Present, Leiden-Nueva York, 1995.

Véase también

Enlaces externos

Notas y referencias

  1. Cf. Jesús García Gabaldón y Ruojun Chen, "La idea de lo clásico en la cultura china: El canon confuciano", en P. Aullón de Haro y E. Crespo (eds.), La Idea de lo Clásico, Madrid, Instituto Juan Andrés-Fundación Pastor, 2017, pp. 49-60.
  2. Véase Terol Rojo, G., “The First Contact between the West and China. Sinology´s Origin”, en ‘’Sinología hispánica’’, Nº. 7 (2018), pp. 89-114.
  3. Cf. P. Aullón de Haro, Europa/Asia, España y la cuestión histórico-literaria y estética, Nueva edición, en Biblioteca humanismoeuropa.org [1]
  4. Libro chino intitulado Beng Sim Po Cam, que quiere decir Espejo rico del claro corazón o Riquezas y espejo con que se enriquezca y donde se mire el claro y límpido corazón. Traducido en lengua castellana por fray Juan Cobo, de la orden de Santo Domingo. Dirigido al príncipe Don Felipe nuestro Señor (Publicado en Manila). Hay varias ediciones modernas en español
  5. Véase el estudio de Diego Sola García, "Juan González de Mendoza y la Historia del Gran Reino de la China. La construcción del relato sinológico desde la Europa del Quinientos" [2]




Blogs relacionados

Cargando ...