Historiador

Summary

Redirige a:

Un historiador es una persona que estudia y escribe sobre el pasado, y es considerado como una autoridad en él. Los historiadores se preocupan por la narrativa metódica continua y la investigación de eventos pasados en relación con la raza humana; así como el estudio de toda la historia en el tiempo.

Si el individuo se preocupa por los eventos que preceden a la historia escrita, el individuo es un historiador de la prehistoria. Algunos historiadores son reconocidos por publicaciones o capacitación y experiencia.

"Historiador" se convirtió en una ocupación profesional a fines del siglo XIX a medida que surgían universidades de investigación en Alemania y en otros lugares.

Dentro de las Ciencias Sociales, el Historiador se especializa en el pasado, teniendo por norte la investigación, estudio, análisis, interpretación y documentación de los diferentes hechos en la historia. Tal y como ocurre con otras disciplinas de esta categoría, los Historiadores cuentan con varias especialidades a las que pueden dedicarse; no obstante, por lo general, se enfocan en aspectos o períodos específicos. Estos profesionales están en la capacidad de analizar e investigar partiendo de una perspectiva determinada, ya sea política, artística o económica y se concentran en épocas determinadas, tales como la medieval, la clásica y precolombina.


Los Historiadores siguen un método de investigación que depende de los hechos y registros históricos dejados por sus antecesores. En virtud de ello, buscan evidencia sólida y fuentes confiables, interactuando, en ocasiones, con Arqueólogos para explicar el modo y la razón de lo ocurrido en el pasado, lo cual documentan en una narrativa cronológica y explican sus causas e influencia en la formación de los tiempos modernos.


La objetividad es uno de los rasgos fundamentales de un buen Historiador. Para un individuo común, es normal contar e interpretar la historia desde su propio punto de vista; no obstante, en el caso de los Historiadores, debe mantenerse la imparcialidad y referirse puntualmente a los hechos, absteniéndose de emitir sus propias opiniones.