Iralanavegación Iralabúsqueda CombatedeGüepíPartedeGuerracolombo-peruana ColombiaEjércitoNacionalAviaciónMilitar">

Combate de Güepí

Combate de Güepí

Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Combate de Güepí
Parte de Guerra colombo-peruana

Tropas del Ejército de Colombia estacionadas en la orilla del río Putumayo alistándose para desembarcar en Güepí.
Fecha 26 de marzo de 1933
Lugar Güepí (Loreto, Perú)
Casus belli Conflicto limítrofe entre el Perú y Colombia
Resultado Victoria Colombiana[1]​.
Consecuencias Toma del Puerto de Güepí por parte del Ejército de Colombia[2]
Beligerantes
 Colombia  Perú
Comandantes
Teniente Coronel José Dolores Solano[3] Capitán José Víctor Tenorio, Comandante Guarnición Peruana; teniente Teodoro Garrido Lecca.[4]
Unidades militares
Ejército Nacional
Armada Nacional
Aviación Militar
Ejército del Perú
Cuerpo de Aviación
Fuerzas en combate
~1000 ~200
Bajas
16 muertos
13 heridos[5]​.
27 muertos
12 heridos[6]​.

El combate de Güepí fue uno de los episodios más importantes ocurridos durante la Guerra colombo-peruana (1932-1933),[7]​, con saldo a favor de los colombianos, en la cual ambas naciones se disputaban una amplia región que circundaba el río Putumayo.

Tras el combate de Tarapacá, el alto mando de Colombia veía importante cumplir dos objetivos específicos en el Putumayo: tomar Güepí en el alto Putumayo, y Puerto Arturo en el bajo. Se procedió ir primero por Güepí pues era una posición débil y porque su captura permitiría el dominio total del alto Putumayo asegurando el eje de comunicaciones hacía Puerto Asís, a la vez que se liberaba al Puerto Leguizamo de amenazas desde el occidente.[8]

Los hechos previos al combate comenzaron a las dos de la mañana del 26 de marzo de 1933, cuando los buques Cartagena y Santa Marta del Destacamento Putumayo de la fuerza naval colombiana desembarcaron en ambos flancos de Güepí a dos contingentes del ejército colombiano con el fin de rodear el fuerte donde se ubicaba el ejército peruano.[7]​ Hacia las 9 de la mañana del mismo día empezaron a atacar las escuadras colombianas de cazas y bombarderos de la fuerza aérea, apoyadas por los fuegos de artillería desde la Isla Chavaco y de los cañoneros Cartagena y Santa Marta, tal que para las 9:50 la compañía colombiana que avanzaba por el oriente ocupó el atrincheramiento Bolognesi, cuando el teniente peruano Sillau lo abandonó ante su caída inminente.[7][8]

Buque colombiano ARC Cartagena a orillas del pueblo sobre el río Güepí, estacionado por las tropas colombianas después del Combate de Güepí en el marco de la Guerra colombo-peruana (26 de marzo de 1933).

Mientras ocurría esto en tierra, en el agua el buque Cartagena avanzaba hacia la desembocadura del río Güepí batiendo con sus cañones el fuerte que defendía dicha posición. Hacia las 12 del día el Cartagena se lanzó hacia la rivera para desembarcar una oleada de soldados con el fin de tomar el nido principal de resistencia; aguas abajo, el Santa Marta cumplía una tarea similar.[8]

Las tropas peruanas resistieron durante todo el asalto, cediendo lentamente terreno, sin embargo al verse completamente flanqueadas y solamente como una única vía de abastecimientos la trocha hacia la localidad de Cabo Pantoja, se retiraron de forma desordenada abandonando heridos, armas, municiones y víveres;[8]​ simultáneamente las aeronaves peruanas se retiraron hacia Pantoja. Algunos pelotones colombianos intentaron seguir a los peruanos en retirada pero al caer la noche y al no conocer este territorio se canceló la persecución.

