Iralanavegación Iralabúsqueda NuevaPolíticaEconómica(NEP)Enruso:Новаяэкономическаяполитика(NóvayaEkonomícheskayaPolítika)PartedePolít..">

Nueva Política Económica

Nueva Política Económica

Ir a la navegación Ir a la búsqueda


Nueva Política Económica (NEP) En ruso: Новая экономическая политика (Nóvaya Ekonomícheskaya Polítika)
Parte de Políticas económicas del socialismo soviético
Fecha Desde el 21 de marzo de 1921 hasta 1928.
Lugar Principalmente en la República Socialista Federativa Soviética de Rusia y luego en la URSS
Causas La economía de la RSFSR estaba destruida, había un abandono de la agricultura principalmente y de la gran industria, debido a la Guerra Civil; declive del Comunismo de guerra; y necesidad de la pacificación del campesinado.
Métodos

Para promover el desarrollo agrícola, se cambió el modelo de requisas por el pago de un impuesto. Como los campesinos tenían un excedente de producción, podían comerciarlo.

Se les dio autonomía a muchas empresas. Se promovieron las empresas mixtas (semiprivadas) y la creación de trusts.
Resultado Reemplazo de la política por los planes quinquenales.
Consecuencias

Orientación de la economía hacia el Capitalismo de Estado. Recuperación de la economía agrícola. Pero surgió un grupo hegemónico(nepmen) compuesto de revendedores de los granos, burgueses, koulaks, entre otros.

A largo plazo, la Crisis de las tijeras y la Crisis del grano.
Figuras políticas
A favor de la NEP:

Lenin, el principal represente. Bujarin y la fracción kulaka.

Eventualmente, la Oposición de Derecha.
En contra de la NEP:

Principalmente, la Oposición de Izquierda.

Stalin.
En general, salvo Bujarin que siempre la apoyó, todos los líderes soviéticos mostraron apoyo o rechazo hacia la política económica en sus distintas fases.

La Nueva Política Económica (NEP) (en ruso, Новая экономическая политика, НЭП, Nóvaya Ekonomícheskaya Polítika) fue una política económica propuesta por Lenin, a la que denominó capitalismo de Estado. Fue oficialmente discutida en el curso del X Congreso del Partido Comunista de la Unión Soviética[1][2]​.

Al permitir el establecimiento de algunas empresas privadas, la NEP permitió que pequeñas empresas (ganaderas o tabacaleras, entre otras) volvieran a abrir para el beneficio privado, mientras que el Estado seguía controlando el comercio exterior, los bancos y las grandes industrias.[3]

Como primer acto, la NEP sustituyó la Prodrazvyorstka para instaurar la Prodnalog el 21 de marzo de 1921. El cambio consistía en reemplazar las requisiciones de productos alimenticios cambiándolas por un impuesto fijo en los productos alimenticios que se pagaba en especie. En esencia, el decreto exigía que los agricultores le cedieran al Estado una cantidad específica de materia prima agrícola[4]​. En lugar de recuperar todos los bienes producidos, el gobierno soviético tomó sólo un pequeño porcentaje de los mismos. Esto dejó a los campesinos con un superávit comercial que podría ser vendido en privado[5]​. Esto permitió a los campesinos arrendar y contratar trabajadores y además se les permitió mantener un excedente de producción después de pagar una determinada proporción de sus impuestos al gobierno.

Otros decretos perfeccionaron la política y la expandieron para incluir a otras industrias.

La NEP fue creada para revitalizar al país después de la guerra mundial, la revolución, la guerra civil y la hambruna. Esta fue una decisión impuesta por las circunstancias, un "repliegue estratégico" en la construcción del socialismo justificado por el atraso económico de Rusia. "[...] No somos lo suficientemente civilizados para pasar directamente al socialismo, a pesar de que las políticas tienen sus primeros frutos ", declaró Lenin.[6]​ Se refería al hecho de que Rusia seguía siendo una nación principalmente agraria, con una muy baja población urbana y una base industrial débil además de no poseer el criterio económico necesario para un socialismo completo.

La Nueva Política Económica fue reemplazada por el Primer Plan Quinquenal de Stalin en 1928.

