Iralanavegación Iralabúsqueda BatalladeNazartyAsartaPrimeraGuerraCarlista">

Batalla de Nazar y Asarta

Batalla de Nazar y Asarta

Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Batalla de Nazart y Asarta
Primera Guerra Carlista
Nazar y Asarta
Logroño
Estella
Pamplona
Campezo

Mapa de Navarra con la localización de la batalla de Nazar y Asarta
Fecha 29 de diciembre de 1833
Lugar Los Arcos
Coordenadas 42°38′35″N 2°15′56″O / 42.64305556, -2.26555556Coordenadas: 42°38′35″N 2°15′56″O / 42.64305556, -2.26555556
Resultado Victoria liberal
Cambios territoriales Nazar y Asarta
Beligerantes
Carlistas Liberales o cristinos
Comandantes
Zumalacárregui Manuel Lorenzo
Marcelino de Oraá
Fuerzas en combate
3000 infantería
200 caballería
3000 infantería
1 escuadrón de caballería
2 piezas de artillería
Bajas
50 muertos 300 muertos

La batalla de Nazar y Asarta fue uno de los combates de la Primera Guerra Carlista.

Antecedentes

La rebelión estalló después de la convocatoria de las Cortes el 20 de junio de 1833 cuando el pretendiente Carlos, refugiado en Portugal, se negó a jurar lealtad a María Cristina de Borbón-Dos Sicilias y el 1 de octubre, apoyado por Miguel I de Portugal reclamó su derecho al trono.

E la práctica la rebelión, que no tuvo el apoyo del ejército, empezó el día 2 en Talavera de la Reina cuando los voluntarios realistas locales proclamaron a Carlos rey de España iniciando una serie de insurrecciones de guerrilleros, exmilitares y voluntarios, asumiendo en muchos casos el control del gobierno municipal, en general con poco éxito, excepto en el País Vasco, Navarra y Logroño, pero sin llegar a controlar más que por poco tiempo las ciudades de estos territorios,[1] y la guerra empezó el 6 de octubre cuando el general Santos Ladrón de Cegama tomó Logroño, pasando en Navarra para unirse con los sublevados,[2] siendo capturado a la batalla de Los Arcos[3] y fusilado a los pocos días, siendo sustituido en el mando por Francisco Iturralde,[4] pero la presencia carlista quedó debilitada con la campaña del liberal Pedro Sarsfield[5] y la derrota de la columna carlista que intentaba tomar Santander en la batalla de Vargas.[1]

En Cataluña, la rebelión de Josep Galceran en Prats de Lluçanès el 5 de octubre fue sofocada por el capitán general Llauder. En Morella, Rafael Ramo de Vivo Pueyo proclamó rey a Carlos V el 13 de noviembre, pero fue capturado y ejecutado por los liberales después de la batalla de Calanda.[7]

Tomás de Zumalacárregui asumió el liderazgo de la dirección de los contingentes navarros el 15 de noviembre, y de las tres provincias vascas tres semanas después, reactivando la rebelión al norte, organizando el ejército carlí, uniendo los batallones de Álava y Navarra y a pesar de la carencia de munición, los hizo entrar en combate.[2]

Zumalacárregui, con 3000 hombres en 7 batallones, se dirigió a Asarta, en el valle de la Berrueza, donde esperó la llegada de las tropas de Manuel Lorenzo, a quienes se había unido el 26 de diciembre la columna de Marcelino de Oraá proveniente de Aragón.[9]

La batalla

Marcelino de Oraá atacó el 29 de diciembre en dos columnas sobre Nazar y provocó la retirada de la caballería carlista, unos 200 hombres, y de la infantería después de tres cargas a la bayoneta, mientras Manuel Lorenzo atacaba Asarta, donde estaba Tomás de Zumalacárregui, que aguantó el ataque,[10] pero cuando se quedaron sin munición ordenó la retirada.

Consecuencias

Los carlistas se retiraron a Campezo y los liberales a Pamplona. Tomás de Zumalacárregui, después de las victorias de Abárzuza y Alsasua cambió la táctica de guerrilla dispersa, por el control efectivo del medio rural y de las comunicaciones, especialmente de los pasos del Pirineo navarro.

Referencias

Bibliografía

  • Calbo y Rochina de Castro, Damaso; Cabrera y Griñó, Ramón. Historia de Cabrera y de la guerra civil en Aragon, Valencia y Murcia, 1843.
  • anónimo. Historia de la Guerra Civil en el norte y Cataluña. Sociedad tipográfica de Hortelano y Cía., 1846.


Blogs relacionados

Cargando ...