Al final del día, el saldo fue de 16 muertos y 13 heridos para el lado colombiano, en tanto para el lado peruano fueron 27 muertos, 12 heridos y 13 prisioneros, número que se incrementaría en los días siguientes a 6; así como la permanencia de las tropas colombianas en Güepí.[9]

El día 28 de marzo la fuerza aérea peruana condujo un ataque sobre Güepí, el cual no tuvo mayor incidencia. Hacia el occidente se localizó la lancha Sinchi Roca que trasportaba a los 19 prisioneros peruanos, y las fuerzas peruanas la atacaron forzándola a encallar en la orilla baja; tan solo pereció el timonel de la embarcación colombiana y liberaron a los peruanos. Tras ello siguió una serie de escaramuzas en el intento de los peruanos de recuperar Güepí. La principal de estas tuvo lugar el 10 de abril de 1933, cuando en un choque con las avanzadas colombianas mueren un sargento y dos soldados peruanos.[10]

cabe recordar que durante este combate se dio una valiente acción realizada por el soldado colombiano Juan Bautista Solarte Obando oriundo de la Unión (Nariño), al salvar la vida de al menos 100 militares colombianos que habrían caído ante una ametralladora peruana pero que Solarte evitó al interponer con su pecho el accionar de esta ametralladora, costándole la vida pero salvando a sus connacionales para alcanzar la victoria colombiana. por otro lado complementamos los datos biográficos del General José Dolores Solano, a quien nos referimos en la nota del 19 de enero, 2000, disponible en nuestro archivo.

José Dolores Solano nació en Popayán en abril de 1891. Hijo de David Solano y Concepción Rodríguez. Cursó estudios en el Colegio Mayor, hoy Universidad del Cauca, donde recibió menciones honoríficas por su inteligencia, conducta y aprovechamiento.

En 1911 hizo estudios militares en la Escuela Militar de Cadetes, y en 1912 obtuvo el grado de subteniente en la Escuela Militar del Ecuador, donde obtuvo la distinción de la medalla Abdón Calderón, niño héroe que rindió su vida en la batalla de Pichincha sellando la independencia americana.

Debido a sus importantes servicios prestados a la patria, el gobierno colombiano lo condecoró con la distinción Guarda del Libertador, en 1930. En 1932 el Perú quiso apoderarse del puerto fluvial de Leticia, Amazonas. Conocedor el gobierno del patriotismo y el valor de José Dolores, lo designó jefe de la flotilla del Alto Putumayo de la que hacían parte los cañoneros Santa María y Cartagena, donde lo sorprendió el ataque de los peruanos.

En unión con el coronel Roberto D. Rico, jefe militar y civil del Putumayo, Solano atacó la fuerza peruana de Güepí recibiendo una lluvia de metralla, arma que manejaba con maestría el sargento Lores. Con unos pocos soldados, Solano abandonó el Cartagena, tomó por una pequeña "cuesta", llegó hasta donde el sargento peruano al que tomó prisionero, quedando triunfante del pabellón nacional.

El General murió en Popayán en enero de 1961.

Véase también

Notas

Referencias

  1. Conflicto Amazónico; Villegas Editores
  2. Conflicto Amazónico; Villegas Editores
  3. Conflicto Amazonico 1932-1934; Villegas Editores
  4. Conflicto Amazonico 1932-1934; Villegas Editores
  5. Conflicto Amazónico; Villegas Editores; Villegas Editores
  6. Conflicto Amazónico; Villegas Editores
  7. a b c «Combate de Güepí». Biblioteca Luis Ángel Arango. Archivado desde el original el 29 de noviembre de 2014. Consultado el 23 de noviembre de 2014. 
  8. a b c d «El combate de Güepí y los cañoneros Cartagena y Santa Marta». Pañol de la Historia. Consultado el 23 de noviembre de 2014. 
  9. «El combate de Güepí». Consultado el 23 de noviembre de 2014. 
  10. Conflicto Amazonico 1932-1934; Villegas Editores


Blogs relacionados

Cargando ...