Inicios

La NEP sustituyó a las políticas del comunismo de guerra. Mientras que algunos líderes bolcheviques se opusieron a ella, se la consideró necesaria debido a las circunstancias para permitir un comercio privado limitado en la forma de la NEP.

Era generalmente considerada como una medida provisoria y probó ser altamente impopular entre la oposición de izquierda dentro del Partido Bolchevique por ser un compromiso con algunos elementos capitalistas y por renunciar al control del Estado.[4]​ La oposición veía a la NEP como una traición a los principios comunistas y creían que tendría efectos económicos negativos a largo plazo por lo que deseaban una economía totalmente planificada.

Sin embargo, también fue apoyada por varios bolcheviques. Bujarin, inspirado en el modelo de farmer estadounidense, apoyó la NEP desde el principio hasta el final sin intermitencias, y lo seguiría la llamada fracción kulaka [7]​; la Oposición de Derecha, en general, mostraba apoyo en muchas ocasiones, pero a veces se veía interrumpido.

Después de la guerra civil, la economía soviética se enfrentaba a grandes problemas por dos frentes:

  • Agricultura: el gobierno provisional no producía más que dos tercios de lo que producía el reino zarista antes de la guerra. Los bolcheviques distribuyeron las tierras de los grandes propietarios, pero los nuevos poseedores no tenían ni los medios financieros ni los conocimientos técnicos. El campesinado estaba descontento levantándose en armas. Las tropas del ejército rojo se tropezaron con la resistencia y en ocasiones se inclinaban por la lucha de los rebeldes[1]​.
  • Industria: la producción no alcanzaba más del 13% de la anterior a la revolución. Las minas y el material ferroviario estaban devastados. En las ciudades todo escaseaba, haciendo que muchas personas huyeran al campo. A fines de 1921, la hambruna trajo consigo varias epidemias. La criminalidad crecía y las bandas de niños abandonados recorrían el país[1]​.

Los trusts que se formaron en los primeros dos años de la implementación de la política fueron insuficientes debido al bloqueo de las vías férreas por causa de la guerra civil. Para cuando el conflicto terminó, a penas servía el 25% de las vías férreas[8]​.

Políticas

Las leyes autorizaron la coexistencia de los sectores público y privado. La NEP estaba encaminada a un Estado de economía mixta.[9]

Después de comenzar a utilizar la NEP, el Estado, se alejó de los ideales comunistas y comenzó la modernización de la economía, pero esta vez, con una mentalidad más libre para hacer las cosas. La Unión Soviética dejó de defender la idea de nacionalizar determinadas partes de las industrias. Esperaba algunos tipos de inversiones extranjeras bajo la NEP, para financiar proyectos industriales y de desarrollo con divisas o requisitos de tecnología.[10]

El cambio hacia la modernización se basaba en una cuestión principal, la transformación de la Unión Soviética en una sociedad industrializada moderna, pero para ello tuvo que remodelar sus estructuras preexistentes, es decir, su sistema agrícola y la estructura de clases que la rodeaba.

La NEP fue principalmente una nueva política agrícola[11]​. Los bolcheviques veían la vida de la aldea tradicional como conservadora y atrasada. La vieja forma de vida aldeana era una reminiscencia de la Rusia zarista que teóricamente había sido expulsada con la Revolución de Octubre. Con la NEP, que trató de repudiar las "viejas costumbres". Se pusieron en marcha métodos que promovieron la búsqueda de los intereses propios de los campesinos. Sin embargo, el Estado sólo permitió la propiedad privada porque la idea de la agricultura colectivizada había reunido una gran oposición.[12]

Con las medidas, el Estado se quedó con la mayor parte de la industria, los transportes, el comercio exterior y la banca[1]​, lo que le serviría a Lenin para justificar la introducción de la NEP ya que la gran industria seguía siendo estatal. La Nueva Política también liberó restricciones comerciales y trató de recuperar alianzas con países extranjeros.

En marzo de 1922, una ley permitió crear sociedades mixtas con el 50% en manos de grupos extranjeros[1]​.

Estructura

La NEP introdujo en cierta forma la descentralización al fomentar tres tipos de organización dotadas de autonomía:

  • La industria de la Unión, administrada por el Consejo Superior de Economía Nacional (Vesenja).
  • La industria de las repúblicas, administrada por los Consejos equivalentes por cada república.
  • La industria local, administrada por los Consejos de Economía Nacional creados en las provincias y regiones de cada república[8]​.

El control estatal, en que el Vesenja dividía la economía por ramas industriales, fue atenuado. Las empresas con suficiente solidez para operar podían tener autonomía, pero siguiendo las directrices de la economía general[8]​.

Sin embargo, los sectores de la misma producción o de la misma rama se empezaron a agrupar en uniones similares a los trust, que en promedio juntaban a 10 empresas. Con el tiempo dejaron de llamarse soyuz (Союз, unión en ruso) para identificarse como simplemente trust[8]​.

Mas, si la empresa tenía menos de 20 empleados, no recibía estatus de empresa nacional[1]​.

Los artesanos sólo fueron autorizados a vender sus productos[1]​.

Resultados

Por el lado positivo, aumentó la producción de trigo y en el sector industrial. También se experimentaron progresos en el terreno financiero con la adopción de una moneda estable[1]​.

En 1927, se alcanzó el nivel máximo de producción, se duplicó la cosecha de trigo y la extracción de petróleo, se triplicó la de carbón y se multiplicó por siete la producción de acero. El hambre y el paro desaparecieron, aumentaron los salarios; y la concentración de técnicos extranjeros sirvió de base para la modernización de la industria. En correlación con la liberación de la economía, la vida cultural y artística se benefició de una relativa libertad[1]​.

Desde el punto de vista del régimen, los resultados fueron negativos. La libertad económica favoreció la creación de una clase de burgueses, comerciantes, traficantes e intermediarios conocidos como "nepmen". Los kulaks disponían de suficiente dinero para prestarlo con grandes intereses. Otro problema fue que la política iba enfocada al fortalecimiento del campo, mientras que desatendía la producción industrial. Lo anterior dió como resultado la crisis de las tijeras, una disparidad de precios en la que los productos agrícolas costaban cada vez menos y los productos industriales cada vez más, haciendo que los agricultores no pudieran adquirir bienes industriales[1]​. Particularmente, la NEP benefició a sectores específicos en detrimento de los trabajadores, a quienes representaba el Partido.

Los campesinos comenzaron a retener su sobreproducción especulando con un aumento de los precios de los mismos, o por el otro lado, se los vendía a los “hombres-NEP” (comerciantes en su mayoría) quienes posteriormente los vendían a precios superiores, a lo que los miembros del Partido Comunista se oponían por considerarlo una explotación de consumidores urbanos. Para combatir el alza de precios de los bienes de consumo, el Estado tomó medidas tendientes a reducir la inflación y promulgó reformas que afectaban a las prácticas internas de las fábricas. El gobierno también fijó precios para contrarrestar el efecto tijera.

La NEP fue exitosa en crear una recuperación económica luego de los efectos devastadores de la Primera Guerra Mundial y la Guerra Civil Rusa. Para el año 1928, la producción industrial y agrícola había sido restablecida a los niveles de 1913 (anterior a la Primera Guerra Mundial). Bajó el desempleo durante la aplicación de la NEP, pero aumentó la brecha entre las clases.[4]

Fin de la NEP

La política fue abandonada y reemplazada por los planes quinquenales de Iósif Stalin en 1928, debido a la crisis de aprovisionamiento de grano y a la necesidad de acumular rápidamente capital para desarrollar una industrialización similar a la de los países capitalistas occidentales. Stalin sostuvo que la crisis de los granos fue causada por los "nepmen", quienes revendían con importantes plusvalías en la ciudad el grano comprado a los campesinos.

La postura stalinista de forzar la colectivización agrícola para asegurar la provisión de granos fue duramente combatida por la oposición de derecha, principalmente por Rýkov y Bujarin. Ellos dos creían que el marco político y las políticas sociales básicas de la NEP debían permanecer inmutables, ya que representaban el verdadero enfoque leninista de la construcción del socialismo. Además, se oponían al ejercicio de la coerción sobre los campesinos y a las políticas destinadas a estimular una guerra de clases en el campo[13]​.

Cuando Stalin decidió embarcarse en la industrialización acelerada, con colectivización forzosa incluida, estaba mirando a Alemania y a la gran potencia capitalista del momento, Estados Unidos. Ser capaz de competir de forma efectiva con los países capitalistas más avanzados, así como preparar al país ante una hipotética agresión militar, terminaron por redefinir el equilibrio interno de clases. Hasta ese momento había primado el pacto con el campesinado aún a costa de adoptar un ritmo más lento en la construcción del socialismo[14]​.

Stalin, y sus seguidores, veían a la estatización de la economía como la verdadera dictadura del proletariado, la salida a la situación temporal. Él introdujo gradualmente una completa planificación económica central y renacionalización de toda la economía. Desde finales de la década de 1920 en adelante introdujo políticas orientadas a la rápida industrialización. El programa de colectivización de la agricultura llevado a cabo por Stalin fue la más notable y destructiva salida de la NEP.

Frecuentemente se argumenta que se podría haber conseguido la industrialización sin la colectivización mediante el gravamen impositivo progresivo a los campesinos, tal como ocurrió con los Meiji, en Japón, la Alemania de Otto von Bismarck y en la Corea del Sur y Taiwán de posguerra. También se argumentó que la industrialización soviética habría tardado más tiempo sin los programas acelerados de Stalin, dejando a la URSS atrasada con respecto a ciertos países occidentales como Alemania en cuanto a producción industrial y militar, comparado con la Alemania Nazi en la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, el atraso del sector agrícola ruso causado por Stalin es frecuentemente citado por los historiadores como una desventaja en la Segunda Guerra Mundial.

Véase también

Referencias

  1. a b c d e f g h i j Liarte Alcaine, María Rosa (11 de marzo de 2010). «De la NEP a la URSS». Revista de Claseshistoria. Consultado el 13 de junio de 2019. 
  2. Dronin, N. M.; Bellinger, E. G. (1 de enero de 2005). Climate Dependence and Food Problems in Russia, 1900-1990: The Interaction of Climate and Agricultural Policy and Their Effect on Food Problems (en inglés). Central European University Press. p. 74. ISBN 9789637326103. Consultado el 21 de junio de 2019. 
  3. Ellis, Elisabeth Gaynor; Anthony Esler (2007). «Revolution and Civil War in Russia». World History; The Modern Era. Boston: Pearson Prentice Hall. p. 483. ISBN 0-13-129973-5. 
  4. a b c Service, Robert (1997). A History of Twentieth-Century Russia. Cambridge, MA: Harvard University Press. pp. 124-5. ISBN 0-074-40348-7 |isbn= incorrecto (ayuda). 
  5. Sheila Fitzpatrick, The Russian Revolution. New York: Oxford University Press, 1984; pg. 95.
  6. Lénine, Mieux vaut moins mais mieux, 2 mars 1923
  7. Valenzuela Feijóo, José. (2006). De la NEP a la acumulación acelerada.. Red Aportes. p. 48. OCLC 950757787. Consultado el 8 de junio de 2019. 
  8. a b c d Rodríguez Fierro, Armanda. (1991). La revolución rusa y el desarrollo de la URSS, 1917-1939. Akal. ISBN 847600589X. OCLC 72614403. Consultado el 9 de junio de 2019. 
  9. V N. Bandera "New Economic Policy (NEP) as an Economic Policy." The Journal of Political Economy 71, no. 3 (1963):. http://www.jstor.org/stable/1828984 (accesado el 4 de marzo de 2009), 268.
  10. Fitzpatrick, The Russian Revolution, pg. 96.
  11. Vladimir P. Timoshenko, Agricultural Russia and the Wheat Problem. Stanford, CA: Food Research Institute, Stanford University, 1932; pg. 86.
  12. Sheldon L. Richman "War Communism to NEP: The Road from Serfdom." The Journal of Libertarian Studies V, no. 1 (1981): (accessed Mar 4, 2009), 93.
  13. Martocci, Federico (2013). «Mariano Vélez revisitado: una lectura socialista del agro pampeano en los años treinta». Revista de Historia Americana y Argentina. Consultado el 8 de junio de 2019. 
  14. Valdera Gil, Juan Miguel (abril-junio 2013). «Política económica y Estrategia en la Unión Soviética». La balsa de piedra. 


Blogs relacionados

Cargando ...